Bloomberg Green

El elevado precio de la electricidad se alivia con las energías renovables

Entre los diferentes tipos de enrgías renovables existe aún un considerable diferencial de precios

Viento
Por Nathaniel Bullard
17 de julio, 2022 | 03:41 pm
Tiempo de lectura: 5 minutos

Bloomberg — El verano de 2022 no ha sido una temporada estable para la energía mundial. Los suministros de combustibles fósiles son escasos, la demanda se dispara gracias a las olas de calor, y lo peor puede estar aún por llegar, dijo esta semana la Agencia Internacional de la Energía. Algunos acontecimientos pueden estar localizados, pero la oferta y la demanda globales plantean retos -potencialmente crisis- a todo el mundo.

La tendencias mundiales que presionan la subida de precios no son ajenas a las energías renovables. La construcción de nuevos parques eólicos terrestres ha aumentado un 7% en el último año, a causa de la inflación y los problemas de la cadena de suministro. El costo de la energía solar se ha duplicado y los costos de baterías para almacenamiento subieron un 8%. Un proyecto solar o de energía eólica construido actualmente tendría energía a precio de la producida en 2019, lo que supone un cambio en la trayectoria de disminución de más de una década de los costos de electricidad que proviene de la energía eólica y solar.

PUBLICIDAD
Renovablesdfd

Pero, al mismo tiempo, de cara al incremento en los precios de la electricidad, las energías renovables podrían suponer algo de alivio. Quizás más importante que los costos absolutos son los detalles de los mercados energéticos que operan esto nuevos proyectos eólicos y solares.

La consecuencia es que la disparidad existente entre la energía eólica y la solar (que suelen ser las opciones de menor precio en la mayoría de las redes desarrolladas) y el carbón y el gas se ha acrecentado, no han desaparecido. La de la energía eólica y solar, y la del carbón, es más amplia que hace un año, pero todavía no es tan grande como en 2020. Las diferencias entre la energía eólica y la solar, y el de gas, jamás han sido tan grandes.

PUBLICIDAD
Renovablesdfd

Mientras que los costes nivelados de la eólica terrestre y la solar han aumentado, el coste de la eólica marina ha disminuido. En 2014, el coste de referencia de la energía eólica marina era más del doble del coste de la energía de gas. Hoy en día, es sólo un 7% más alto. Los planificadores de sistemas eléctricos y los ejecutivos de las compañías eléctricas, si esperan que los precios de los combustibles sean altos en el futuro, pueden observar este estrecho diferencial y planificar a favor de la tecnología sin costes de combustible.

Las presiones sobre la cadena de suministro siguen siendo muy reales, y las empresas las sienten con intensidad, pero un indicador clave, al menos, es mucho menos agudo que a principios de año. El coste de envío de un contenedor de Shanghái a Rotterdam, una aproximación a las rutas de Asia a Europa que una gran cantidad de equipos de energía tomaría en ruta a los proyectos, ha bajado de casi US$15.000 a menos de US$10.000 desde octubre de 2021. Sin embargo, ¡esas tarifas siguen siendo cuatro veces superiores a las que había antes de la pandemia!

Transporte marítimodfd

Con una inflación muy elevada, el índice de precios al consumo de junio aumentó un 9,1% en comparación con el año anterior, una cifra que no se veía desde 1981. Pero las perspectivas de inflación se han suavizado considerablemente. De hecho, la tasa de inflación de equilibrio a cinco años en Estado Unidos, la que indica la tasa de inflación que los actores del mercado prevén para dentro de cinco años, ha disminuido en más de un 1% desde el mes de abril. Eso no quiere decir que la inflación esté por desaparecer ahora mismo, sino más bien que el mercado ya no espera que los niveles actuales persistan a futuro.

Está la hipótesis de lo que muestra un ejercicio de modelización global de los costos de la energía y está la realidad de lo que los actores del mercado de la energía han prometido hacer. La más reciente subasta en el Reino Unido de energía renovable, donde los promotores de este tipo de proyectos ofertan los precios mínimos viables para la venta de energía en el futuro, es el indicio más evidente que tenemos de que el sector espera una reducción de los costos.

PUBLICIDAD

Con la adjudicación de 10,8 gigavatios de contratos, más de la mitad del volumen total se destinó a la energía eólica marina, es ahora la mayor subasta de la historia. Por primera vez, la energía eólica marina fue la más barata, por debajo de la eólica terrestre y la solar. El precio más bajo de la eólica marina, 37,35 libras (US$44,61) por megavatio-hora, es aproximadamente un cuarto del precio actual de la energía en el Reino Unido, una vez ajustado a la inflación.

Los grandes servicios públicos y las empresas promotoras de proyectos, que se impusieron en la subasta del Reino Unido con estos precios récord, lograron hacerlo gracias a varios factores. Uno de ellos es la gran escala; el tamaño medio de estos proyectos, 1,4 gigavatios, es superior al mayor proyecto de energía eólica marina del mundo, en construcción. La escala implica un mayor poder de compra de equipos y una mayor eficiencia operativa. Otro factor es el tiempo. Poner en marcha estos proyectos tarda hasta el año 2027.

PUBLICIDAD

Por último, el resultado de la subasta británica también indica que los promotores de la eólica marina perciben ventajas incluso en mercados muy volátiles. Tradicionalmente, los proyectos eólicos marinos han vendido toda su energía a través de un contrato fijo a 15 años.

En esta ocasión, varios de los promotores del Reino Unido sólo se han asegurado una parte de sus compras de energía mediante un contrato fijo de 15 años, prefiriendo vender el resto a través de contratos privados directamente con grandes clientes, o directamente en el mercado mayorista de la energía. Estas estrategias tienen tres objetivos.

PUBLICIDAD

En primer lugar, permiten al país protegerse de los altos precios al por mayor a lo largo de quince años. Segundo, permiten amortiguar el golpe de los precios elevados (y volátiles) a los grandes clientes que pueden fijar los precios de la energía eólica a largo plazo. Y tercero, permiten a los promotores tener un cierto grado de ventaja, si están dispuestos a correr riesgos sobre la configuración del mercado de la energía para el futuro.

Actualmente los mercados presentan muchos desafíos y riesgos, y los consumidores del mundo entero están sufriendo los efectos del alza de los precios de la energía en la inflación global. Al mismo tiempo, los precios de las energías renovables están subiendo junto con todos los precios de la energía, continúan siendo la opción de precio más bajo en la mayoría de los mercados, con la oportunidad de conservar esos precios por años. Los bajos costos fijos, sin emisiones de dióxido de carbono, podrían ser un punto de alivio económico.

PUBLICIDAD