Economía

Inflación de Colombia alcanzaría nuevo récord en junio y no sería por alimentos

Sería la primera vez en un año que la inflación mensual del país tendría mayor peso por otro rubro que los alimentos. ¿Qué empezará a primar en el dato?

Inflación de Colombia alcanzaría nuevo récord en junio y no sería por alimentos.
10 de junio, 2022 | 03:00 am
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bogotá — En mayo de 2022 (9,07% anual) la inflación colombiana mostró un leve descenso frente al pico alcanzado en abril reciente (9,23%). Aunque un buen grupo de alimentos empezó a mostrar descensos en los precios y esto ayudó a que dicho rubro cediera su presión en la inflación, el indicador total aún no habría visto su pico más alto.

Para añadir un poco más de contexto vale mencionar que la inflación de mayo sí mostró un alivio, pero se mantiene en niveles históricos. El 9,07% de mayo no se veía desde agosto y octubre del 2000, mientras que el 9,23% de abril no se veía desde julio del mismo año.

PUBLICIDAD

Es decir Colombia sigue con la inflación más alta en 21 años, pero se aproximaría a tocar un nuevo récord, niveles no vistos desde hace 22 años.

Pronósticos del equipo económico de Corficolombiana dicen que en junio la inflación tendría una variación mensual de 0,57%, “con lo cual la inflación 12 meses se aceleraría a 9,74%, un nuevo máximo de 22 años”.

PUBLICIDAD

Pero a diferencia de meses pasados, la inflación no sería presionada mayoritariamente por los alimentos. “El proceso inflacionario sería impulsado por los servicios, de forma que la contribución de este grupo a la inflación mensual superaría la de alimentos por primera vez desde julio del año pasado”.

Los expertos de Corficolombiana añaden que los arriendos, la alimentación fuera del hogar y los servicios relacionados con el turismo serían los principales determinantes.

Aunque para el próximo viernes 17 de junio se espera el segundo día sin IVA de 2022, lo cual usualmente impacta a la baja la inflación de algunos bienes, los analistas expresan que pese a ello, anticipan “una variación mensual positiva como consecuencia de presiones en vehículos, productos de aseo del hogar y artículos de cuidado personal. Finalmente, anticipamos presiones persistentes, pero decrecientes, en el rubro de regulados”.

Además, en términos anuales se espera que la inflación de todos los componentes se mantenga al alza, excepto la de bienes en el marco del día sin IVA. “De esta forma, después del retroceso de mayo, la inflación anual retomará su senda ascendente”, dicen desde Corficolombiana.

PUBLICIDAD

¿Qué pasaría en los próximos meses?

En días pasados Camilo Durán, economista senior de Credicorp Capital, le explicó a Bloomberg Línea que después de la desaceleración del indicador durante mayo, es posible que se avecine una inflación mucho más alta, más cercana al 9,5% en junio y julio.

“En junio de 2021 tuvimos inflación de -0,05% mensual por el efecto del día sin IVA. Entonces, pasa el efecto inverso que ocurre en mayo, como la base de comparación es muy bajita, la inflación tiene que ser no tan positiva o fuerte en junio para que la total se vuelva a acelerar de manera importante”, añadió Durán.

PUBLICIDAD

Desde la visión de los expertos de Corficolombiana, hasta el momento, el choque en materia de insumos se mantiene vigente, “lo cual soporta nuestra expectativa de variaciones mensuales del IPC altas y similares a las del año pasado en los siguientes meses, cuando la disrupción se originó en las dificultades de aprovisionamiento por la pandemia”.

“Prevemos que el grupo de servicios continuará aumentando su aporte a la inflación local como consecuencia de la indexación y los costos crecientes, en un contexto de demanda robusta. Nuestro escenario base contempla una inflación anual que se mantiene relativamente estable en el segundo semestre y cierra el año en 9,8%, pero dado el alto nivel de incertidumbre, no descartamos que la inflación anual cierre el año en dos dígitos (escenario alcista)”, agregaron los analistas.

PUBLICIDAD