Economía

Desempleo en Colombia cede en junio, pero se mantiene en dos dígitos

Aunque la tasa de desempleo cedió en Colombia en junio, el país aún mantiene retos estructurales en la materia que deberá abordar el nuevo Gobierno

Empleados trabajan en piezas para una estufa en la línea de fabricación de electrodomésticos y muebles en la planta de producción de Challenger SAS en Bogotá, Colombia, el martes 20 de febrero de 2018.
29 de julio, 2022 | 11:03 am
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bogotá — La tasa de desempleo de Colombia se ubicó en junio en un 11,3%, menor a la del mismo mes del año pasado cuando fue de 14,6%, luego de que se sumaran 1,9 millones de personas a la población ocupada, informó este viernes el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane).

Para las 13 ciudades y áreas metropolitanas la tasa se ubicó en un 11,7% en junio, menor al 16,2% del mismo mes del año pasado.

PUBLICIDAD

Entre tanto, la tasa de desempleo del total nacional para las mujeres fue del 14,1% y para los hombres del 9,2%.

Síguenos en las redes sociales de Bloomberg Línea Colombia: Twitter, Facebook e Instagram

PUBLICIDAD

La población ocupada alcanzó en junio las 22,023 millones de personas, mientras que la población desocupada totalizó 2,7 millones (18,9% menos frente al mismo mes del año pasado) y la población fuera de la fuerza laboral 14,1 millones (5% menos).

Entre junio pasado y el mismo mes del 2021 unas 650.000 personas salieron del desempleo en Colombia, de las que 258.000 fueron mujeres, a la vez que unas 738.000 personas ingresaron a la fuerza de trabajo, de acuerdo al Dane.

Aun así, en mayo la tasa de desempleo era del 10,6%, mientras que en abril había sido del 11,2%, en marzo del 12,1%, en febrero del 12,9% y en enero del 14,6%.

Ante los altos niveles de desempleo, cada vez son más las voces que piden una reforma laboral, que permita flexibilizar el mercado del empleo y atacar de una forma más directa la informalidad en el país.

PUBLICIDAD

Durante la campaña, Petro expuso que buscaría impulsar un estatuto de trabajo para garantizar ese derecho fundamental y que defenderá que el salario mínimo “cumpla con los mandatos constitucionales en el marco de derechos sociales”.

Su proyecto incluye lo que ha denominado el derecho fundamental al ingreso mínimo vital, en el marco de lo cual contempla “un programa que proporcionará empleo con un salario básico para quienes no pueden encontrar trabajo de otra manera”.

PUBLICIDAD

Uno de los puntos que enmarca su propuesta de inclusión tiene que ver con el trabajo del cuidado, que buscará reconocer y remunerar para que, a su vez, la carga se distribuya desde las mujeres, que son las que soportan el mayor peso, a otros miembros del hogar.

En una entrevista con Bloomberg Línea, el director ejecutivo del centro de pensamiento Fedesarrollo, Luis Fernando Mejía, manifestó que “Colombia tiene unas leyes y una reglamentación posterior que infortunadamente es anacrónica, no reconoce las nuevas realidades de los modelos laborales que existen”.

PUBLICIDAD

Mientras que Sergio Olarte, economista principal Scotiabank Colpatria, había dicho a este medio que “el reto de corto plazo es que con la legislación actual se logre que las empresas, en este momento de reactivación económica tan importante, formalicen a sus empleados y aumenten su empleabilidad”.

“El reto más grande es una reforma laboral que haga que se flexibilicen tanto las formas de emplear como de cambiar de empleo. En este momento hay mucha rigidez en el mercado laboral que no permite al empleado escoger un empleo con el cual se sienta cómodo y por otro lado a los empleadores les queda difícil formalizar a los trabajadores por una cantidad de costos muy altos”, comentó en su momento.

PUBLICIDAD