Europa

Alemania rescata a Uniper en medio de la crisis del gas ruso

Berlín obtendrá una participación de alrededor del 30%, lo suficientemente grande como para darle derecho de veto en las decisiones estratégicas importantes

Un empleado ajusta la válvula de control de un cabezal de pozo en la instalación de almacenamiento de gas natural de Uniper SE Bierwang en Muhldorf, Alemania, el viernes 10 de junio de 2022.
Por Vanessa Dezem, Arne Delfs y Josefine Fokuhl
22 de julio, 2022 | 10:58 AM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — Alemania ha elaborado un paquete de rescate para Uniper SE (UN01) con el fin de evitar el colapso de un eje clave de la red energética del país, en esa situación como consecuencia de las medidas de Rusia para reducir el suministro de gas.

El gobierno obtendrá de Uniper alrededor del 30%, una participación lo suficientemente grande como para darle derecho de veto en las decisiones estratégicas importantes, dijo la empresa en un comunicado el viernes 21 de julio. Fortum Oyj, principal accionista de Uniper, mantendrá la mayoría.

El paquete total vale más de cuatro veces el valor de mercado actual de la empresa. Este incluye una línea de crédito ampliada de 9.000 millones de euros (US$9.100 millones) del prestamista estatal KfW y valores convertibles obligatorios por valor de 7.700 millones.

PUBLICIDAD

El primer gran damnificado de la crisis del gas en Europa ha sido Uniper, que a principios de este mes pidió un rescate a la administración del canciller Olaf Scholz. El mayor comprador de gas ruso de Alemania se vio al borde del abismo cuando Vladimir Putin redujo los suministros en represalia por las sanciones europeas contra la invasión rusa de Ucrania.

“Haremos todo lo necesario para garantizar que juntos salgamos adelante y seguiremos haciéndolo durante el tiempo que sea necesario”, dijo Scholz, que regresó de unas vacaciones para informar a los periodistas sobre los acontecimientos. “Superaremos juntos los momentos difíciles”.

Sus acciones suben

Las acciones de la empresa de Dusseldorf subieron hasta un 11% tras el anuncio. Sin embargo, las acciones se han desplomado más de un 70% este año, valorando la empresa en unos 4.000 millones de euros. Fortum subió hasta un 13% tras la reanudación de las operaciones en Helsinki, la mayor subida desde 2008.

PUBLICIDAD

El gobierno alemán introducirá un mecanismo para que todos los importadores de gas trasladen los costes de reposición del gas ruso que falte a partir del 1 de octubre, lo que significa que Uniper podrá repercutir los mayores costes energéticos en los consumidores.

Fortum aceptó que su participación se diluyera al 56% desde el 80% aproximadamente como parte del plan de rescate. La empresa con sede en Finlandia tendrá ahora la opción de convertir su actual préstamo de 4.000 millones de euros concedido a Uniper contra una parte de un máximo del 70% de los instrumentos obligatoriamente convertibles suscritos por el Estado alemán, lo que garantiza su capacidad para mantener su posición como accionista mayoritario, dijo en un comunicado.

Uniper, creada en 2016 a partir de los antiguos activos de combustibles fósiles de E.ON (SEEOAN), surgió como el eslabón más débil del sistema energético que impulsa la mayor economía de Europa. Sus amplios contratos con la empresa estatal Gazprom PJSC (GAZP) hicieron que la compañía energética alemana fuera vulnerable a los cortes de suministro y la obligaron a cubrir los déficits a precios elevados en el mercado al contado.

Proporción de las importaciones de gas natural procedentes de Rusia, 2020 
Alemania detuvo la certificación de Nord stream 2 en respuesta a la escalada rusa en el este de Ucrania 
Gasoductos Nord Stream, Gasoductos procedentes de Rusiadfd

El paquete de rescate incluye:

  • Una ampliación de capital de 267 millones de euros, que otorga al gobierno una participación del 30%.
  • Un aumento de 7.000 millones de euros en la línea de crédito de Uniper con el banco estatal KfW.
  • Un derecho a aumentar los precios a partir del 1 de octubre para compensar a la empresa por los mayores costos de adquisición debidos a la pérdida de suministros rusos.

Mientras consumía el efectivo, Uniper ya había recurrido a una línea de crédito de 2.000 millones de euros de KfW y había iniciado conversaciones sobre fondos adicionales después de obtener 8.000 millones de euros de financiación a principios de este año de Fortum.

Alemania no podía permitirse la quiebra de Uniper, ya que las consecuencias repercutirían en la economía, afectando a las empresas industriales y a los servicios públicos locales a los que Uniper presta servicio. Aunque los flujos de gas en un enlace clave con Rusia se han reanudado tras 10 días de mantenimiento, las entregas siguen siendo significativamente reducidas y los niveles de almacenamiento son bajos.

PUBLICIDAD

El jueves, Alemania elevó sus objetivos de almacenamiento de gas, reflejando la creciente preocupación por disponer de energía suficiente para calentar los hogares y mantener las fábricas en funcionamiento durante el invierno. La medida aumenta la probabilidad de que el gobierno intervenga en la gestión de las reservas.

El almacenamiento de gas de Alemania no ha aumentado desde el martes y actualmente se sitúa en torno al 65%. Para alcanzar el nivel del 95% previsto para el 1 de noviembre, el país necesitaría casi tres meses con la media de llenado de la semana anterior a la interrupción del gasoducto Nord Stream.

El Ministro de Economía, Robert Habeck, ha advertido que la crisis del gas en Rusia podría provocar un contagio similar al de Lehman Brothers, ya que la quiebra de Uniper podría extenderse a la economía en general. El Fondo Monetario Internacional (FMI) estimó que el país corre el riesgo de perder casi el 5% de la producción económica si Rusia corta el suministro de gas.

Con la asistencia de Eyk Henning, Kati Pohjanpalo y Alaric Nightingale.

PUBLICIDAD