Asia

Turquía se queda sin anclas para aplacar una inflación que ya se acerca al 80%

“Observamos la típica espiral de inflación en Turquía, ya que no hay anclaje para los creadores de precios”, dijeron economistas de Deutsche Bank AG al respecto

Imagen de un mercado en Turquía
Por Beril Akman
04 de julio, 2022 | 10:58 AM
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — Una de las peores crisis de inflación a nivel global ha alcanzado un nuevo hito. En Turquía, los esfuerzos del gobierno para ayudar a la población a hacer frente a las consecuencias sólo amenazan con empeorar la situación.

El crecimiento de los precios se ha ubicado en los dos dígitos anuales casi sin interrupción desde el inicio de 2017, pero este año explotó y se acerca a un máximo de un cuarto de siglo por el aumento de los costos de la energía y otras materias primas.

Los datos del lunes mostraron que la inflación anual se aceleró por decimotercer mes consecutivo hasta el 78,6% en junio, un repunte ligeramente inferior al previsto por los economistas. Los precios de la energía ejercieron buena parte de la presión al alza, ya que se dispararon un 151,3% con respecto al año anterior, mientras que la inflación de los alimentos alcanzó casi el 94%.

PUBLICIDAD

“Observamos la típica espiral de inflación en Turquía, ya que no hay anclaje para los creadores de precios”, dijeron los economistas de Deutsche Bank AG, entre ellos Fatih Akcelik, en un informe previo a la publicación de los datos.

Las tasas de interés reales de turquía son ampliamente negativas a medida que la inflación se disparadfd

Una combinación de daños autoinfligidos y presiones externas han provocado una tormenta en Turquía que, según el Fondo Monetario Internacional (FMI), dará lugar a la mayor inflación del mundo este año después de Venezuela, Sudán y Zimbabue.

Más detalles del informe:

PUBLICIDAD
  • El índice de inflación subyacente, que elimina el impacto de los artículos volátiles como los alimentos y la energía, subió en junio a un 57,3% anual, en comparación con el 56% del mes anterior.
  • Los precios al productor, un indicador temprano de la inflación, llevan cinco meses seguidos creciendo por encima del 100% anual. En junio subieron un 138,3%
  • Los precios del transporte registraron el mayor aumento anual en junio, seguidos por los de los alimentos y las bebidas no alcohólicas, así como el mobiliario y el equipamiento del hogar
  • En Estambul, la ciudad más poblada del país, la inflación minorista se aceleró hasta un 94% anual en junio

El banco central, que hace poco más de dos meses estimó que la inflación podría empezar a ralentizarse en junio, no ha subido sus tasas de interés oficiales en más de un año, tras una ronda de flexibilización monetaria a finales de 2021, respondiendo únicamente con medidas para enfriar los préstamos al consumo.

La caída de la lira frente al dólar continuó en junio, mostrando el país los peores resultados de este año en los mercados emergentes. Ello está avivando la inflación al encarecer los productos importados.

Lo que dice Bloomberg Economics...

“Esperamos que la inflación aumente aún más en el tercer trimestre en medio de los altos costos de la energía, una moneda más débil y la reticencia del banco central a subir las tasas para frenar el aumento de los precios.”

-- Selva Bahar Baziki, economista de Turquía. Para más información, pulse aquí.

El presidente Recep Tayyip Erdogan, que cree que la reducción de los costos de endeudamiento debería ayudar a reducir la inflación, ha reconocido la “carga” que supone para la población la aceleración de los precios.

PUBLICIDAD

En vísperas de las elecciones previstas para el próximo junio, su gobierno anunció el viernes un aumento provisional del salario mínimo por primera vez en seis años, elevando el sueldo en casi un 30%. Turquía ya incrementó su salario mínimo en un 50,5%, una cifra récord, en enero.

Con el anterior gobernador, el banco central había advertido de un “impacto positivo” en la inflación por el aumento del salario mínimo nominal. Según su informe del año pasado, el crecimiento general de los precios aumenta un punto porcentual por cada 10% de aumento del salario mínimo.

Erdogan ha pedido paciencia y dijo la semana pasada que la inflación se ralentizará hasta niveles “razonables” a partir de febrero-marzo del año que viene.

--Con la ayuda de Harumi Ichikura y Barbara Sladkowska.

PUBLICIDAD