Europa

El próximo primer ministro británico enfrentará una severa crisis energética

El Partido Conservador está en el proceso de definir el sucesor de Boris Johnson entre dos ex miembros de su gabinete

Luz
Por William Mathis
15 de julio, 2022 | 10:39 am
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — El próximo Primer Ministro del Reino Unido se encontrará desde el primer día de su gestión con una inflación que crece a mayor velocidad que cualquier acción que tenga como objetivo aplacar los costos energéticos.

Un grupo en representación de la industria de energía del país, Energy UK, envió un mensaje a los candidatos a Primer Ministro, diciendo que deberán tener como objetivo primordial las alzas de precios que ahogan a los consumidores.

PUBLICIDAD

La directora general del grupo energético, Emma Pichbeck dijo que se “prevé que los precios alcancen cifras francamente terroríficas”, añadiendo que “será un invierno muy malo”.

El aumento de precios de la energía y del gas natural ocasionarán un enorme incremento en las facturas de miles de millones de británicos. Se estima un aumento considerable del precio máximo (cantidad tope que las empresas energéticas están autorizadas para cobrar al cliente) para el mes de octubre. En el primer trimestre del año entrante el grupo de análisis de Conrwall Insight Ltd. estimó un récord de £3.363,70 (US$3.969,50).

PUBLICIDAD

Entretanto, el Partido Conservador está eligiendo un nuevo Primer Ministro tras la dimisión de Boris Johnson la semana pasada. Los candidatos a sucederlo han garantizado que su prioridad será la lucha contra la inflación. El ex ministro de Hacienda, Rishi Sunak y la ministra de Comercio, Penny Mordaunt, están actualmente a la cabeza de la carrera.

Aunque el Reino Unido tiene previsto abandonar el gas y recurrir a fuentes de energía renovables, no podrá acelerar la reducción de los costos en los próximos meses.

Las medidas actuales del gobierno comprenden una subvención de 400 libras (US$473) para que cada hogar del Reino Unido pueda pagar sus facturas de energía. Sin embargo, desde que se anunció esa medida a finales de mayo, los precios del gas al por mayor en el país han subido un 64%, lo que aumenta la presión sobre las facturas este invierno boreal, época en la que la demanda de calefacción es elevada.

“El mercado se mueve más rápido de lo que podemos competir”, dijo Pinchbeck en una conferencia el jueves en Oxford. “Para cuando llegue un nuevo primer ministro tendrá que hacer algo”.

Según Jane Walker, subdirectora de mercados energéticos y consumidores del Departamento de Empresa, Energía y Estrategia Industrial, hay una posibilidad de que el Gobierno aumente el nivel de ayudas. Si el subsidio actual de 400 libras (US$473) es suficiente para pasar el invierno es un “tema que no se ha cerrado”, dijo.

PUBLICIDAD