Negocios

Nearshoring, un concepto en auge en México pero que aún genera escepticismo

Se respira cautela sobre su potencial para solucionar los problemas logísticos, así como del beneficio que ha registrado en el país

México es el cuarto país que genera más interés de inversiones de nearshoring. Antes se encuentran EE.UU., Canadá y Japón.
07 de julio, 2022 | 11:05 AM

Ciudad de México — El nearshoring es uno de los conceptos del momento en México y otros países de América Latina por la promesa de sus beneficios para la inversión, el empleo y el crecimiento económico; así como una solución para los problemas de cadenas de suministro de las empresas.

Algunos expertos en logística y analistas económicos muestran cautela sobre sus potencialidades para solucionar los problemas logísticos globales, así como del beneficio que ha registrado México por esta tendencia hasta ahora.

El auge del concepto -que denomina a la decisión de algunas empresas de mover sus centros de producción de China a otros territorios más cercanos a los usuarios principalmente en Estados Unidos- es tal, que acaparó un evento reciente sobre la industria inmobiliaria en México.

PUBLICIDAD

“Lo que más nos llamó la atención fue que, a pesar de la especificidad del tema o la industria discutida por cada orador, el nearshoring apareció en todas las diferentes conversaciones”, escribió el analista Valentín Mendoza de Actinver, en una nota del 29 de junio, sobre el evento organizado por Forbes.

La cercanía territorial de México con Estados Unidos, el tratado comercial que tienen estos dos países junto a Canadá, y la experiencia de manufactura del país.

Richard Martinez, vicepresidente de países del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), dijo en un evento el 6 de julio que la ganancia potencial en el corto y mediano plazo de México por la reubicación de empresas podría alcanzar los US$35.000 millones, lo que equivale al 2,6% del PIB, derivado de nuevas exportaciones de mercancías, de acuerdo con un estudio elaborado por el banco.

PUBLICIDAD

Además, arrojó que México tiene el potencial más alto de la región para beneficiarse de esta coyuntura de nearshoring.

Este no es el único estudio en señalar las potencialidades de México en el nearshoring. Una encuesta de UBS Evidence Lab, mostró que 90% de los ejecutivos cuyas compañías operan parte su producción en China ya empezaron o tienen la intención de relocalizarse. De ellos, 23% considera a México como opción o ya ha movido operaciones al país.

De acuerdo con la encuesta, México es el cuarto país que genera más interés de inversiones de nearshoring. Antes se encuentran EE.UU., Canadá y Japón.

A pesar de ello, el potencial de México de convertirse en uno de los ganadores del nearshoring aún no se ve reflejado en las cifras, de acuerdo con los analistas de UBS, Rafael De La Fuente, Roque Montero y Andrea Casaverde.

Los estrategas de UBS aún no han encontrado evidencia de un beneficio para México en indicadores como el grado de penetración de las exportaciones manufactureras en el mercado estadounidense, la inversión extranjera directa y la expansión en la infraestructura industrial.

La moneda del beneficio del nearshoring para México aún está en el aire, de acuerdo con los analistas. Si bien las ganancias pueden llegar, también “es posible que México pudiera no ser un gran beneficiario”, escribieron en la nota fechada el 23 de junio.

PUBLICIDAD

Entre los factores que pudieran jugar en contra, se encuentra la atracción que están teniendo otros países asiáticos de la producción que anteriormente estaba destinada a China. Además, de los propios retos del contexto mexicano en materia de seguridad y políticas, como la energética.

Otros factores a considerar, de acuerdo con UBS, son las complicaciones en la recreación de las cadenas de suministro en el ecosistema local.

En ese sentido, para Oscar de Bok, CEO de DHL Supply Chain, el nearshoring no es suficiente para solucionar la problemática que ha afectado a la cadenas de suministros de industrias como la automotriz y de la salud.

PUBLICIDAD

Ir a un solo punto cercano no ha probado ser exitoso. Recientemente se ha comprobado, con lo que ha sucedido en la Guerra en Ucrania y en la cadena de suministro automotriz”, dijo de Bok, en una entrevista en junio a Bloomberg Línea.

Como alternativa, el directivo consideró que las compañías deben optar por la diversificación de fuentes de suministro, conocido como omnishoring.

PUBLICIDAD

A pesar de ello, de Bok no descartó el potencial de México y América Latina de atraer producción a sus territorios debido al nearshoring, pero apuntó a la necesidad de que las empresas deben invertir, además de ser ágiles, flexibles y rápidas en materia logística.

Con información de Zenyanzen Flores

Te puede interesar:

PUBLICIDAD