Negocios

Empresas en México importan el nivel más bajo de combustibles desde la pandemia

El volumen de importaciones privadas en México se mantiene, aunque en su comparación anual se desploma

Un tanque de almacenamiento de combustible en Berlín, Alemania.
20 de junio, 2022 | 04:00 AM

Ciudad de México — Las empresas privadas en México registraron el nivel más bajo de importación de combustibles durante abril, de acuerdo con las cifras más recientes de la Secretaría de Energía (Sener).

El sector privado introdujo al país 274.000 barriles diarios de petrolíferos, el nivel más bajo desde mayo de 2020, cuando la población mexicana sufrió un confinamiento para evitar contagios de Covid-19 y que golpeó de forma severa a la economía.

En su comparación anual, la importación privada de combustibles, que contempla gasolina, diésel, turbosina, Gas LP, turbosina y naftas, se desplomó 34%, y 20% en su medición mensual.

PUBLICIDAD

La importación privada de gasolina se encuentra en la barrera psicológica de 100.000 barriles diarios, un nivel no visto desde mayo de 2020, el cual representa una caída de 30% anual y 25% comparada con marzo de 2022.

El Gobierno de México intenta producir toda la gasolina, diésel y turbosina que demanda el país, pero su empresa estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) aún importa 661.500 barriles diarios de combustible o 70% del total de las compras en el extranjero.

La invasión militar de Rusia a Ucrania y la crisis de inflación que azota al mundo han disparado los precios internacionales del petróleo crudo y sus productos refinados, mientras los países implementan múltiples subsidios y ayudas para aminorar el impacto a sus habitantes.

PUBLICIDAD

En el caso de México, el presidente Andrés Manuel López Obrador y el equipo encargado de las finanzas públicas han establecido estímulos fiscales y subsidios para amortiguar la escalada de precios y validar su promesa de mantener el precio de la gasolina y diésel al nivel de la inflación, el cual hoy se ubica en 7,6%.

Pero el mecanismo no es del todo claro para que las compañías importadoras puedan aplicarlo.

Al mismo tiempo, la dependencia que encabeza Rocío Nahle ha endurecido las importaciones privadas y reducido la entrega de permisos a un mínimo histórico desde que se abrió el mercado de combustibles a la iniciativa privada con la reforma energética del expresidente Enrique Peña Nieto.

México tiene como objetivo refinar 1,5 millones de barriles diarios de petróleo y acabar con las importaciones de combustibles en 2023, aunque el Gobierno ha dicho que está analizando mantener las exportaciones de crudo para beneficiarse de los altos precios del petróleo.

Esta historia fue actualizada a las 22:00 horas con una precisión en el título.

Te puede interesar:

PUBLICIDAD