PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Guatemala

Galletas, snacks y cerveza, las opciones para diversificar el ramón guatemalteco

Del llamado “árbol de la vida” nace esta semilla que se cultiva de manera sostenible en el norte del país y la Asociación de Comunidades Forestales de Petén busca añadir valor agregado y abrir nuevos mercados.

Proceso de secado para poder continuar con su transformación. En su mayoría son las mujeres quienes se encargan de la recolección.
23 de junio, 2022 | 07:00 am
Tiempo de lectura: 5 minutos

Guatemala — En el departamento de Petén, el árbol de ramón es una de las tres especies que reporta mayor abundancia y distribución; y se aprovecha sosteniblemente de los bosques naturales de la Reserva de la Biosfera Maya (RBM) por comunidades que tienen derechos para hacer uso de los recursos.

Previo a profundizar en el manejo de este producto es clave conocer sobre las propiedades nutritivas de las semillas que surgen del llamado árbol de la vida por su alto contenido de minerales (calcio y hierro), fibra dietética, proteínas, varias vitaminas, ácido fólico y no tienen gluten, estos son algunos de sus beneficios, que también pasan por los curativos.

PUBLICIDAD

Otro dato importante es que la semilla de ramón (Brosimum alicastrum) de la familia moraceae o también conocida como Ojite, Masica, Ojoche, Mojú, Ujuxte, Xoxte o Iximché se produce de forma natural en Mesoamerica; y en Guatemala crece en los bosques húmedos del país.

La semilla ancestral se encuentra en más de 160.000 hectáreas y tiene un potencial de crecimiento, que podría alcanzar las 200.000 hectáreas.

PUBLICIDAD

En temas de productividad, al año se producen 1.304 quintales de ramón seco, equivalentes a Q1.4 millones unos US$500 mil, aproximadamente.

Vista área de las comunidades que cultivan la semilla de ramón de manera sostenible en los bosques húmedos de Petén.dfd

Fenológicamente son dos cosechas al año, la primera en marzo-mayo y segunda de agosto-octubre, sin embargo, en los últimos años las comunidades se han ido adaptando para hacer un manejo más sostenible (teniendo producción una vez al año).

La semilla de ramón ya recolectada se seca y se procesa en forma de harina, que se puede utilizar para la producción de galletas, tortillas, bebidas frías y calientes, así como en cualquier receta, en lugar de otras harinas, cereales, tés, entre otros.

En época de cosecha una persona puede ganar hasta un promedio de Q200 unos US$26 en un día por recolectar la semilla de ramón, el doble del salario mínimo agrícola diario en Guatemala (Q94.44).

PUBLICIDAD

Manejo forestal y sostenible

Durante más de dos décadas la Asociación de Comunidades Forestales de Petén (ACOFOP) ha trabajado por desarrollar un modelo de manejo forestal sostenible e integral y como parte de esto se han dedicado a la comercialización de productos no-maderables del bosque, como la palma de xate, la miel, el chicle y la semilla de ramón.

En el caso del ramón, se ha convertido en una alternativa productiva sostenible. Además, los productos derivados son elaborados principalmente por mujeres forestales de las comunidades socias de ACOFOP.

PUBLICIDAD

El proceso de recolección, transformación y comercialización es posible gracias a la participación fundamental de la mujer forestal.

“Estas actividades no solo permiten garantizar la conservación de los bosques, la biodiversidad, sino que les brindan a las comunidades herramientas necesarias para generar nuevas fuentes de ingresos, mejorar su calidad de vida y contribuir al desarrollo local y nacional”, refirió Jorge Soza, comunitario del lugar en una entrevista con Bloomberg Línea.

PUBLICIDAD

Actualmente, nueve organizaciones comunitarias socias de ACOFOP cuentan con planes de manejo que abarcan 120.780 hectáreas de bosque dentro de la RBM, para el aprovechamiento sostenible de la semilla de ramón.

Dentro de esas organizaciones más de 500 personas participan en la recolección o procesamiento de la semilla y son beneficiadas directamente.

PUBLICIDAD
Madera que se utiliza para secar las semillas ya recolectadas.dfd

Valor agregado y diversificación

Los planes de manejo regulan que solo el 80% del total de semillas pueden ser recolectadas, el resto se deja para los animales silvestres y para la regeneración natural.

La certificación orgánica es otra medida que asegura el manejo sostenible del producto, luego, a través de infraestructura y maquinaria industrial permite secar la semilla verde y es así como se le da valor agregado al producto.

PUBLICIDAD

Tulio Javier Madrid Cruz, gerente de Productos No Maderables de ACOFOP, compartió con Bloomberg Línea los esfuerzos que están haciendo por elevar el nivel y calidad de los productos que se pueden elaborar a base de la semilla de ramón y poder así abrir más mercados.

Actualmente, parte del producto se coloca en tiendas especializadas en el país y únicamente se exporta hacia Estados Unidos, pero a través de intermediarios y Japón.

Durante el 2021 lograron vender al exterior 700 quintales de semilla de ramón seca y representó unos Q800 mil en ingresos (unos US$105 mil).

Uno de los nuevos productos que están desarrollando es la galleta nutritiva de ramón con el objetivo de empezar a abrir el mercado local a través del Ministerio de Educación, de llegar a aprobarse, por ser un alimento saludable para los niños.

Uno de los productos de valor agregado que buscan introducir en el mercado local.dfd

Además, hay una empresa en Houston, Texas en Estados Unidos que está interesada en evaluar una alternativa nutritiva para las madres. “Nos pidieron hacer unas mezclas de cacao y semilla de ramón para evaluar su potencial y poder convertirse en uno de sus productos”, dijo Madrid.

Conforme se vayan logrando nuevos contratos, también, requiere una mayor disponibilidad de oferta y uno de los trabajos es lograr que las comunidades puedan sumarse a estas nuevas opciones.

Por otro lado, en uno de los laboratorios sobre alimentos de la Universidad de Minnesota, EE.UU. están haciendo estudios sobre qué otros productos se pueden elaborar con el ramón, porque su producción es finita, y es necesario determinar la forma de conservarla por más tiempo.

“Hay una forma de secar la semilla con un proceso en frío, que es contrario a como lo hacemos con el calor, porque permite ablandar su estructura, por lo tanto, al agregarle un poco de sal, la convierte en una semilla tipo botana o snack”, explicó Madrid.

También, están analizando el tema de la cerveza artesanal con ramón. Esto representa una serie de opciones que están desarrollando con el propósito de tomar la decisión de la ruta a seguir o bien priorizar alguno de los productos mencionados.

La meta de ACOFOP es poder participar más en ferias internacionales con el objetivo de obtener información de primera mano de clientes potenciales, conocer qué producto les interesa más y apostar por alguno de ellos.

Apoyo local e internacional

ACOFOP cuenta con el apoyo del Programa Selva Maya de la Cooperación Alemana/GIZ, Rainforest Alliance, Fundación Defensores de la Naturaleza, Heifer International, Misión Taiwan, Food and Agriculture Organization de las Naciones Unidas (FAO), Fundación Naturaleza para la Vida, el Ministerio de Agricultura, Ganaderia y Alimentación (MAGA), así como también con la participación del Consejo Nacional de Áreas Protegidas (CONAP).

El objetivo principal ha sido mejorar las condiciones de vida de las personas productoras y sus organizaciones con enfoque de género mediante el uso sostenible del bosque. Para alcanzar ese objetivo el Comité de la Semilla de Ramón trabaja de manera conjunta a base de un plan de trabajo anual.

La semilla ancestral se encuentra en más de 160 mil hectáreas en la Reserva de la Biósfera Maya, que crece en los bosques húmedos.dfd
PUBLICIDAD