Argentina

Mercado argentino debate sobre garantías de deuda del BCRA: ¿Asegurarán el rollover?

La autoridad monetaria lanzó opciones de venta, o puts, para tentar a los bancos a que compren títulos del Tesoro. Si bien hay comentarios favorables a la medida, nadie espera un cambio rotundo en la dinámica

El presidente del Banco Central busca ayudar a la ministra de Economía a conseguir fondeo por parte de los bancos.
15 de julio, 2022 | 05:00 am
Tiempo de lectura: 4 minutos

La deuda en pesos se tornó en uno de los grandes problemas del Gobierno desde principios de junio, cuando los precios de los bonos CER se derrumbaron. Para enmendar la situación, el Banco Central (BCRA) salió a comprar deuda en el mercado secundario y logró recomponer las tasas. Y en los últimos días fue un paso más allá: anunció que habrá opciones de venta (put, en inglés) para los bancos sobre los títulos del Gobierno Nacional que se adjudiquen a partir de julio de 2022 y que tengan vencimiento antes del 31 de diciembre.

Si bien esta medida medida fue tomada con moderado (muy moderado) optimismo por algunos actores del sector financiero, nadie la observa como un avance definitivo. Incluso hay quienes creen que no tendrá la menor relevancia.

PUBLICIDAD

La pregunta es si alcanzará para que los bancos privados se convenzan de financiar Tesoro, pero las respuestas son mixtas.

La visión de los bancos

Desde uno de los principales bancos del país afirmaron, lacónicos, que se trata de una medida interesante, pero sin mayor entusiasmo al respecto.

PUBLICIDAD

Desde otra de las entidades bancarias que operan en Argentina consignaron que la iniciativa es buena, ya que cambia riesgo Tesoro a riesgo Central y asegura liquidez, pero fueron críticos de la instrumentación publicada en la Comunicación A7546.

¿Cuál es el señalamiento que hicieron? El Banco Central siempre va a elegir pagar el precio más bajo entre el cierre de Mercado Abierto Electrónico (MAE) y de Bolsas y Mercados Argentinos (ByMA) y la última licitación más el 2%. Pero en la misma comunicación añaden que el BCRA va a seguir comprando en el mercado secundario en una curva similar al spread del mercado primario más 2%.

A partir de este análisis, la fuente consultada se preguntó cuál es el sentido de pagar un put si en la misma comunicación al banco le informan que el Central va a seguir comprando en el secundario al mismo precio que le va a pagar.

A esta persona tampoco le quedó claro por qué al banco le sacaban la opción de venta 15 días antes del vencimiento del bono.

PUBLICIDAD

Miradas mixtas

Los put pueden brindar cierta tranquilidad para el sistema financiero que se encuentra ahora con grandes bolsones de liquidez que no puede aprovechar”, afirmó Pablo Repetto, de Aurum Valores.

No obstante, Repetto aclaró: “No lo vemos como algo relevante en el corto plazo, considerando que, en principio, el BCRA está comprometido en hacer todo lo que sea necesario para sostener los precios de los bonos. Parece más una formalización de esa señal que dio (el presidente del Banco Central) Miguel Pesce anteriormente”.

PUBLICIDAD

Quien no fue muy optimista es el estratega de Consultatio, Tomás Ruiz Palacios. Él duda estos instrumentos sean un punto de inflexión y que logren fomentar mucho la exposición de bancos al sistema financiero, “puesto que se trata de una cobertura cara que no permite garantizar un buen rendimiento”.

Además, Ruiz Palacios manifestó: “Si bien entre las intervenciones en el secundario y el diseño de este put el BCRA respondió la pregunta de si estaba dispuesto a sostener las curvas de pesos a cualquier coste, ahora surgen preguntas que nadie tenía: por ejemplo, si esta diferenciación entre ‘deuda vieja’ y ‘deuda nueva’ que se hace para este put fue algo de una vez o es el preludio de otra cosa”.

PUBLICIDAD

Por su parte, un experimentado analista con larga trayectoria en el sector bancario sostuvo que para que para que el put genere demanda el spread entre Ledes y Leliqs debe ser atractivo.

Indicó que si las tasas del Tesoro se ubican sustancialmente arriba de las Leliq podría funcionar, ya que los bancos podrían demandar con mayor entusiasmo estos instrumentos.

PUBLICIDAD

La primera licitación post opciones de venta

En la primera licitación que se dio a partir de los seguros creados por el BCRA, el Tesoro obtuvo un financiamiento neto cercano a los $126.700 millones entre la primera y la segunda vuelta.

En cuanto a los puts, las ofertas presentadas resultaron adjudicadas en su totalidad. En la especie S31O2 resultaron adjudicados $10.755 millones (valor nominal) a una prima de $ 1.073585 cada mil valor nominal. En la especie T2V3D valor nominal 10 millones a una prima de $61.374549 cada $1.000 valor nominal.

PUBLICIDAD

No obstante, el director de la Consultora Ledesma, Gabriel Caamaño Gómez, le restó importancia al optimismo que el Ministerio de Economía intentó imprimirle a esta licitación: “Lo que omiten es que le ‘metieron’ bonos específicos o aptos a los bancos para integrar encajes, lo cual es expansivo, y que el que canjeó lo que vence a fin de mes fue el BCRA”, escribió en sus redes.

Caamaño Gómez se había expresado también en relación a la creación de los put: “El costo es que ahora, si se cumple un hipotético desarme contra emisión no requiere ni que se acumulen vencimientos con rollover insuficiente, ni que el Central decida algo. El desarme es potencialmente automático y en cualquier momento. Deberán ocuparse mucho de no generar motivos”.

PUBLICIDAD