Economía

¿Por qué comprar dólares y dejarlos guardados podría ser un error financiero?

La depreciación ha llevado a que muchas personas tomen decisiones apresuradas sobre el cambio de sus monedas locales a dólares

Un empleado cuenta billetes de 100 dólares estadounidenses en una oficina de cambio de moneda en Yakarta, Indonesia, el lunes 7 de julio de 2014.
25 de julio, 2022 | 04:00 am
Tiempo de lectura: 4 minutos

Bogotá — La depreciación de algunas de las principales monedas latinoamericanas frente al dólar condujo a que muchos ahorradores busquen refugio en la divisa estadounidense, aunque con una creciente inflación en EE.UU. y un panorama económico más retador la apuesta por mantener guardado este dinero sin generar rendimientos también podría constituirse en un error financiero, según los especialistas.

Tener el dinero quieto es un sofisma de seguridad porque, a pesar de generar una estabilidad al tener supuestos ahorros, el capital está perdiendo valor, sobre todo en una etapa de hiperinflación como la que estamos atravesando actualmente”, explicó a Bloomberg Línea Juliana Matiz, fundadora de Investopi y experta en finanzas.

PUBLICIDAD

Explicó que “en términos simples, $1.000 colombianos hoy no compran lo mismo que hace 1 año, al igual que 1 dólar tampoco, ya que todos los bienes y servicios se ven cada vez más afectados por los efectos de la inflación”.

Síguenos en las redes sociales de Bloomberg Línea Colombia: Twitter, Facebook e Instagram

PUBLICIDAD

El período postpandémico ha traído consigo un escenario retador para la economía global, expuesta ahora a tasas de interés más altas y a una crisis de suministro que se extendió por cuenta de la guerra en Ucrania.

Esta situación condujo a que la inflación en EE.UU. trepara a un 9,1% interanual en junio, marcando su nivel más alto en 40 años debido al impulso del precio de la gasolina.

A medida que esto ocurre la moneda estadounidense ha tomado fuerza frente a las divisas de los mercados emergentes, que han vivido semanas turbulentas por cuenta de esto.

Comprar dólares por comprar

“Señor, me puede cambiar $20.000 (unos US$4,5 de hoy) por dólares”, dice un niño acompañado por sus padres al asesor de una casa de cambio en un centro comercial de la capital de Colombia, en donde la depreciación del peso ha llevado a más de uno a comprar la moneda estadounidense bien sea como resguardo, como ahorro a largo plazo o por el simple hecho de tenerlos.

PUBLICIDAD

En medio de la fuerte depreciación de monedas regionales como el peso argentino, el chileno o el colombiano frente al dólar, las casas de cambio se han mantenido activas con las consultas diarias sobre la evolución de la moneda estadounidense, cuyo precio ya marcó máximos históricos en Colombia y llegó a superar los US$4.600.

Photographer: Kerem Uzel/Bloombergdfd

En medio del vaivén de la TRM muchos se han volcado a cambiar pesos colombianos por dólares sin un norte claro, optando muchas veces por dejar estos recursos quietos y sin un plan específico para sacar provecho de las actuales circunstancias.

PUBLICIDAD

Comprar dólares y dejarlos debajo del colchón es una inversión que se expone a lo que suceda con la tasa de cambio, sabiendo que en cualquier momento puede subir o bajar de precio ya que la volatilidad es muy grande y en el momento en que se vayan a monetizar a pesos no se tendrá certeza sobre lo que este sucediendo con la economía”, indicó a Bloomberg Línea Sergio Olarte, economista principal de Scotiabank Colpatria.

Matizó que otro caso es el de “comprar dólares para viajar y gastarlos, pues para ello hay que buscar la mejor tasa de cambio, guardarlos y gastarlos, pero si el tema es por ahorro se debería buscar una tasa de interés que genere por seguro un rendimiento”.

PUBLICIDAD

“Un grave error”

El fundador de la plataforma de educación financiera Mis propias finanzas, Juan Pablo Zuluaga, explica en un video que “las personas que están tomando todos sus pesos, cambiándolos a dólares y dejándolos quietos en una cuenta de ahorros en dólares que rentan el nada % están cometiendo un grave error”.

Cosa muy distinta es pasar los pesos a dólares e invertirlos en bienes raíces, en acciones, en ETF y poner a producir ese dinero. Pero abrir una cuenta en un banco en dólares para dejar ese dinero quieto, por ejemplo, en Panamá, me parece un error financiero grande”, indicó.

PUBLICIDAD

Los especialistas en finanzas personales apelan más a que las personas diversifiquen su portafolio y traten de generar rendimientos con su capital, lo que implica asumir una posición más activa en un entorno que pide dinamismo en las inversiones.

Alejandro Guerrero, asociado de Mercado de Capitales en Credicorp Capital, cree “conveniente la diversificación en otras monedas en la exposición para el inversor”, teniendo en cuenta que en el caso colombiano la moneda se ha depreciado cerca de un 9% dada la coyuntura internacional.

PUBLICIDAD

“Es importante tener recursos en dólares, pero también la coyuntura de inflación y las tasas de interés hace que sea un error financiero dejar al 0 esos dólares, que no renten absolutamente nada. Y frente a eso digamos que obviamente ajustado al horizonte de tiempo de cada inversor, el perfil de riesgo, sí es importante que puedan poner a producir un poco esos dólares”, afirmó.

Consultado por Bloomberg Línea, José Luis López Amador, cofundador y CEO de la firma de open banking Finerio Connect, dijo que “comprar dólares es también peligroso porque se puede depreciar, ya que el Gobierno de EE.UU. imprimió mucho dinero y se endeudó para prestar a las empresas para ayudarlas por la pandemia”.

No es bueno tener el dinero en dólares sentado porque se puede depreciar por esa razón, también porque se espera que la economía estadounidense entre en recesión en septiembre de este año. Entonces, lo que se debe hacer es diversificar inversiones que den rendimientos, como bonos de Gobiernos -como el de Estados Unidos-, comprar acciones, invertir en bienes raíces, en metales, en hidrocarburos, etc.”, apuntó.

Juliana Matiz, de Investopi, complementa que “cada vez existen más mecanismos de inversión a la mano de todos los ciudadanos, de ahí la importancia de educarse financieramente”.

PUBLICIDAD