Mercados

Cobre registra su mayor pérdida semanal en un año con mayor temor a una recesión

El metal, que a menudo se considera como un barómetro del crecimiento económico global, extendió su caída semanal al 6,5% en la LME

Un empleado se encuentra en un ascensor dentro de la mina de cobre El Teniente, de Codelco, cerca de Rancagua, Chile.
Por Zijia Song
24 de junio, 2022 | 02:47 pm
Tiempo de lectura: 1 minuto

Bloomberg — El cobre registró su peor caída semanal en un año, a medida que aumentan los temores de una recesión mundial, lo que empaña las perspectivas de demanda y golpea a los productos básicos desde el petróleo hasta los metales.

El cobre, que a menudo se considera como un barómetro del crecimiento económico global, extendió su caída semanal al 6,5% en la Bolsa de Metales de Londres (LME, por sus siglas en inglés), la mayor baja desde mediados de junio de 2021. Todos los principales metales básicos de la LME cayeron el viernes. El estaño registró su mayor retroceso semanal de la historia.

PUBLICIDAD

La caída había sido mayor durante el día, pero el metal recuperó buena parte de sus pérdidas después de hundirse al nivel más bajo desde principios de febrero de 2021 luego que el informe de ventas de viviendas de Estados Unidos del viernes fuera mejor de lo esperado.

Es poco probable que la “reacción instintiva” dure y el cobre todavía se encuentra firmemente a la baja, según Bart Melek, jefe global de estrategia de productos básicos en TD Securities.

PUBLICIDAD

“Ya hemos visto que el cobre ha bajado desde el nivel de US$10.000, no sería una gran sorpresa ver una baja de alrededor del 20%” antes de que vuelva a subir, dijo Melek en una entrevista por teléfono.

El cobre registra su peor semana en un año. dfd

Los metales se han desplomado este trimestre por los crecientes temores de una desaceleración económica mundial a medida que los bancos centrales endurecen sus políticas monetarias. La dura batalla contra el Covid-19 en China se ha sumado a los vientos en contra, a pesar de las promesas de los funcionarios de alcanzar los objetivos de crecimiento.

El zinc cayó un 4% a su precio más bajo desde mediados de diciembre a pesar de que se está gestando una nueva crisis de suministro en la LME dado el menor nivel de reservas.

El estaño cayó un 8,9%. El metal utilizado en productos electrónicos se ha visto presionado por la débil demanda de bienes de consumo en China, así como por la caída de las acciones tecnológicas estadounidenses. Eso ocurre a pesar de que el 90% de las fundiciones de China están detenidas por mantenimiento.

En el campo de los metales preciosos, el oro al contado subía, aunque todavía va camino de su segunda caída semanal consecutiva. También subieron la plata, el platino y el paladio.

PUBLICIDAD