Cripto

El juez de la bancarrota de Voyager recibe una lección sobre critpo

Este es un territorio completamente desconocido para los encargados superviar bancarrotas de otras empresas

Crriptomonedas
Por Jeremy Hill
08 de julio, 2022 | 08:51 pm
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — Este viernes, el juez que supervisa la primera quiebra de un criptoprestamista, Voyager Digital Ltd. (VOYG), recibió un curso intensivo de activos digitales en la primera comparecencia de la empresa ante el tribunal.

El juez Michael Wiles, que dijo ser bastante novato en el mundo de las cripto, recibió de un abogado de Voyager una introducción en tiempo real sobre conceptos como el staking y las stablecoins. La plataforma de criptomonedas se acogió a la protección del Capítulo 11 a inicios de esta semana, y probablemente sus usuarios no recuperarán todas sus inversiones.

PUBLICIDAD

Ambos, el abogado y el juez Wiles, han reconocido las turbias incógnitas legales que se ciernen sobre el caso, como por ejemplo, qué tratamiento debe dar a los activos digitales un tribunal de quiebras.

“Pienso que para la mayoría de nosotros este es un territorio desconocido”, dijo Joshua Sussberg, un abogado de Kirkland & Ellis en representación de Voyager, en la audiencia. “Habrá muchas cuestiones legales potenciales de primera opinión”.

PUBLICIDAD

El juez no dudó en investigar la relación de Voyager con los propietarios de las cuentas y solicitó a Sussberg detalles sobre si la empresa actúa como custodio del dinero de los clientes o si los usuarios son más bien depositarios en un banco. A Wiles le interesan sobre todo los US$350 millones que tiene el Metropolitan Commercial Bank (MCB) en nombre de los clientes.

Ese dinero pertenece a esos clientes y se destinará a ellos”, dijo Sussberg, y añadió que la empresa tendrá que aclarar a quién pertenece cada cosa y llevar a cabo un procedimiento de prevención de fraude antes de devolver el dinero.

Con respecto al resto de los activos de Voyager, que incluyen US$1.300 millones de cripto combinada, la empresa tiene previsto dar a sus usuarios una parte aún no determinada del cripto que se les debe, acciones de Voyager, tokens vinculados a la plataforma y su parte de los fondos recuperados del fondo de cobertura Three Arrows Capital, ahora en quiebra.

Si Voyager logra conseguir quién compre su negocio, este plan podría cambiar. La empresa ha identificado a " algunos interesados” y sigue buscando una venta, dijo Christopher Marcus de Kirkland & Ellis en la audiencia. Entre tanto, Voyager está haciendo frente a las amenazas que pesan sobre su negocio, como el intento de los bancos de cerrar sus cuentas, los estados de invalidar sus licencias de transmisión de dinero y clientes enfadados que han amenazado a la dirección de la empresa.

PUBLICIDAD

“Estamos enfocados en el camino a seguir”, dijo Marcus. " Es incorrecto pensar que no hay esperanza”.

La quiebra es Voyager Digital Holdings Inc., 22-10943, Tribunal de Quiebras de EE. UU. para el Distrito Sur de Nueva York (Manhattan).

Este artículo fue traducido por Miriam Salazar

PUBLICIDAD