Viajes

Seis países de LatAm, entre los menos “ideales” para trabajar a distancia

Un ranking de NordLayer revela que Alemania, Dinamarca y EE.UU. son los mejores países para laborar de manera remota, mientras que Ecuador, Brasil y Argentina están entre los menos ideales

Entre las decisiones que se tendrán que tomar en ausencia del primer ministro británico, Boris Johnson, está la de decidir si se refuerza, se amplía o se levanta el actual cierre, que ha hecho que todos los bares, restaurantes y tiendas no esenciales permanezcan cerradas y que se inste a la gente a trabajar desde casa.
16 de julio, 2022 | 09:58 AM
Tiempo de lectura: 4 minutos

La pandemia de Covid-19 ha impulsado el trabajo remoto en todo el mundo permitiendo a los empleados mover su ubicación de manera temporal o permanente, sin embargo, no todos los países ofrecen actualmente las condiciones óptimas para los nómadas digitales. NordLayer elaboró un ranking mundial de los sitios con las mejores condiciones para el ‘home office’.

El Global Remote Work Index (GRWI - Índice de trabajo remoto global) de NordLayer incluyó a 66 países en el listado considerando factores que, según su investigación, afectan la calidad del trabajo remoto: ciberseguridad, condiciones económicas y sociales, infraestructura física y digital, y respuesta al Covid-19.

Según la firma de software de ciberseguridad, Alemania es el mejor lugar para trabajar de manera remota, seguido de Dinamarca y Estados Unidos. Mientras que la clasificación coloca entre los países “menos ideales” a Argelia, Nepal y Ecuador.

PUBLICIDAD

La dimensión de la ciberseguridad incluye datos sobre la capacidad de la infraestructura, la respuesta a las amenazas del ciberdelito y las medidas legales existentes. La dimensión de las condiciones económicas y sociales consiste en la seguridad general, el atractivo turístico, el nivel de dominio del inglés, el costo de vida y la atención médica. La infraestructura digital y física tiene en cuenta la asequibilidad y la calidad de internet, la infraestructura electrónica y la disponibilidad del gobierno electrónico. Mientras que la respuesta al Covid-19 se enfoca en el manejo de la pandemia.

El ranking global

En la clasificación general, Alemania llegó a la cima, impulsada por la seguridad cibernética del país y las condiciones económicas y sociales. “Nadie tiene el escenario perfecto, pero Alemania tiene condiciones lo suficientemente buenas para los trabajadores remotos en estos días”, aseguró el estudio. Además, señaló que el país “equilibra con éxito las deficiencias en la infraestructura digital con altos estándares en los dominios de ciberseguridad”.

A Dinamarca la impulsó su infraestructura digital y física. Mientras que Estados Unidos, que quedó en tercer lugar, fue ayudado por su respuesta al Covid-19 y sus condiciones económicas y sociales.

PUBLICIDAD

En total, naciones europeas ocuparon ocho de los 10 primeros puestos, por lo que Europa como región sería un buen destino para teletrabajar. Estados Unidos y Singapur completaron el podio.

En cuanto a la ciberseguridad, los países europeos más pequeños como Lituania, Estonia y Eslovaquia, son los más seguros. En accesibilidad digital, Corea del Sur, que ocupa el puesto 11 en general, tiene el internet más rápido, mientras que Israel, que ocupa el puesto 37, es el más asequible.

“La tendencia es clara, desde el comienzo de Covid-19, el trabajo remoto o híbrido se ha vuelto inevitable incluso en aquellas empresas que anteriormente predicaban la importancia de las interacciones cara a cara”, dijo en un comunicado el director de tecnología de NordLayer, Juta Gurinaviciute.

De hecho, empresas como Airbnb (ABNB) y Twitter Inc. (TWTR) han anunciado políticas de trabajo remoto completo. Expertos como Prithwiraj Choudhury, profesor de la Harvard Business School y experto en trabajo a distancia, señalan que dentro de una década es posible que las oficinas se utilizarán para una cosa y solo para una cosa: tiempo de calidad con los colegas de trabajo.

Probablemente dentro de 10 años dejaremos de llamar a esto trabajo remoto. Lo llamaremos simplemente trabajo”, dice Choudhury, quien también asegura que las empresas que no se adapten corren el riesgo de una mayor deserción.

¿En qué lugares del listado se ubican los países de LatAm?

Según el informe, los países de Latinoamérica no son necesariamente inseguros para trabajar digitalmente, pero están tardando más que otros países en adaptarse y desarrollar prácticas y estándares digitales para los nómadas digitales.

PUBLICIDAD

En el listado se evalúan seis países de América Latina, Uruguay, Chile, México, Brasil, Argentina y Ecuador. Todos ellos están ubicados más allá de la posición 45, por lo que son de los menos ideales para el trabajo remoto.

Entre estos, el mejor ubicado es Uruguay, que ocupa el puesto 46, seguido de Chile, que está en el 48. México está en el número 50, Brasil en el 51, Argentina en el 54 y Ecuador en el 64. En ese sentido, sería mejor trabajar remotamente en Uruguay que en Ecuador.

Ahora bien, en cuanto a la puntuación. Alemania, que es el mejor destino, obtuvo una calificación de 0,824, mientras que el país menos ideal obtuvo una puntuación de 0,423. En comparación, los puntos de los países latinos oscilan entre 0,613 y 0,469.

PUBLICIDAD

¿Qué tener en cuenta al elegir a un país para trabajo remoto?

Aunque naturalmente los empleados se enfocan más en las playas y la oferta gastronómica para disfrutar después del horario de oficina al escoger una ubicación de trabajo remota, no todos esos lugares amados o deseados son la mejor opción para trabajar.

Según NordLayer, al seleccionar la ubicación de trabajo remoto se deben tener en cuenta aspectos como la seguridad, ya sea una estadía temporal o reubicación de largo plazo; la calidad del Internet, ya que una “Workcation”, término que usa para describir una nueva locación de empleo, es imposible sin una buena presencia en línea durante la horas de trabajo, pero también es importante que la conexión sea asequible.

En otros aspectos, también es clave el costo de vida, pues la comodidad se relaciona con infraestructura de transporte, vivienda asequible, oferta de espacios de trabajo conjunto, estabilidad de la moneda y asequibilidad para cubrir las necesidades básicas en precios locales para que sea una buena y rentable estadía.

PUBLICIDAD