Economía

Gobiernos podrían entorpecer la lucha contra la inflación de bancos centrales: FMI

Para no deshacer el trabajo de los bancos centrales los gobiernos deberían centrar las ayudas en los más vulnerables, advierte el Fondo

Gobiernos podrían entorpecer la lucha contra la inflación de bancos centrales: FMI
Por Michelle Jamrisko
16 de julio, 2022 | 09:15 AM
Tiempo de lectura: 4 minutos

Bloomberg — “Si la ayuda no está bien orientada, podría ocurrir que al proporcionar apoyo a la población de forma no orientada se creara más presión para que los precios subieran, y entonces la política monetaria debería orientar aún más la acción”, dijo la Directora Gerente del FMI, Kristalina Georgieva, en una entrevista el sábado con Haslinda Amin, de Bloomberg Television.

“La política monetaria se está endureciendo, pero la política fiscal podría ir involuntariamente en sentido contrario”, dijo en la entrevista al término de las reuniones de los jefes de finanzas del Grupo de los 20 en Bali, Indonesia.

Los funcionarios presentes en las reuniones se apresuraron a culpar directamente a Rusia de los problemas de la economía mundial. La secretaria del Tesoro estadounidense, Janet Yellen, juzgó que cerca de la mitad del aumento de la inflación en Estados Unidos se debe a los costes de la energía, de los que dijo que Rusia es directamente responsable por sus acciones bélicas.

PUBLICIDAD

Si bien los representantes de otros países añadieron sus propias condenas a Rusia, los asistentes a la conferencia del G-20 reconocieron que no hubo ningún abandono cuando los funcionarios rusos hablaron en esta reunión, a diferencia de una reunión anterior del grupo este año.

Al no poder acordar un comunicado al final de las reuniones, los funcionarios se centraron en las áreas en las que se podía llegar a un consenso, como la seguridad alimentaria y las dificultades de la deuda.

“Tenemos que analizar objetivamente cuáles son las razones por las que la inflación se ha disparado tanto”, dijo Georgieva, señalando que los efectos de la guerra se produjeron tras sucesivas rondas de gasto relacionadas con la Covid, la producción de bienes obstaculizada y anteriores tensiones en la cadena de suministro. En el caso de los alimentos, las perturbaciones meteorológicas se han sumado a las presiones de los costes.

PUBLICIDAD

Georgieva dijo que “hay mucha más conciencia de que el horizonte se ha oscurecido” en los últimos meses, y señaló que el FMI ha rebajado las previsiones de crecimiento económico dos veces este año, y en dos semanas volverá a recortar las previsiones. Los riesgos a la baja se han materializado por la guerra, la pandemia y el endurecimiento de las condiciones financieras, dijo.

“Quisiera recordar a todos los que quieran escuchar que en dos años hemos tenido dos acontecimientos impensables” en Covid y la guerra en Ucrania, dijo Georgieva. “¿Qué nos garantiza que no haya ninguna otra sacudida para la que tengamos que estar preparados?”.

Alrededor del 30% de las economías emergentes y en desarrollo se encuentran en dificultades de endeudamiento, pagando un 10% o más por el servicio de lo que deben. El porcentaje de dificultades se eleva al 60% en el caso de los mercados de renta baja, dijo.

En cuanto a Sri Lanka, cuyo gobierno entró en mora a principios de este año y ha estado en conversaciones con el FMI sobre la reestructuración de la deuda, Georgieva aseguró que, una vez que haya un nuevo gobierno, los negociadores volverán y harán avanzar las conversaciones sobre la deuda “con bastante rapidez”.

El FMI está en conversaciones con varios países cuyas perspectivas se han oscurecido en los últimos meses, y Georgieva señaló que recientemente se han completado las conversaciones a nivel de personal en Pakistán, donde el objetivo es devolver a esa economía a “donde estaba hace apenas un año”.

El banco de desarrollo también se ha centrado en Túnez y en Egipto, que “ha hecho bastante” para acumular reservas.

PUBLICIDAD

Zambia, la primera nación africana en incurrir en impago durante la pandemia, ha estado en el punto de mira de los funcionarios del G-20, que deben cumplir la promesa de proporcionar ayuda a través del Marco Común del FMI. Georgieva dijo que aún aspiran a tener un acuerdo de acreedores para finales de julio.

“Me ha alegrado mucho ver que China ha dado un paso adelante” para copresidir el comité de acreedores para Zambia, dijo Georgieva.

En cuanto a Zambia y Chad, se mostró “cautelosamente optimista” sobre los avances en la reestructuración de la deuda a través del G-20.

PUBLICIDAD

La enorme brecha entre los mercados emergentes y los desarrollados que Georgieva y otros señalaron al principio de la era Covid “no ha mejorado”. Todavía no se ha recuperado la tendencia de tres décadas, antes de la pandemia, de que los mercados emergentes alcanzaran a las economías más avanzadas, dijo.

Aunque la liquidez en dólares es abundante, para muchos países es más una cuestión de asequibilidad que de disponibilidad de dólares, especialmente para aquellos que han visto caer sus monedas en medio de una inflación creciente, dijo.

Tenemos que volver a la estabilidad de precios, porque si no lo hacemos, el sentimiento de los inversores y de los consumidores se resiente, los ingresos de la gente se erosionan y la base del crecimiento no es tan sólida como tiene que ser”.

PUBLICIDAD