Brasil en español

Lula dice que su eventual ministro de economía sería político, no burócrata

Los inversionistas están ansiosos por saber a quién elegirá Lula para dirigir la economía del país en caso de ganar las elecciones de octubre

Luiz Inácio Lula da Silva
Por Simone Preissler Iglesias
28 de julio, 2022 | 06:47 am
Tiempo de lectura: 1 minuto

Bloomberg — Luiz Inácio Lula da Silva, que encabeza las encuestas presidenciales en Brasil, dijo que si es elegido para un tercer mandato en octubre su ministro de economía podría ser economista, abogado, médico, pero tiene que pensar en términos políticos y no ser un burócrata.

“Lo que quiero es una persona con visión política y versatilidad política”, dijo el miércoles en una entrevista con un sitio web local. “Si tiene versatilidad política, puede ser ministro de economía”.

PUBLICIDAD

Los inversionistas, que buscan garantías de que Lula aplicará políticas favorables a los negocios si es elegido, han estado deseosos de saber quién sería el titular del ministerio de Economía.

Es la primera vez que Lula habla con más detalle sobre las características que busca en la persona que recibiría la misión de aumentar el gasto público mientras convence a los inversionistas de que la mayor economía de América Latina se mantiene en una trayectoria fiscal sólida.

PUBLICIDAD

El expresidente prometió reanudar un gran programa de infraestructuras para promover el crecimiento y reactivar el Ministerio de Planificación para organizar el presupuesto gubernamental y las obras públicas en todo el país.

Lula también criticó la ley de tope de gastos que limita los gastos del Gobierno a la tasa de inflación y dijo que no necesita una regla de ese tipo porque nunca fue irresponsable en el manejo de las finanzas públicas.

Reafirmó los planes para modificar la política de precios de Petróleo Brasileiro, el gigante petrolero estatal que se convirtió en blanco de las críticas del presidente Jair Bolsonaro cuando elevó los precios del combustible este año, aumentando una inflación que está debilitando su popularidad. Sin embargo, a diferencia de Bolsonaro, Lula se opone con vehemencia a la privatización de la empresa.

A sus 76 años, Lula dijo que no piensa postularse para un cuarto mandato si es elegido este año.

PUBLICIDAD

“Seré demasiado viejo, tendré 81 años”.

Con la asistencia de Bruna Lessa.

PUBLICIDAD