ESG

El mundo no va por buen camino para acabar con el hambre, según la ONU

Un informe revela que el sector agrícola mundial no cumplirá los objetivos climáticos del Acuerdo de París a menos que lleve a cabo importantes cambios

Unos trabajadores transportan sacos de trigo de las existencias para una distribución de alimentos para las personas que huyeron de la violencia en la región etíope de Tigray. Fotógrafo: Yasuyoshi Chiba
Por Megan Durisin
02 de julio, 2022 | 12:26 pm
Tiempo de lectura: 1 minuto

Bloomberg — El sector agrícola no erradicará el hambre global para el final de la década ni cumplirá los objetivos climáticos del Acuerdo de París si no se implementa una importante revisión, advirtieron el miércoles un organismo de la ONU y la OCDE.

El compromiso de las Naciones Unidas de eliminar el hambre para 2030 parece inalcanzable, ya que las naciones de bajos ingresos luchan por permitirse una mejor alimentación, dijo la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés) en un informe conjunto con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos. También se considera que las emisiones de gases de efecto invernadero procedentes de la agricultura seguirán aumentando si se mantiene la tendencia actual.

PUBLICIDAD

Estos retos son dos de los problemas más importantes a los que se enfrenta el sector alimentario global. Invertir las tendencias para alcanzar ambos objetivos requeriría un aumento del 28% de la productividad agrícola para finales de esta década, el triple que en los últimos diez años, lo que pone de manifiesto la magnitud del problema.

La lucha contra el hambre ha acaparado la atención global este año, a medida que la invasión rusa de Ucrania ahogó las exportaciones de uno de los mayores proveedores de cultivos del mundo, avivando la inflación alimentaria y dejando potencialmente a millones de personas desnutridas. Los obstáculos en las cadenas de suministro y el clima errático también están presionando la oferta mundial.

PUBLICIDAD

Según el informe, la subida de los precios de las cosechas puede ser temporal si se pone fin a la guerra. Sin embargo, es probable que los costes de los cereales sigan siendo elevados durante 2023.

Mejorar el acceso a los alimentos a través de redes de seguridad social y programas de distribución, especialmente para los más vulnerables, es clave para reducir el hambre en el mundo, según el informe. La reducción de las emisiones, la disminución del desperdicio de alimentos y la limitación del consumo de calorías en los países ricos son medidas necesarias para alcanzar los objetivos climáticos, concluye.

PUBLICIDAD