Economía

Consumidor de EE.UU. redujo gasto en mayo en señal de debilitamiento de economía

Las compras de bienes y servicios, ajustadas por la inflación, cayeron un 0,4% en el mes después de crecer un 0,3% en abril según cifras revisadas a la baja

Los peatones llevan bolsas con compras en la calle Geary de San Francisco.
Por Reade Pickert
30 de junio, 2022 | 12:28 pm
Tiempo de lectura: 4 minutos

Bloomberg — El gasto de los consumidores estadounidenses cayó en mayo por primera vez en este año y los meses anteriores fueron revisados a la baja, lo que sugiere una economía en una base algo más débil de lo que se pensaba en medio de la elevada inflación y los aumentos de las tasas de interés de la Reserva Federal.

Las compras de bienes y servicios, ajustadas por las variaciones de los precios, disminuyeron un 0,4%, tras un aumento del 0,3% revisado a la baja el mes anterior, según mostraron el jueves los datos del Departamento de Comercio. El gasto en servicios avanzó, mientras que los desembolsos en bienes disminuyeron.

PUBLICIDAD

El índice de precios de los gastos de consumo personal, que la Reserva Federal utiliza para su objetivo de inflación, aumentó un 0,6% con respecto al mes anterior y subió un 6,3% desde mayo de 2021. El índice de precios PCE básico aumentó un 0,3%, menos de lo esperado. Subió un 4,7% respecto a hace un año, la menor alza desde noviembre.

El gasto ajustado a la inflación descendió en mayo, ya que la inflación sigue siendo elevadadfd

El promedio de las previsiones de una encuesta de Bloomberg entre economistas preveía un descenso del 0,3% en el gasto ajustado por la inflación con respecto al mes anterior y un aumento del índice general de precios del 6,4% con respecto al año anterior. Las acciones en EE.UU. abrieron a la baja y los rendimientos del Tesoro disminuyeron tras los datos.

PUBLICIDAD

Sin ajustar por la inflación, el gasto subió un 0,2% respecto al mes anterior, mientras que los ingresos personales aumentaron un 0,5%.

Aunque el gasto no cumplió con las expectativas, también mostró que la demanda no se está hundiendo. La demanda de servicios se mostró resistente, lo que pone de manifiesto el cambio de preferencias de los consumidores, que hace tiempo que se han desplazado de los bienes a los servicios. El gasto en viajes internacionales se fortaleció en mayo.

Aun así, la desaceleración del gasto de los consumidores (el principal motor de la economía estadounidense) se suma a la creciente preocupación por las perspectivas económicas. La confianza de los hogares se encuentra en un mínimo histórico, los temores de recesión aumentan y el mercado laboral, aunque sigue siendo sólido, muestra algunos primeras señales de debilitamiento.

“Los detalles de hoy sobre las cifras de gasto mensual muestran un perfil mucho más débil para el gasto en los primeros cinco meses del año y nos prepara para un crecimiento más débil en el segundo trimestre de lo que los datos habrían sugerido hace sólo 48 horas”, dijeron los economistas de Wells Fargo & Co. (WFC) Tim Quinlan y Shannon Seery en una nota después del informe.

PUBLICIDAD

La inflación, aunque muestra indicios de estabilización, sigue erosionando el salario de los estadounidenses. Los hogares se enfrentan a un aumento de los precios en toda la economía, incluido el coste casi récord de la gasolina. La Reserva Federal, que a principios de este mes subió los tipos de interés al máximo desde 1994, tendrá en cuenta las últimas cifras en su reunión de julio para decidir si vuelve a subir los tipos en 75 puntos básicos u opta por un aumento de 50 puntos básicos.

Lo que dice Bloomberg Economics ...

“La caída del gasto personal real en mayo, unida a las revisiones a la baja de los datos de enero a abril, supone un menor impulso para el consumo y la economía en general de cara al segundo semestre del año. Los datos indican un crecimiento más débil de los servicios en medio de un retroceso general del gasto en bienes, con una inflación que pesa sobre el poder adquisitivo y un sentimiento en mínimos históricos.”

PUBLICIDAD

-Yelena Shulyatyeva y Andrew Husby, economistas

El miércoles, el presidente de la Fed, Jerome Powell, dijo que él y sus colegas “esperan que el crecimiento siga siendo positivo”, señalando que la economía está “bien posicionada para soportar una política monetaria más estricta.” Pero también reconoció que la tarea de evitar una recesión se ha vuelto más difícil en los últimos meses.

PUBLICIDAD

Tasa de ahorro

La tasa de ahorro subió ligeramente en mayo hasta el 5,4%, un máximo de tres meses, pero sigue estando cerca de su nivel más bajo desde 2009. La elevada inflación ha llevado a los estadounidenses a reducir sus ahorros desde finales del año pasado.

El índice de precios al consumidor, que suele ser más elevado que el índice de precios del PCE, subió inesperadamente en mayo a un nuevo máximo de 40 años.

PUBLICIDAD

El gasto ajustado por la inflación en bienes cayó un 1,6% en mayo, la mayor caída de este año, mientras que los servicios aumentaron un 0,3%. Según el Departamento de Comercio, el gasto en vehículos de motor encabezó el descenso de los gastos en bienes.

Los servicios se vieron impulsados por la vivienda y los servicios públicos, así como por la atención sanitaria.

PUBLICIDAD

Los sueldos y salarios aumentaron un 0,5% el mes pasado. Sin embargo, cuando se ajusta a la inflación, la renta personal disponible disminuyó un 0,1%, el tercer descenso de este año.

Otras cifras mostraron el jueves que las solicitudes de prestaciones por desempleo cayeron ligeramente la semana pasada, aunque se mantuvieron cerca del nivel más alto desde enero.

Con la asistencia de Kristy Scheuble y Olivia Rockeman.

Este artículo fue traducido por Estefanía Salinas Concha.

PUBLICIDAD