Bonos CER de Argentina profundizan caídas ante temores de una reestructuración

Los títulos en pesos atados a la inflación cedieron nuevamente este viernes y por tercera rueda consecutiva

Foto: Tim Boyle/Bloomberg
Por Scott Squires y Ignacio Olivera Doll
10 de junio, 2022 | 04:35 PM

Bloomberg — La deuda argentina vinculada a la inflación extendió sus pérdidas el viernes ante la preocupación de los inversores de que la creciente carga resulte insostenible para el Gobierno.

Los bonos Boncer que vencen en marzo de 2023 retrocedieron 8,1 centavos por peso, mientras que los valores vinculados a la inflación con vencimiento el 20 de septiembre subieron 0,3 centavos por peso tras la caída histórica registrada el día anterior. Los movimientos se deben a la preocupación de los inversores de que el Gobierno tenga que reestructurar sus obligaciones a medida que la deuda vinculada a la inflación, que se estima representa casi el 80% de la deuda en pesos, se convierte en una carga cada vez mayor. Los economistas estiman que la inflación cerrará el año en un 70%.

VER +
Dólar blue cerró la semana con una suba de $2 y financieros se acercaron a los $230

En una entrevista televisiva a última hora del jueves, el ministro de Economía, Martín Guzmán, dijo que el Gobierno nunca dejará de pagar su deuda y criticó al Gobierno anterior por el “reperfilamiento” de los activos locales. El jueves, el banco central y el fondo Fondo de Garantía y Sustentabilidad de la ANSES compraron activos vinculados a la inflación para contener la venta masiva, según personas con conocimiento directo del asunto.

  
VER +
Revolución de los CEDEAR en Argentina: el volumen operado creció casi 320% desde 2020

La gran carga de deuda vinculada a la inflación ha hecho que las tasas de refinanciación caigan en las recientes subastas del Tesoro. A los inversores les preocupa que el Gobierno tenga que tomar medidas poco ortodoxas si tiene problemas para cumplir su objetivo de venta de deuda, según Javier Casabal, estratega de renta fija de la corredora local Adcap.

PUBLICIDAD

Esta caída está muy conectada con un riesgo de rollover de la deuda, pero durante este Gobierno”, dijo Casabal. “La última licitación ya había salido muy mal y el mercado empieza a temer que puedan aparecer medidas del Central obligando a los bancos a aumentar posiciones en la Deuda del Tesoro”.

Se espera que el Gobierno realice su próxima licitación local el 14 de junio.

TE PUEDE INTERESAR:

PUBLICIDAD

Inflación en EE.UU.: el fantasma de Paul Volcker se hace presente en los mercados

Paritarias 2022: alta inflación lleva a gremios argentinos a cerrar aumentos del 60%

Riesgo país argentino superó los 2.000 puntos por primera vez desde acuerdo con FMI