EE.UU.

Senadores de EE.UU. logran acuerdo de créditos fiscales para autos eléctricos

Si se aprueba, el paquete ayudaría a reponer los créditos fiscales existentes que ya se han agotado para algunos fabricantes de vehículos

El puerto de carga de un vehículo utilitario eléctrico (VUE) Chevrolet Bolt durante el Salón Internacional del Automóvil de Nueva York (NYIAS) de 2022 en Nueva York, Estados Unidos, el jueves 14 de abril de 2022.
Por Keith Laing y Ari Natter
27 de julio, 2022 | 10:26 PM

Bloomberg — Un acuerdo entre los senadores Chuck Schumer y Joe Manchin incluye la ampliación de un popular crédito fiscal para la compra de vehículos eléctricos, según personas familiarizadas con el asunto, una gran victoria para los fabricantes de vehículos eléctricos como General Motors Co (GM), Tesla Inc. (TSLA) y Toyota Motor Co (TM).

El crédito está incluido en un paquete legislativo más amplio que revive partes clave de la agenda política interna del presidente Joe Biden y contiene unos US$369.000 millones en gasto climático y energético.

Permitirá a los fabricantes de automóviles seguir ofreciendo US$7.500 en créditos fiscales para la compra de nuevos coches eléctricos con algunas condiciones: tendrán que ser construidos con minerales extraídos o procesados en un país con el que Estados Unidos tenga un acuerdo de libre comercio, y tener una batería que incluya un gran porcentaje de componentes fabricados o ensamblados en Norteamérica.

PUBLICIDAD

Los consumidores que compren coches limpios en concesionarios registrados podrían recibir descuentos en el punto de venta equivalentes al valor de sus créditos por primera vez. Los compradores de coches también podrían recibir US$4.000 por coches limpios usados por primera vez.

Estas políticas “garantizarán que Estados Unidos construya las principales tecnologías del siglo XXI aquí, en casa, y nos permitirán ganar la carrera mundial del transporte limpio”, dijo en un comunicado la Asociación de Transporte de Emisiones Cero, un grupo industrial que aboga por un cambio más rápido a los modelos eléctricos.

La legislación propuesta elimina los requisitos anteriores que exigían que los vehículos cualificados tuvieran únicamente motores eléctricos enchufables y un límite anterior de 200.000 vehículos por fabricante que los fabricantes de automóviles han rechazado al superar varios fabricantes ese umbral.

PUBLICIDAD

El acuerdo también incluye un límite en el precio de venta sugerido de los vehículos elegibles de US$55.000 para los coches nuevos y de US$80.000 para las camionetas y los todoterrenos. Los créditos se limitarían a un nivel de ingresos de US$150.000 para los contribuyentes solteros y US$300.000 para los contribuyentes conjuntos en el caso de los vehículos nuevos, y a 75.000 y 150.000 dólares en el caso de los coches usados.

Los partidarios de los vehículos eléctricos han argumentado que los créditos fiscales son necesarios para estimular el desarrollo del incipiente mercado de los autos enchufables, que se considera crucial para reducir el uso de combustibles fósiles y alcanzar los ambiciosos objetivos climáticos de Biden. Si se aprueba, el paquete ayudaría a reponer los créditos fiscales existentes que ya se han agotado para algunos fabricantes de automóviles.

Los dos senadores han adoptado posturas muy diferentes sobre la viabilidad de los coches eléctricos. Schumer ha pedido que todos los coches que se fabriquen en Estados Unidos sean eléctricos para 2030, mientras que Manchin ha calificado de “ridícula” la idea de que el gobierno federal subvencione los vehículos eléctricos.

Una propuesta anterior de la administración Biden permitía a los fabricantes de automóviles sindicados ofrecer US$4.500 adicionales a los compradores de vehículos eléctricos, pero Manchin se opuso a esta disposición tras enfrentarse a la fuerte oposición de empresas como Tesla y Toyota, que argumentaron que habría dado una ventaja injusta a sus rivales con sede en Detroit.

Los fabricantes de automóviles vendieron el año pasado la cifra récord de 652.000 vehículos eléctricos, pero sólo representaron el 4,4% de las ventas de coches nuevos, según un análisis de BloombergNEF. El porcentaje se duplicó desde algo más del 2% en 2020. Los SUV y las camionetas comprendieron alrededor del 70% de las ventas totales de 2021, según Kelley Blue Book, lo que demuestra que la industria todavía tiene un largo camino por recorrer antes de acercarse a lograr la adopción generalizada de los vehículos eléctricos.

PUBLICIDAD