Brasil en español

JPMorgan se suma a bancos que prevén tasa de interés de Brasil en 14% o más

La firma espera que el banco central suba la tasa Selic, actualmente en 13,25%, en medio punto porcentual en agosto y deje la puerta abierta a un aumento de 25 puntos básicos en septiembre

Los residentes hacen fila frente a un banco para recibir ayuda del gobierno en Juazeiro do Norte, estado de Ceará, Brasil, el lunes 14 de febrero de 2022.
Por Maria Eloisa Capurro
27 de julio, 2022 | 07:43 pm
Tiempo de lectura: 1 minuto

Bloomberg — JPMorgan Chase & Co. (JPM) se sumó al conjunto de bancos que esperan que la tasa de interés de referencia de Brasil suba al menos al 14% este año debido al estímulo fiscal y a las predicciones de una mayor inflación en la mayor economía de América Latina.

Los responsables de la política monetaria, encabezados por el banquero central, Roberto Campos Neto, elevarán la tasa Selic en medio punto porcentual el 3 de agosto y luego dejarán la puerta abierta a un aumento de 25 puntos básicos en septiembre, escribieron los analistas Casiana Fernández y Vinicius Moreira en una nota. Previamente habían proyectado que el ciclo de endurecimiento se detendría el próximo mes.

PUBLICIDAD

“Aunque seguimos convencidos de que la economía brasileña se desacelerará bruscamente, estamos menos convencidos del momento en que se producirá este debilitamiento”, escribieron.

Los miembros del banco central están dando los toques finales a su agresiva campaña de aumentos de tasas, ya que los analistas apuestan a que una desaceleración de la actividad a finales de este año ayudará a controlar la inflación que supera el 11%. Aun así, los indicadores del mercado laboral y los niveles de confianza muestran señales de mejora. Además de eso, las expectativas para los precios al consumidor en 2023, que es el enfoque principal del banco central, continúan al alza.

PUBLICIDAD

“El momento es importante, particularmente para un banco central que busca recuperar la credibilidad y controlar las expectativas de inflación a mediano plazo que siguen aumentando, junto con una alta inflación subyacente y el desanclaje fiscal”, escribieron los analistas de JPMorgan.

El presidente Jair Bolsonaro, que ocupa el segundo lugar en las encuestas rumbo a las elecciones de octubre, obtuvo el visto bueno del Congreso para un programa social multimillonario que incluye mayores pagos para los pobres. Los recientes recortes de impuestos al combustible están ayudando a reducir los costos de transporte en julio, aunque podrían hacer subir los precios más adelante.

En medio de la presión por el estímulo fiscal, algunos bancos, incluidos Credit Suisse, Santander y BNP Paribas, están apostando por al menos un alza más después de la reunión de tasas del 3 de agosto, y algunos prevén que el ciclo se extenderá hasta octubre. Los operadores también apuestan a aumentos menores más allá del próximo mes.

PUBLICIDAD