Negocios

Telefónica baja completamente el switch a su red de última milla en México

Telefónica concluyó el 30 de junio la migración de red de acceso, una apuesta de riesgo que busca hacer más eficientes sus operaciones en el país

Torres 5G
04 de julio, 2022 | 04:30 PM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Ciudad de México — En medio de rumores de una posible salida de México, la empresa de telecomunicaciones española Telefónica tomó una decisión arriesgada a finales de 2019: a pagar su red de última milla en el país.

“Es un modelo de negocio muy disruptivo, algo que no se había hecho. Ni siquiera nosotros estábamos seguros del resultado”, dijo Ana de Saracho, directora de Asuntos Públicos, Regulación y Mayorista en Telefónica México, en entrevista a Bloomberg Línea.

La jugada consistió en dar de baja la red de acceso que tenía Telefónica y acceder a ella a través de otros operadores con infraestructura, como AT&T México, la filial local del gigante estadounidense de las telecomunicaciones.

PUBLICIDAD

La directiva describe a la red de acceso como una puerta giratoria, ahora compartida. Una vez cruzado ese acceso, los servicios son brindados de manera independiente por cada uno de los operadores.

Telefónica también cuenta con un acuerdo de uso de red con Altán Redes, la empresa responsable de la Red Compartida que pasa por un Concurso Mercantil, para el acceso en localidades rurales.

La medida, que tuvo como objetivo generar eficiencias operativas y financieras que podrán alcanzar los EUR$230 millones, coincidió con la revisión que Telefónica realizó de su portafolio a nivel global en noviembre de 2019.

PUBLICIDAD

Las operaciones en España, Brasil, Reino Unido y Alemania, fueron calificadas de estratégicas. Mientras que los mercados de México y otros puntos de América Latina quedaron aglutinados bajo un mismo paraguas, en miras de análisis de alianzas, sinergias y búsqueda de socios.

“Creyeron que era una forma de que poco a poco íbamos a dejar el país, que nos íbamos a convertir en un operador móvil virtual”, dijo Ana de Saracho, que reafirmó las intenciones de Telefónica de seguir operando en el país.

México es un mercado que de acuerdo con de Saracho enfrentaba retos en materia de competencia y de costos, una realidad que dijo aún persiste.

Más de 70% de los ingresos son concentrados en un solo operador – América Móvil que es considerado como preponderante por el regulador de telecomunicaciones (IFT) – y los costos de espectro, son los más altos de América Latina y la OCDE.

Telefónica es el tercer actor dentro del segmento de comunicaciones móviles en México. Al cierre del primer trimestre de 2022, registró ingresos por MXN$5.866 millones.

Adicional a estos retos, había cuatro redes de acceso subutilizadas. La directiva de Telefónica apuntó a problemas de traducir rentabilidad de la inversión en redes de acceso, además de que la empresa no había podido masificar el acceso de servicios de 4G/LTE, algo que iba a representar inversiones de capital.

PUBLICIDAD

“Necesitamos un país con acceso y con un modelo de negocio sostenible en el tiempo”, dijo Saracho. Telefónica cumplió en 2021, 20 años de operaciones en el país.

Los resultados

Tras dos años y medio, Telefónica concluyó el 30 de junio la migración a la red de AT&T de todas las zonas del país para los servicios 4G/LTE, una velocidad que permite, por ejemplo, la descarga de música y video con una mayor rapidez.

La migración se hizo en tres fases, concluyendo el mes pasado la tercera. A finales de 2019, Telefónica tenía 53% de la población cubierta, ese porcentaje se incrementó a 83% con la migración. En términos de mercados pasó de 38 a 227. Antes, la empresa podía brindar su servicio en 2.813 kilómetros, ahora 10.501 kilómetros cubiertos.

PUBLICIDAD

“Es algo que nos hubiera costado 5,3 años hacer y lo pudimos hacer dos años y medio”, dijo de Saracho.

Los gastos de capital de la compañía ahora están destinados a digitalizar sus operaciones y competir con su propuesta de servicios.

PUBLICIDAD

La decisión se ha visto reflejada en el espectro que ha sido regresado por Telefónica a los reguladores. La migración implicó tres fases de renuncias de espectro, las primeras dos generaron una reducción de 12% en el espectro asignado por los reguladores en México, de acuerdo con una nota del analista Jesús Romo de la Cruz del blog especializado Telconomía.

“Será relevante conocer cómo el gobierno mexicano integrará lo devuelto por Telefónica a próximas ofertas públicas de espectro”, escribió Romo en una de 2021.

Trabajo pendiente

Telefónica califica su decisión como un caso de éxito, pero aún queda trabajo por hacer para poder ver las eficiencias completas: el desmontaje de la red.

PUBLICIDAD

“Para realmente poder reflejar todos los ahorros, faltará todavía un tramo, que tiene que ver con dejar de tener costos de operación de arrendamiento y desmantelamiento”

Hasta el primer trimestre de 2022, había desmantelado 58.000 elementos de red, 44% se llevó a reciclaje. 13% de los equipos se han logrado reutilizar para demanda interna en Hispanoamérica y 36% se ha logrado vender.

“No pensamos dejar un solo fierro tirado”, dijo Ana de Saracho.

Te puede interesar:

PUBLICIDAD