Mercados

Shock global de materias primas entra en nueva fase ante una posible recesión

Bloomberg analizó lo que depara el resto del año para las materias primas, desde el petróleo crudo y el gas natural hasta los cereales, el oro y el mineral de hierro

¿Qué le espera a las materias primas en la segunda mitad del año?
Por Bloomberg News
24 de junio, 2022 | 09:11 AM
Tiempo de lectura: 7 minutos

Bloomberg — Las materias primas serán objeto de intenso escrutinio durante el resto de 2022, luego de un primer semestre dominado por las turbulencias desde el lado de la oferta y los shocks inflacionarios, exacerbados por la invasión de Rusia a Ucrania. A continuación, analizamos lo que depara el resto del año para las materias primas, desde el petróleo crudo y el gas natural hasta los cereales, el oro y el mineral de hierro.

La segunda mitad se centrará en cómo los consumidores, las empresas y los gobiernos hacen frente a las ondas expansivas de los flujos de productos básicos. O bien la economía mundial resiste los precios elevadísimos necesarios para mantener un suministro ajustado (especialmente en el caso de la energía) o la subida de los precios se curará con recesiones.

En cuanto al terreno del gas natural, los recortes de suministro por parte de Rusia abren una nueva y problemática era para Europa. En el del petróleo, el próximo movimiento de la OPEP será crucial, y en el de los alimentos, hay algunas señales de enfriamiento de los precios. El destino del asediado sector inmobiliario chino será crucial para los metales, mientras que las medidas de los bancos centrales para mitigar la inflación suponen un amplio viento en contra.

PUBLICIDAD

Un invierno duro

“Aunque todavía no lo sintamos, estamos en una crisis del gas”, dijo el Ministro de Economía de Alemania esta semana. La reducción de los flujos de gas hacia Europa por parte de Rusia puede provocar una escasez histórica en todo el mundo, así cómo precios aún mayores, ya que se avecina un pico de demanda este invierno boreal. Los países consumidores se preparan para gestionar sus economías sin el combustible, y la competencia por el gas natural licuado entre Europa y Asia se intensificará, sobre todo si una planta exportadora clave de EE.UU. permanece cerrada.

Los precios del gas natural se encaminan a extender sus ganancias por las disrupciones del suministro ruso y el consumo en el invierno borealdfd

El precio del gas aumentará las facturas de electricidad de los hogares y las empresas, y una crisis en toda regla causaría el cierre de las industrias, desde las químicas hasta las de fertilizantes, avivando las llamas de la inflación mundial. Alemania se prepara para poner en marcha la siguiente fase de su plan de emergencia, y el racionamiento de gas en toda Europa es una perspectiva real. En Japón, uno de los principales importadores de gas natural licuado del mundo, el gobierno intenta frenar el consumo y estudia medidas sin precedentes para adquirir más combustible.

Frenesí alimentario

¿Ha pasado la crisis alimentaria mundial ya su peor momento? Cada vez se habla más de que los precios de los cereales y el aceite de cocina han tocado techo, y puede que los costos globales de los alimentos también. Se avecina un aumento de la oferta, con el inicio de las cosechas de trigo de invierno en el hemisferio norte, y el trigo de primavera, el maíz y la soja más adelante. La atención se centra entonces en la producción de Australia, Brasil y Argentina. Si no hay problemas meteorológicos, la producción podría aumentar, ya que los agricultores están plantando más en respuesta a los elevados precios.

PUBLICIDAD
Los costos globales de los alimentos podrían haber llegado a su máximo del añodfd

Las reservas mundiales seguirán siendo escasas en la próxima temporada -y millones de toneladas de cereales están atascadas en Ucrania-, pero es posible que no se reduzcan sustancialmente. Algunos cargamentos ucranianos están llegando a Europa, mientras que Rusia se encamina a tener una cosecha abundante. El aceite de palma, el aceite comestible más consumido del mundo, acaba de caer a su nivel más bajo de este año, ya que el principal productor, Indonesia, está aumentando sus exportaciones, mientras que el trigo, el maíz y la soja han caído desde sus máximos. El costo mundial de los alimentos ya ha descendido desde su máximo histórico en marzo, y los descensos podrían extenderse.

El dilema del petróleo

Los productos refinados, desde la gasolina hasta el gasóleo, son los puntos calientes del mercado del petróleo en estos momentos, y la gran incógnita para el segundo semestre es si la demanda puede mantenerse en medio de la subida de precios. Un cóctel de subvenciones que mantiene a flote el consumo -junto con la limitada capacidad de refinado- ha impulsado subidas que han superado los precios del crudo. La gasolina estadounidense a US$5 el galón ha captado la atención política, lo que podría desencadenar medidas políticas antes de las elecciones de mitad de mandato de noviembre.

Los precios del combustible se han comerciado en niveles mucho más altos que el del crudodfd

Hay poco consenso sobre lo que va a pasar con el crudo, pero podemos esperar discusiones más fuertes sobre cuánto pueden o van a bombear la OPEP y sus aliados, especialmente si los precios se mantienen por encima de los US$100 el barril. Mientras que Ed Morse, veterano observador del petróleo de Citigroup Inc. (C), considera que el crudo se reducirá hasta los US$80 en el cuarto trimestre del año debido a los “fuertes vientos en contra del crecimiento”, Goldman Sachs Group Inc. (GS) se encuentra entre los alcistas más notables, y afirma que los precios del petróleo necesitan más ganancias para normalizar unos inventarios “insosteniblemente bajos”.

El factor China

La agitación en Europa y el giro de la Fed han hecho que los problemas en China sean menos decisivos de lo habitual para los mercados de productos básicos. Pero el principal importador de energía, metales y cultivos seguirá siendo un factor clave a lo largo de los próximos meses, sobre todo si la economía se acelera hasta alcanzar el objetivo de crecimiento anual del 5,5% fijado por el presidente Xi Jinping. Eso elevaría la demanda, pero los mercados de metales muestran por qué las apuestas por un impulso masivo de estímulo pueden resultar arriesgadas.

Ventas de casas y metros cuadrados acumuladas en períodos de 12 mesesdfd

El núcleo del problema es el maltrecho mercado inmobiliario chino, que lleva mucho tiempo en declive desde que Xi advirtió que la vivienda “no era para especular”. Hay pocos indicios de que el gobierno esté cerca de revertir su presión sobre un sector que fue absolutamente fundamental para reactivar los mercados del mineral de hierro y cobre tras anteriores caídas. El gasto adicional en infraestructuras no es suficiente para compensar las pérdidas. Esto pone en peligro los objetivos de crecimiento de Xi, lo que significa que el mineral de hierro podría tener dificultades para alcanzar los máximos de este año.

La media de oro

Después de alcanzar un récord tras la invasión rusa, el oro ha vuelto a su punto de partida del año, y las previsiones de consenso para el cuarto trimestre sitúan los precios un poco por encima de su nivel actual. Si esto parece un poco aburrido, recuerde que las poderosas fuerzas que mantienen al metal precioso bajo control hablan directamente de la dinámica que da forma a los mercados de materias primas en general. Ciertamente, el oro se enfrenta a algunos vientos en contra intimidantes: subidas desmesuradas de las tasas por parte de la Fed y otros bancos centrales, un dólar fuerte y una demanda física en dificultades en el principal consumidor, China.

PUBLICIDAD
Los ETFs respaldados por oro han estado casi sin movimientos en junio mientras los precios al contado se mueven en rangos estrechosdfd

Pero las dudas sobre la capacidad de la Reserva Federal para luchar contra la inflación sin una recesión están dando apoyo a los niveles del metal, y un aterrizaje duro de la economía mundial podría reavivar la demanda de activos refugio. En este sentido, el oro será la medida de si los bancos centrales pueden frenar las presiones sobre los precios sin aplastar el crecimiento. El activo refugio, de probada eficacia, se ha mantenido por encima de los 1.800 dólares durante la mayor parte del primer semestre y podría terminar el año en ese nivel, a menos que se produzca otra gran perturbación.

El boom de las baterías

Los precios del litio están volviendo a subir tras una breve pausa en una subida que, por lo demás, ha sido fulgurante en los últimos 18 meses. El ingrediente vital de las baterías de los vehículos eléctricos podría experimentar nuevas subidas en lo que queda de 2022, ya que la demanda en el mayor mercado de vehículos eléctricos del mundo se ha reactivado tras las restricciones de Covid-19, que han frenado la fabricación y los consumidores han dejado de comprar coches.

Los precios del litio y los valores mostraron un amplio contraste este añodfd

Las acciones de los productores de litio podrían finalmente ponerse al día con la subida de los precios del litio. El optimismo en torno a los metales de las baterías en una de las mayores conferencias mineras del mundo, celebrada recientemente en Toronto, sugiere que los grandes capitales -especialmente los de los inversores generalistas- podrían fluir pronto hacia el mercado del litio. Una sólida recuperación de la demanda en China ayudará al mercado a absorber los suministros adicionales en camino, incluidos los de los principales productores Albemarle Corp. y SQM.

PUBLICIDAD