Economía

Conferencia en la cuna petrolera de Venezuela regresa con entusiasmo por el sector

Solo en Zulia, la producción podría aumentar a unos 500.000 barriles diarios desde los actuales 140.000 si hay suficiente capital fresco para reabrir 4.000 pozos

Photographer: Kimberly White/Bloomberg News
Por Fabiola Zerpa
16 de junio, 2022 | 04:42 PM

Un grupo de ejecutivos de empresas de energía se encuentran reunidos en una conferencia en la cuna de la región petrolera de Venezuela, en el estado Zulia, luego de siete años, en una señal del renovado entusiasmo por el golpeado sector.

Los responsables de más de una docena de empresas venezolanas de servicios petroleros y representantes de un puñado de empresas estadounidenses están congregados en la ciudad occidental de Maracaibo, en el estado de Zulia, donde se espera que la relajación de las sanciones impulse la inversión en el sector.

“Con la flexibilización de las sanciones se reabrirá el mercado para la entrada de empresas con capital extranjero en medio de lo que está pasando en el mundo”, dijo Gerard Engler, presidente de Ven Line, una empresa de servicios petroleros de 53 años de antigüedad en Zulia, donde se perforó el primer pozo de petróleo hace más de un siglo.

PUBLICIDAD

Solo en Zulia, la producción podría aumentar a unos 500.000 barriles diarios desde los actuales 140.000 si hay suficiente capital fresco para reabrir 4.000 pozos que han sido tapados temporalmente en los últimos años, según César Parra, presidente del capítulo Zulia de la Cámara Petrolera de Venezuela, que organiza la conferencia.

En total, el país está produciendo alrededor de 711.000 barriles diarios, según cifras de la OPEP, muy por debajo del objetivo del presidente Nicolás Maduro de dos millones, pero casi el doble de lo que bombeó durante el peor momento de su colapso en 2020.

Funcionarios estadounidenses han dicho que están dispuestos a levantar algunas sanciones a cambio de concesiones políticas del Gobierno de Maduro, incluidas garantías de elecciones libres, pero las negociaciones se han estancado.

PUBLICIDAD

La conferencia de Maracaibo, que fue un evento de primera línea durante los días de auge de Venezuela, solía atraer a ejecutivos de algunas de las principales compañías petroleras del mundo, que hacían negocios mientras bebían una copa y competían en un torneo de golf que una vez fue patrocinado por Chevron Corp. La edición de este año carece de la fastuosidad de años anteriores, con la ausencia de antiguos asiduos como Exxon Mobil Corp. y Schlumberger Ltd.

El presidente de la estatal Petróleos de Venezuela SA, Asdrúbal Chávez, que debía participar en la inauguración el miércoles, no asistió, mientras que algunos ejecutivos de nivel medio de la empresa mantuvieron un perfil bajo.

Aun así, el evento, que concluye el 17 de junio, atrajo a varios recién llegados, así como a políticos locales, banqueros, ingenieros y representantes de empresas de ingeniería, telecomunicaciones y construcción.

PUBLICIDAD