Guatemala

El contrabando de productos que ingresan a Guatemala desde Honduras subió un 30%

El Observatorio contra el Contrabando alerta del incremento desmedido de contrabando por la frontera con el vecino país.

tiene tres frentes, desde México, Belice y últimamente se ha incrementado desde Honduras, según datos del Observatorio Contra el Contrabando.
13 de junio, 2022 | 08:30 AM

Guatemala — Según datos del Observatorio contra el Contrabando (OCC) en agosto del 2020 detectaron un incremento sustancial del contrabando de maíz amarillo, harina y pasta de soya, que se comercializan principalmente en la región ganadera del oriente de Guatemala como Izabal, Zacapa, Jalapa, Chiquimula y Jutiapa.

Actualmente, el aumento en el trasiego ilícito desde Honduras subió un 30% de los productos descritos anteriormente, y son utilizados para producir alimento animal, donde se ha constatado que no existe producción de estos insumos.

En esa región se consumen aproximadamente 8 mil toneladas de maíz amarillo al mes; y se estima que, de manera ilícita, ingresan mensualmente unas 6 mil toneladas adicionales a lo que comúnmente ya se trasegaban de forma ilícita.

PUBLICIDAD

También, se ha observado que desde este país llegan otros productos, incluso existe un fuerte trasiego de ganado en pie con destino a México y algunas ganaderías nacionales.

Por lo anterior, autoridades del Observatorio contra el Contrabando (OCC) exigen a las autoridades que tomen accionen contra el creciente trasiego ilícito por la frontera con Honduras, porque está impactando fuertemente con el ingreso ilegal de maíz amarillo, derivados de pasta de soya, gallinas de descarte y huevos, entre otros productos.

Enrique Lacs, director ejecutivo de la Cámara Guatemalteca de Alimentos y Bebidas, CGAB y Coordinador a.i. del OCC, manifestó que las autoridades están desatendiendo esta frontera.

PUBLICIDAD

“Además del trasiego ilícito de productos de México, ahora tenemos otro frente, esta vez del lado de Honduras y Belice, dejando desprotegidos a empresarios guatemaltecos que sí cumplen con las regulaciones sanitarias y pago de impuestos”, expresó.

El contrabando de estos productos eleva el riesgo sanitario para la industria ganadera de la región pues no cumple con las medidas sanitarias y de inocuidad.

“Hemos obtenido reportes recientes que un ganadero perdió unas 100 reses debido a que los animales consumieron producto contaminado”, indicó una empresa productora de alimento que se ve afectada por el contrabando.

Impacto fiscal

En la parte económica, se calcula que, debido al contrabando de maíz amarillo, el fisco pierde más Q40 millones anualmente en concepto de pago de Impuesto al Valor Agregado (IVA).

A esto se debe sumar el pago de otros impuestos como aranceles por ser un producto que no se produce en Honduras y se estima que es procedente de Estados Unidos.

Los empresarios formales locales están en franca desventaja de precios frente a los contrabandistas quienes no cumplen con los requisitos sanitarios y tributarios.

PUBLICIDAD

“Pedimos a las autoridades que tomen cartas en el asunto. Es necesario hacer un trabajo de inteligencia en combinación con operativos en el área para frenar el contrabando de estos y otros productos en la región y que las empresas nacionales no sigan perdiendo ventas”, exigió Lacs.

Axel Romero, gerente de gestión de la Comisión de Defensa del Comercio Formal de Cámara de Industria (CODECOF), dijo, recientemente, que para contrarrestar este delito es preciso contar con mayores controles en todas las fronteras, mejores monitoreos de fiscalización en el mercado, realizar operativos recurrentes en puntos de venta y campañas de información para alertar a los consumidores y persuadir a los negocios a no comercializar estos productos.

Romero enfatizó que es importante hacer efectivas medidas hoy vigentes, tales como los cierres temporales de los puntos de venta que comercializan productos ilícitos a fin de evitar que estas estructuras sigan creciendo y lleguen a los consumidores.

PUBLICIDAD

Destruyen cigarrillos de contrabando

La CODECOF, en coordinación con el Ministerio Público (MP) y la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), llevaron a cabo la destrucción de 6.300 millones de cigarrillos de diferentes marcas, que forman parte de la mercancía incautada por ingresar de forma ilícita a Guatemala.

En Guatemala existen más de 23 marcas de contrabando, y se estima que cada día ingresan 1.2 millones de unidades de cigarrillos ilegales, a través de una red que falsifica marcas, evade impuestos y facilita un esquema de financiación al crimen organizado, lavado de activos y expone a los consumidores a productos sin control sanitario.

PUBLICIDAD

De acuerdo con el Departamento de Estado de Estados Unidos de América, el comercio ilícito de cigarrillos es considerado como una amenaza a la seguridad nacional ya que financia organizaciones criminales como las maras en los países de Centroamérica Norte y provee fondos al terrorismo transnacional.

Romero de la CODECOF, explicó que el comercio ilegal de cigarrillos implica una pérdida anual mayor a los Q350 millones y supone un peligro para la seguridad del país.

Además, pone en riesgo a los consumidores ya que se comercializan productos que no cumplen con las regulaciones que existen en este ámbito.

“Es importante recalcar que, para este año, a pesar de que los ingresos fiscales de la SAT vienen arriba de la meta establecida, las recaudaciones por impuesto al cigarrillo no estarían llegando a su objetivo”, resaltó ejecutivo.

PUBLICIDAD