Economía

La señal de recesión predilecta de Wall Street llegó: la inversión de las curvas

Los principales tramos de la curva de bonos del Tesoro de EE.UU. se han invertido desde el shock del último reporte de inflación en el país

El edificio de la Reserva Federal Marriner S. Eccles en Washington, D.C., Estados Unidos, el domingo 22 de mayo de 2022. Fotógrafo: Joshua Roberts/Bloomberg
Por Garfield Reynolds
14 de junio, 2022 | 07:12 AM
Tiempo de lectura: 1 minuto

Bloomberg — El intento de la Fed de contener la inflación más alta en décadas en Estados Unidos acabará en una recesión. Ese es el mensaje que está transmitiendo el mercado de bonos.

Los principales tramos de la curva de bonos del Tesoro se han invertido después de que el último reporte de inflación de EE.UU. llevara a los operadores a aumentar las apuestas sobre el ritmo de endurecimiento que llevará a cabo la Fed. El lunes, los rendimientos a dos años superaron las tasas a de los bonos a 10 años por primera vez desde abril, mientras que los rendimientos a cinco años se dispararon hasta 17 puntos básicos por encima de las tasas de aquellos a 30 años, en la mayor inversión en más de dos décadas.

La inversión de curva más profunda desde el año 2000 ilustra las preocupaciones por una recesióndfd

Los mercados están incorporando a los precios el creciente riesgo de que la Fed fracase en su intento de lograr un aterrizaje suave para la mayor economía del mundo a medida que se calienta la batalla contra la inflación. Los operadores de swaps ven más de un 70% de probabilidades de que los responsables de formular la política monetaria de EE.UU. lleven a cabo una subida de 75 puntos básicos esta semana -el mayor aumento desde 1994- y también se habla de un movimiento de un punto porcentual.

PUBLICIDAD

“La inversión de la curva estadounidense es una clara señal de que los participantes en el mercado ven un riesgo real de recesión”, dijo Andrew Ticehurst, estratega de tasas de Nomura Holdings Inc. en Sydney. Nomura ha estado pronosticando una tasa de interés terminal de los fondos de la Fed de entre el 3,75% y el 4%, y ahora “el mercado se ha inclinado hacia eso”, dijo.

Los bonos y las acciones se han desplomado este año a medida que los principales bancos centrales se mueven con fuerza para frenar las presiones de los costos impulsadas desde el lado de la oferta. El índice Bloomberg Global Aggregate de bonos ha caído un 15% desde enero, mientras que el índice MSCI All-Country World de acciones se desplomó un 20%, incluso teniendo en cuenta el pago de dividendos.

PUBLICIDAD