PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Brasil en español

Los problemas económicos de Brasil acercan a Lula a ganar las elecciones

Según una encuesta de Quaest, el ex mandatario obtendría el 47% de los votos, mientras que el actual contaría con el 29%

Luiz Inácio Lula da Silva Fotógrafo: Tuane Fernandes/Bloomberg
Por Andrew Rosati
12 de junio, 2022 | 06:55 pm
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — El aumento de la inflación está impulsando el liderazgo de Luiz Inácio Lula da Silva en las intenciones de voto de cara a las elecciones presidenciales de Brasil, ya que los votantes culpan ampliamente al mandatario actual, Jair Bolsonaro, por los problemas económico del país, según una nueva encuesta.

El ex presidente, quien estuvo al frente del país durante dos mandatos, obtendría el 47% de los votos en la primera vuelta de las elecciones de octubre, mientras que Bolsonaro obtendría el 29%, según mostró el miércoles un sondeo de la encuestadora Quaest. En mayo, los candidatos tenían el 46% y el 31% de los apoyos, respectivamente.

PUBLICIDAD
Pesimismo económico tiene a votantes optando por Lula. dfd

Si bien los movimientos están dentro del margen de error de la encuesta, siguen una tendencia captada por los principales encuestadores en las últimas semanas: Lula está creciendo a medida que los candidatos son cada vez menos y los brasileños están cada vez más enojados por el rumbo de la economía. La inflación, que se ubica sobre los dos dígitos, está minando el poder adquisitivo y un decepcionante crecimiento en el primer trimestre tiene a los economistas preocupados de que la nación pueda volver a caer en una recesión hacia fin de año.

Es una combinación negativa para las perspectivas de Bolsonaro, un excapitán del ejército que se presenta como el candidato proempresarial. Según Quaest, el 56% de los brasileños dice que la economía “influye mucho” en su decisión a la hora de votar, y el 62% dice que su salario rendía más con Lula.

PUBLICIDAD

“Por el lado de Bolsonaro, hay una percepción de desagrado. Del lado de Lula, un buen recuerdo”, dijo en un comunicado Felipe Nunes, titular de Quaest.

Lula dejó el cargo en 2010 como uno de los presidentes más populares de la historia del país, tras un repunte de las materias primas que produjo un rápido crecimiento económico y sacó a millones de personas de la pobreza.

Bolsonaro está llevando a cabo una serie de iniciativas para mitigar el dolor causado por la inflación y reducir el precio del combustible. Entre ellas se incluyen la concesión de subsidios y la limitación de los impuestos estatales sobre la gasolina, pero es poco probable que muchas de ellas puedan suponer un alivio a corto plazo.

En una segunda vuelta, Lula obtendría el 54% de los votos, mientras que Bolsonaro obtendría el 32%, según la encuesta.

Quaest entrevistó a 2.000 personas del 2 al 5 de junio en 123 ciudades de Brasil. La encuesta tiene un margen de error de más o menos 2 puntos porcentuales.

PUBLICIDAD