Tecnología

A los banqueros no les preocupa tanto la inconstancia de Musk para futuros acuerdos

No es la primera vez que el multimillonario fundador de Tesla quema a sus banqueros de inversión en acuerdos y puede que no sea la última

El fundador de Tesla.
Por Liana Baker
09 de julio, 2022 | 08:28 AM

Bloomberg — No es la primera vez que el multimillonario fundador de Tesla Inc., Elon Musk, quema a sus banqueros de inversión en los acuerdos, y puede que no sea la última.

Cuando Musk hizo una presentación regulatoria a última hora del viernes diciendo que se alejaba de su acuerdo de US$44.000 millones para comprar Twitter Inc, algunos de los banqueros que lo respaldaban sintieron una mezcla de decepción y alivio, incluso con millones de dólares en honorarios en riesgo, según personas familiarizadas con el asunto.

Quemó a los banqueros por mucho tiempo”, dijo Susan Wolford, una ex banquera de inversión que fue vicepresidenta y dirigió el grupo de tecnología en el Bank of Montreal. “Hay que llevar esto al comité, hay que hacer todo el trabajo para algo tan grande”.

PUBLICIDAD

Mientras Musk ha dicho que se aleja, Twitter ha prometido mantener vivo el acuerdo y ha amenazado con emprender acciones legales.

Muchos de los banqueros no fueron informados por Musk de que se venía una presentación. Una persona dijo que por razones legales, el grupo al que se le avisó se mantuvo pequeño. Pidiendo no ser identificada porque el asunto es privado, dijo que habían tenido un indicio de las dudas de Musk desde la primera vez que el empresario tuiteó en mayo que el acuerdo estaba en suspenso.

Esperanzas frustradas

Era la segunda vez en cinco años que Musk lanzaba una ambiciosa idea de adquisición que ilusionaba a Wall Street, solo para cambiar de opinión. En ese episodio de 2018, Musk tuiteó sobre su intención de salir de la bolsa y hacer que Tesla sea una compañía privada, asegurando que tenía “financiación asegurada”.

PUBLICIDAD

Sin embargo, el acuerdo de Twitter había llegado a la etapa de anuncio, con muchos bancos que prestaban sus balances y nombres al esfuerzo, liderado por Morgan Stanley. Según la presentación del viernes de Musk, Morgan Stanley ha pasado gran parte de los últimos dos meses “solicitando información crítica de Twitter”.

Un representante de Morgan Stanley no pudo ser contactado para hacer comentarios.

Honorarios en peligro

La bonanza de los honorarios del acuerdo está ahora en peligro. Los banqueros de Twitter, Goldman Sachs Group Inc. y JPMorgan Chase & Co. iban a ganar un total de US$133 millones en honorarios una vez que se cerrara, según los archivos. También se esperaba que Morgan Stanley y los demás bancos que trabajaban con Musk recibieran un gran pago.

Los bancos y otros asesores aún podrían obtener una pequeña comisión incluso si el acuerdo se disuelve - pero probablemente sólo una fracción de lo que hubieran cobrado en caso de concretarse la compra.

Aunque dijeron que Musk había perdido algo de credibilidad, la mayoría de los banqueros, que no quisieron ser identificados, dijeron que saltarían ante la oportunidad de trabajar con Musk de nuevo.

El imperio empresarial de Musk es la razón principal. SpaceX se valuó en US$125.000 millones en una ronda de captación de fondos en mayo, lo que la convierte en la startup estadounidense más valiosa de la historia, según datos de CBInsights. Los banqueros que pueden salir perdiendo con el acuerdo de Twitter aún se acercaron a Musk durante este proceso, lo que quizá les permita seguir dándose un festín de honorarios si SpaceX sale a bolsa como se espera en los próximos años.

PUBLICIDAD

Musk debe

Después de hacer esto, los banqueros pueden decir, como que me debes ahora. No me han pagado”, dijo Wolford. “Están en la pole position para liderar el próximo acuerdo. Está obligado informalmente a pagarles con algo más”.

Tesla, que tiene un valor de mercado de casi US$780.000 millones, también podría llevar a cabo transacciones, ya sea en forma de fusiones y adquisiciones o de financiación de la deuda. Neuralink, la futurista interfaz cerebro-ordenador de Musk, también ha estado en modo de recaudación de fondos y ha atraído más dinero que otras empresas del sector. Mientras tanto, su startup de construcción de túneles, Boring Co, fue valorada en US$6.000 millones en abril.

Un banquero dijo que es difícil ignorar a Musk, la persona más rica del mundo, incluso si actúa de manera temeraria en los mega acuerdos. La riqueza personal de Musk asciende a casi US$227.000 millones, según datos recopilados por Bloomberg.

PUBLICIDAD

Es un cliente único”, dijo Mark Boidman, director de medios de comunicación y entretenimiento de Solomon Partners. “Ha creado algunas de las empresas más emblemáticas, por supuesto todo el mundo quiere ser su banquero”.

Aunque los equipos de los bancos se esforzaron durante los fines de semana de vacaciones y las noches de insomnio para llevar a Musk a la línea de meta, la naturaleza del negocio hace que esos esfuerzos a menudo se pierdan, dijeron. Sin embargo, una persona reconoció que esto suele ocurrir antes de que se anuncie el acuerdo.

PUBLICIDAD

Fuera de juego

Algunos de los asesores se sintieron aliviados ante la perspectiva de librarse de los miles de millones de dólares que acordaron prestar a Musk.

Desde que se anunció la fusión, el mercado de financiación para las operaciones de adquisición de empresas privadas se ha derretido. Los bancos han tenido problemas con las adquisiciones tecnológicas más tradicionales.

La compra de Citrix Systems Inc., que se esperaba que generara cientos de millones de dólares en comisiones, podría ahora generar US$1.000 millones en pérdidas, según informó anteriormente Bloomberg News.

PUBLICIDAD

Tampoco es el final de la historia. Los banqueros seguirán de cerca el desarrollo de la situación legal y no han descartado la posibilidad de que el acuerdo aún pueda cerrarse, añadieron. Twitter dijo a los pocos minutos de la presentación de Musk el viernes que trataría de hacer cumplir su acuerdo en un tribunal de Delaware, uno que normalmente frunce el ceño ante los esfuerzos para dar marcha atrás en los acuerdos de fusión.

Sea cual sea el resultado, parece que Musk podrá elegir a sus banqueros cuando los necesite.

“Trabajaría para Elon Musk cualquier día”, dijo John Chachas, fundador y director de Methuselah Advisors.

Ha hecho alarde de las convenciones”, dijo Chachas. “Es poco convencional. No tiene paciencia con la burocracia, que considera un valor negativo. Así que si la gente lo encuentra aterrador, ¿quizás sea un prejuicio institucional contra la creatividad?

PUBLICIDAD