Morgan Stanley: Es hora de comprar bonos de El Salvador golpeados por bitcoin

Los títulos soberanos salvadoreños han sido “excesivamente castigados” en 2022, su precio debería ser mayor, analiza el banco de inversión estadounidense

Las políticas impredecibles de Bukele y la adopción de bitcoin afectan a los bonos de El Salvador, según Morgan Stanley.
Por María Elena Vizcaino
21 de julio, 2022 | 03:44 AM

Bloomberg — Morgan Stanley está dispuesto a comprar los maltrechos bonos de El Salvador, que se encuentran entre los de peor rendimiento este año, ya que la apuesta del presidente Nayib Bukele por bitcoin (XBT) se ha vuelto contraproducente.

Los US$7.700 millones de dólares en Eurobonos del gobierno han sido “excesivamente castigados” por el mercado a pesar de que El Salvador tiene mejores métricas que otros pares en dificultades, comentó en una nota Simon Waever, jefe global de Estrategia de Crédito Soberano de Mercados Emergentes del banco.

El bono para 2027 de este país centroamericano ha caído US$0,32, a US$0,28 este año, tocando un mínimo histórico de US$0,263 el pasado viernes.

“Los mercados están valorando claramente una alta probabilidad del escenario de autarquía en el que El Salvador entra en impago, pero no hay reestructuración”, escribió.

PUBLICIDAD

Bonos sobrevendidos

Waever estima que la deuda debería cotizarse en promedio a US$0,437, incluso si el país se encamina a la cesación de pagos, aunque reconoce que es poco probable que llegue a ese nivel pronto, ya que la liquidez mundial se estrecha.

Los cálculos no incluyen una deuda de US$800 millones que vence en enero de 2023, títulos que cotizan a un precio mucho más alto, a US$0,65.

El país podría arreglárselas sin dejar de pagar durante al menos otro año, escribió Waever, pues tiene un superávit primario y sus vencimientos son menores comparados a los de otros países en dificultades como Argentina, Egipto y Ucrania.

PUBLICIDAD

El pesimismo del mercado con respecto a El Salvador se ha atribuido a menudo a las políticas impredecibles del presidente Nayib Bukele, desde el despido de algunos de los principales jueces del país hasta la conversión de bitcoin en moneda de curso legal y el anuncio de una fallida venta de bonos en dólares vinculada a la criptomoneda.

Desde que alcanzó su punto máximo en noviembre, el precio del bitcoin ha perdido casi un tercio de su valor, lo que ha provocado pérdidas de alrededor del 48% con la apuesta de Bukele por el bitcoin que comenzó en septiembre. La nación posee actualmente unos US$56 millones de dólares en esta criptodivisa, según datos recopilados por Bloomberg.

Esas políticas también han pesado en las conversaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

“Para que una reestructuración funcione, casi siempre es necesario que el FMI participe o que haya un claro impulso de reforma por parte del gobierno”, opinó Waever. “Dado que este puede no ser el escenario de una posible reestructuración, podría acabar siendo fácilmente una negociación prolongada”.

-- Con la colaboración de Aline Oyamada y Michael McDonald