Economía

Gasto de los consumidores de EE.UU. comienza a mostrar señales de desaceleración

El debilitamiento inició en las últimas cuatro a seis semanas, y fue visible entre los consumidores de altos y bajos ingresos, dijeron estrategas de Barclays

Compras en San Francisco, California, EE.UU. Fotógrafo: David Paul Morris/Bloomberg
Por Carmen Arroyo
16 de junio, 2022 | 02:27 PM

Bloomberg — El gasto del consumidor, un factor clave del crecimiento económico de los Estados Unidos este año, está mostrando señales de estar perdiendo fuerza, incluso antes de que comenzara la ronda de aumentos de tasas de interés de la Reserva Federal del miércoles.

Según un informe de Barclays de esta semana, datos de tarjetas de crédito muestran que el gasto en mayo fue solo un 10% más alto que en el mismo mes del año pasado. Para el resto de 2021, el crecimiento del gasto mensual promedió más del 20%.

Esa desaceleración del crecimiento, combinada con el debilitamiento de las ventas de viviendas y la disminución del crecimiento de los salarios, significaría que el endurecimiento monetario ya está afectando con fuerza a la economía. La Fed puede ser capaz de endurecer menos agresivamente en julio, según Barclays, que pronostica un aumento de tasas de solo medio punto porcentual el próximo mes. Los mercados de tasas indican una gran posibilidad de un aumento de tres cuartos de punto porcentual.

PUBLICIDAD

Los mercados de acciones y bonos corporativos no reflejan el riesgo de un consumidor debilitado, según escribieron estrategas de Barclays, incluidos Ajay Rajadhyaksha, Ryan Preclaw y Hale Holden, en una nota por separado el martes. La desaceleración del crecimiento del gasto de los consumidores enfatiza lo difícil que es la labor de la Fed que busca contener la elevada inflación que está en su nivel máximo de 40 años al tiempo que intenta evitar que la economía caiga en una recesión.

El debilitamiento comenzó en las últimas cuatro a seis semanas, pero fue visible entre los consumidores de altos y bajos ingresos, dijeron los estrategas de Barclays, y es consistente con un informe del miércoles que mostró que las ventas minoristas en EE.UU. cayeron un 0,3% en mayo frente al mes anterior, la primera caída en 2022.

“Al igual que Atlas con el mundo sobre sus hombros, el consumidor ha estado apoyando a la economía estadounidense y, en gran medida, al mundo durante todo el año”, escribieron los estrategas. “Pero eso podría estar a punto de cambiar”.

PUBLICIDAD

Target, Walmart

El gasto del consumidor representa alrededor de dos tercios de la actividad económica de EE.UU. y, en el primer trimestre, fue el segmento que tuvo un desempeño relativamente bueno, incluso cuando el gasto público cayó y la inversión corporativa se retrasó. Pero hay señales de que los estadounidenses están cada vez menos dispuestos a gastar y, en general, son más débiles.

La inflación está afectando más los ingresos, obligando a los estadounidenses a dedicar una mayor parte de sus gastos a artículos básicos como alimentos y gasolina, y dejando menos espacio para compras discrecionales. Eso está dejando mayores inventarios en Walmart Inc. (WMT) y Target Corp., y también redujo la tasa de ahorro en abril al nivel más bajo desde 2008.

Dadas estas caídas, las estimaciones de ganancias de todo el año para las acciones de consumo discrecional probablemente deberían caer entre un 2,5% y un 5% en Wall Street, escribieron los estrategas de Barclays. Ese tipo de caídas generalmente ha dado como resultado que estos valores se desempeñen más de 2 puntos porcentuales peor que el mercado en general.

Para los bonos corporativos de alto grado, las primas de riesgo rondaron el miércoles 1,4 puntos porcentuales, según los datos del índice de Bloomberg. Es probable que lleguen a 1,5 puntos porcentuales para fin de año, dijeron los estrategas de Barclays.

Nada es inmune

La desaceleración en el crecimiento del gasto parece estar ocurriendo tanto en bienes como en servicios, escribió Barclays. A principios de este año, muchos estrategas esperaban que los consumidores aumentaran los viajes de vacaciones y fueran a restaurantes con más frecuencia. Si bien eso fue cierto durante la mayor parte del año, en las últimas seis semanas, el gasto en servicios creció solo un 15 % con respecto al mismo período en 2021, en comparación con aproximadamente el 30 % a principios de este año.

Y más prestatarios de alto riesgo se están atrasando en sus préstamos para automóviles, según el seguimiento de S&P Global Ratings de bonos respaldados por la deuda del consumidor. Las tasas de morosidad aumentaron al 3,82% en abril, volviendo a los niveles de 2019, en comparación con el 2,49% del año anterior, dijo la firma calificadora en un informe el martes.

PUBLICIDAD

Estas cifras coinciden con un informe de la semana pasada que mostró que la confianza del consumidor se desplomó a principios de junio a su nivel más bajo registrado, según el índice de confianza de la Universidad de Michigan . El informe se alinea con el argumento de que los consumidores estadounidenses podrían estar comenzando a retroceder, escribió Barclays.

Los costos de los préstamos están aumentando en toda la economía ahora que la Fed intenta controlar la inflación que ronda el 8,6% anual. La Fed dijo que subiría las tasas a corto plazo en 0,75 puntos porcentuales el miércoles, el mayor aumento desde 1994, y espera más aumentos este año mientras trata de acercar la inflación a su objetivo del 2%.

Recortes de empleo

Si bien el mercado laboral de EE. UU. aún es sólido, un informe del 2 de junio de la firma de reubicación Challenger, Gray & Christmas dijo que mayo registró un alza en los anuncios de recortes de empleos en algunas industrias, incluidas la construcción y la tecnología. Los sectores que eliminan empleos tienden a ser más sensibles a las tasas de interés o al mercado de valores en apuros.

PUBLICIDAD

Coinbase Global Inc., la plataforma de comercio de activos digitales más grande de EE. UU., dijo el martes que recortará cerca del 18% de su plantilla laboral, citando la caída de las criptomonedas y el empeoramiento de las condiciones económicas. Las corredoras de bienes raíces Compass Inc. y Redfin Corp. dijeron que están despidiendo empleados a medida que aumentan las tasas hipotecarias y caen las ventas de viviendas.

“Todo un ejército de tasadores, originadores de préstamos, trabajadores de compañías de títulos de propiedad (cientos de miles involucrados en la maquinaria de refinanciamiento de hipotecas) son vulnerables”, escribieron los estrategas de Barclays.

PUBLICIDAD

Los inversionistas en bonos están cada vez más preocupados por el gasto y los despidos, y exigen pagos de intereses más altos cuando compran notas respaldadas por préstamos de consumo. La parte con la calificación más baja de un bono del prestamista de automóviles Exeter Finance, respaldado por préstamos de alto riesgo para automóviles, se vendió con un rendimiento del 9,545 % esta semana, según datos recopilados por Bloomberg News.

Ese puede ser el rendimiento más alto para un valor de este tipo desde la crisis financiera, dijo John Kerschner, director de productos titulizados de EE. UU. en Janus Henderson Investors, en una entrevista telefónica. El alto nivel también refleja una agitación más amplia del mercado esta semana, dijeron los inversionistas.

La Fed no tiene más remedio que endurecer aún más ahora, lo que probablemente solo reducirá en mayor grado el gasto de los consumidores.

“La Fed está en una situación muy difícil con la inflación”, dijo Cristian deRitis, economista jefe adjunto de Moody’s Analytics Inc, en una entrevista telefónica. “Los consumidores también se enfrentan a múltiples impactos por el aumento de los precios de los alimentos y la gasolina. El aumento de las tasas de interés solo aumenta el estrés”.

PUBLICIDAD