Asia

Muere el ex primer ministro japonés Abe, asesinado durante un acto de campaña

El ataque fue uno de los actos de violencia política de mayor repercusión en Japón desde la Segunda Guerra Mundial

La carrera como primer ministro, que batió récords, antes de dimitir en 2020, aportó estabilidad a Japón tras una puerta giratoria de seis administraciones, incluida una etapa anterior de él.
Por Ryotaro Nakamaru
08 de julio, 2022 | 06:15 AM
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — El ex primer ministro Shinzo Abe, el primer ministro que más tiempo ejerció el cargo en Japón y una figura de gran influencia en el país, murió este viernes tras recibir un disparo en un acto de campaña, un ataque que conmocionó a una nación en la que la violencia política y el uso de armas son poco frecuentes.

Abe, de 67 años, recibió un disparo a unos 3 metros de distancia con lo que parecía ser un arma de fuego de fabricación casera en la ciudad occidental de Nara mientras pronunciaba un discurso de campaña para el gobernante Partido Liberal Democrático (PLD) de cara a las elecciones de la Cámara Alta del domingo. El vídeo y las imágenes del lugar de los hechos mostraron al ex primer ministro desplomándose en el suelo con la camisa manchada de sangre.

Abe fue trasladado en helicóptero desde el lugar de los hechos y llevado al Hospital de la Universidad Médica de Nara. Ya no tenía signos vitales a su llegada, dijo Hidetada Fukushima, el médico que atendió a Abe, en una conferencia de prensa. El ex primer ministro sufrió dos heridas de bala en el cuello y daños en el pecho. Se le administraron transfusiones, pero fue declarado muerto a las 17:03 horas tras una pérdida masiva de sangre.

PUBLICIDAD

Antes de conocerse la noticia de la muerte, altos cargos del gobernante PLD dijeron que las elecciones a la Cámara Alta seguirían adelante, aunque con mayor seguridad. Se esperaba que el bloque del partido gobernante mantuviera su mayoría en la cámara.

“Que esto ocurra durante unas elecciones, que son la base de la democracia, es imperdonable. Lo condeno”, dijo el actual primer ministro, Fumio Kishida, antes de conocerse la noticia de la muerte. Es probable que vuelva a hablar más tarde el viernes, informó la NHK.

El sospechoso fue identificado por los medios de comunicación locales como un hombre de 41 años que era veterano de las Fuerzas de Autodefensa Marítima de Japón. El hombre dijo a la policía que pretendía matar a Abe porque estaba frustrado con el ex primer ministro, dijo la cadena pública nacional NHK. La policía registró la casa del hombre y encontró explosivos, según la NHK.

PUBLICIDAD

El incidente fue uno de los actos de violencia política de mayor repercusión en Japón desde la Segunda Guerra Mundial.

Japón es un país con una de las leyes de armas más estrictas entre las principales economías y los tiroteos son poco frecuentes. Pero han habido episodios de violencia política: En 2007, Itcho Ito, alcalde de Nagasaki, murió tras recibir dos disparos de un miembro de una banda de crimen organizado.

Abe ayudó a Japón a salir de un ciclo de deflación, soportó una administración de Trump que cuestionó la única alianza militar de la nación y trabajó para mejorar los lazos con su mayor socio comercial, China, que estaban en su punto más hostil en décadas cuando él asumió el cargo.

Abe es quizás más conocido por sus planes para reactivar la debilitada economía de Japón a través de una flexibilización monetaria sin precedentes y una reforma regulatoria que finalmente fue etiquetada como “Abenomics.”

Se le ha visto como una mano firme que ha consolidado el poder durante su mandato récord y ha sido capaz de superar distintos escándalos, incluido uno que salió a la luz en 2017 sobre las cuestionables asignaciones de tierras del gobierno para escuelas proporcionadas a los asociados de Abe y su esposa Akie.

PUBLICIDAD