Alemania incumplirá nuevamente sus límites de deuda si Putin le corta el gas

Berlín cree que una interrupción total de los flujos crearía una conmoción equivalente a si la crisis financiera de Lehman Brothers y a la pandemia se dieran al mismo tiempo

Una estación compresora en el punto de partida del gasoducto Nord Stream 2 en Ust-Luga, Rusia.Fotógrafo: Andrei Rudakov/Bloomberg
Por Michael Nienaber
07 de julio, 2022 | 11:29 AM

Bloomberg — Alemania abandonará su plan de volver a imponer estrictos límites de endeudamiento el próximo año si Rusia interrumpe definitivamente el suministro de gas natural al país, según personas familiarizadas con el asunto.

Aunque el ministro de Finanzas, Christian Lindner, se ha mostrado a favor de que Alemania y sus pares de la zona euro reduzcan la deuda pública a partir de 2023 para evitar el riesgo de que un mayor gasto deficitario pueda alimentar una inflación históricamente alta, el consenso dentro del gobierno podría estar cambiando.

Existe un acuerdo tácito entre los miembros del gabinete de la coalición del canciller Olaf Scholz: Berlín no puede ceñirse a sus planes fiscales en una situación de emergencia en la que Vladimir Putin utilice el mantenimiento programado del gasoducto Nord Stream como excusa para poner fin a los flujos de gas durante un período más largo, dijeron las personas, que pidieron no ser identificadas.

Dado el alto nivel de dependencia alemana del gas ruso y la ausencia de alternativas inminentes, los tres partidos que forman la coalición gobernante entienden que una interrupción total de los flujos crearía una conmoción equivalente a si la crisis financiera de Lehman Brothers y a la pandemia de Covid-19 se produjeran al mismo tiempo, dijo una de las personas.

PUBLICIDAD
VER +
Rusia podría seguir limitando el gas de Nord Stream tras mantenimiento: Goldman
Proporción de las importaciones de gas natural procedentes de Rusia, 2020 
Alemania detuvo la certificación de Nord stream 2 en respuesta a la escalada rusa en el este de Ucrania 
Gasoductos Nord Stream, Gasoductos procedentes de Rusiadfd

El propio Scholz preparó el terreno para tal medida con una sombría declaración emitida el lunes, cuando dijo que la crisis no terminaría pronto, que se necesitaban más medidas de ayuda para hacer frente a la subida de los precios de la energía y que 2023 supondría el mayor desafío.

Scholz subió aún más la apuesta el miércoles con un discurso en el que acusó a Putin de convertir la energía en un arma política, añadiendo que nadie creía la versión rusa de que la fuerte reducción del suministro de gas se debía únicamente a razones técnicas.

El discreto consenso entre los miembros del gabinete coincide con los planes presupuestarios oficiales de recortar significativamente el endeudamiento neto a partir del año que viene y llevar de nuevo las finanzas públicas a los límites constitucionales, incluso cuando los partidos de la coalición ya discuten el apoyo adicional a los hogares y las empresas que sufren el aumento de los costos energéticos.

PUBLICIDAD
VER +
EE.UU. y aliados discuten la limitación del petróleo ruso a US$40-US$60 el barril

Según los planes aprobados el pasado viernes, el límite de endeudamiento del gobierno federal se reinstaurará en 2023 por primera vez desde que la pandemia.

El canciller alemándfd

Lindner, de los Demócratas Libres, favorables al mercado, tiene como objetivo un endeudamiento neto de 17.200 millones de euros (US$18.100 millones), frente a los casi 140.000 millones de euros de este año y los cerca de 215.000 millones del año pasado.

Cuando se le preguntó en una rueda de prensa el pasado viernes si Alemania sería capaz de atenerse a los límites de deuda en caso de que se produjera una interrupción total del gas ruso, Lindner dijo que el gobierno reaccionaría adecuadamente a la situación, y añadió que “lo mejor que se puede hacer es atenerse al freno de la deuda”.

Los funcionarios alemanes han expresado su preocupación por la posibilidad de que los flujos de gas a través del enlace Nord Stream 1 no se reanuden ni siquiera tras el final del periodo de mantenimiento de 10 días que comienza el 11 de julio.

Una portavoz del Ministerio de Finanzas alemán declinó hacer comentarios, pero se remitió a los comentarios de Lindner en la rueda de prensa del viernes, en la que el ministro también dijo que su plan presupuestario incluía algunas partidas de gasto y topes adicionales para nuevas medidas contra la crisis.

Con la asistencia de Carolynn Look, Josefine Fokuhl y Chris Reiter.

VER +
Rusia asegura que Macron violó la confidencialidad diplomática con un documental

Este artículo fue traducido por Andrea González