ESG

UE logra acuerdo histórico para eliminar los motores de combustión para 2035

Los ministros de Medio Ambiente llegaron a un acuerdo sobre la propuesta después de que Italia renunciara a sus demandas de un retraso de cinco años en el plan

El caño de escape de un vehículo
Por John Ainger y Ewa Krukowska
29 de junio, 2022 | 03:11 pm
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — Los países de la Unión Europea respaldaron una iniciativa para eliminar las emisiones de carbono de autos nuevos para el año 2035, anunciando de hecho el fin de la era del motor de combustión interna.

Los ministros de Medio Ambiente llegaron a un acuerdo sobre la propuesta después de que Italia, sede de Ferrari NV (RACE) y Automobili Lamborghini SpA, renunciara a sus demandas de un retraso de cinco años en el plan de la UE para que los fabricantes de automóviles limpien su flota. El ministro italiano de Transición Ecológica, Roberto Cingolani, dijo a sus homólogos el martes que estaba “satisfecho” con un compromiso propuesto por Alemania que podría permitir el uso de combustibles neutros en carbono después de 2035.

PUBLICIDAD

El acuerdo define la posición negociadora de los Estados miembros de cara a las futuras conversaciones con el Parlamento Europeo y la Comisión Europea sobre la forma final del llamado paquete de medidas de reducción de gases de efecto invernadero Fit for 55 del bloque.

Dado que los legisladores de la UE ya están a favor de abandonar los combustibles fósiles en la industria automotriz, es muy probable que la mayoría de las empresas del rubro tengan que pasar a producir modelos eléctricos en poco más de una década.

PUBLICIDAD

“Tengo plena confianza en que la industria automovilística europea puede arreglárselas”, dijo Frans Timmermans, vicepresidente ejecutivo de la Comisión, a los ministros cuando las acaloradas conversaciones llegaban a su fin alrededor de las 2 de la madrugada del miércoles en Bruselas.

Como parte del paquete, los gobiernos también acordaron reforzar el Sistema de Comercio de Emisiones de la UE y potenciar su mecanismo de control de precios. También quieren retrasar un año un nuevo mercado de carbono para la calefacción y el combustible para el transporte por carretera y crear un fondo climático para ayudar a mitigar los costes del nuevo programa de límites máximos y comercio para los más vulnerables.

“Gracias a este acuerdo, Europa se sitúa en una posición de liderazgo en lo que respecta a los retos climáticos y la tecnología”, dijo la ministra francesa de Transición Energética, Agnes Pannier-Runacher. “También estamos garantizando una transición justa para cada Estado miembro, cada territorio y cada ciudadano”.

Junto con otros cuatro Estados miembros, Italia había solicitado una reducción del 90% de las emisiones de los fabricantes de automóviles para 2035, año en el que la Comisión Europea se ha propuesto un recorte del 100%, así como una exención más larga para los pequeños fabricantes de automóviles. Ha conseguido algunas concesiones en cuanto a la exención para los fabricantes de nicho (como Lamborghini), que se librarán de los objetivos provisionales hasta finales de 2035, en lugar del 2029 propuesto por la Comisión, según Francia.

PUBLICIDAD

En un intento de lograr concesiones, Alemania propuso un añadido no vinculante a la ley de emisiones de los coches que pide a la comisión que proponga la matriculación de vehículos que funcionen exclusivamente con combustibles neutros en carbono después de 2035.

Sin más detalles sobre el uso de combustibles sintéticos, el acuerdo de los ministros en el Consejo de la UE deja mucha incertidumbre en la industria del automóvil, según Hildegard Mueller, jefa del lobby automovilístico alemán VDA.

PUBLICIDAD

“El acuerdo en el Consejo sigue previendo una prohibición de facto de los motores de combustión en 2035″, dijo en una declaración enviada por correo electrónico. “Ahora hay que aclarar lo antes posible si los motores de combustión neutros desde el punto de vista climático pueden aprobarse al margen del reglamento sobre el parque automovilístico de CO2″.

Los ministros también acordaron respaldar los parámetros clave de una amplia reforma del mercado del carbono propuesta por la Comisión, que incluye una reducción del 61% de las emisiones en el programa de tope y comercio para 2030 respecto a los niveles de 2005. Quieren reforzar un mecanismo que impida las subidas excesivas de precios para frenar la especulación, y permitir la salida al mercado de 75 millones de permisos de carbono. Esto ocurriría si el precio medio de las subastas de derechos de emisión en seis meses es superior a 2,5 veces el precio medio de los dos años anteriores.

PUBLICIDAD

El acuerdo también limita el tamaño del Fondo Social del Clima a 59.000 millones de euros (US$62.000 millones) frente a los 72.000 millones de euros propuestos por la Comisión Europea.

Con la asistencia de Monica Raymunt.

PUBLICIDAD