Asia

Actividad fabril de China se contrae inesperadamente por brotes de Covid-19

La recuperación económica de China ha sido frágil: el gobierno relaja las restricciones cuando se reducen los brotes, pero las vuelve a endurecer cuando reaparecen

La actividad fabril de China se contrajo inesperadamente en julio
Por Xiao Zibang
31 de julio, 2022 | 10:08 am
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — La actividad fabril de China se contrajo de manera inesperada en julio, al tiempo que brotes esporádicos de Covid-19 obstaculizan la recuperación.

El índice oficial de gestores de compras del sector manufacturero cayó a 49 desde el 50,2 de junio, según informó el domingo la Oficina Nacional de Estadística. La mediana de las estimaciones de economistas encuestados por Bloomberg era de 50,3.

PUBLICIDAD

Una cifra por encima de 50 indica una expansión con respecto al mes anterior, mientras que una por debajo significa una contracción.

El indicador no manufacturero, que mide la actividad en los sectores de la construcción y los servicios, descendió a 53,8 desde los 54,7 del mes anterior. Esta cifra fue inferior a la previsión de consenso de 53,9.

PUBLICIDAD
Las manufacturas y los servicios se ralentizan tras un rebotedfd

La recuperación económica de China ha sido frágil, ya que el gobierno relaja las restricciones cuando se reducen los brotes, pero luego las vuelve a endurecer cuando el virus vuelve a aparecer. Un brote en el centro manufacturero de Shenzhen, en el sur del país, afectó a las operaciones de las fábricas de la zona, aumentando la preocupación por las interrupciones de las cadenas de suministro mundiales.

Lo que dice Bloomberg Economics...

La recuperación de China se tambalea después de un breve impulso tras la reapertura de Shanghái. La sorpresiva caída del PMI manufacturero oficial de julio, que se tradujo en una contracción, invirtió con creces la subida de junio, lo que pone de manifiesto una abrupta pérdida de impulso. Los brotes dispersos de Covid-19 y las nuevas tensiones en el sector inmobiliario están pasando claramente factura a la economía.

Los datos fueron sombríos en todos los ámbitos. El retroceso del sector manufacturero se debió al debilitamiento de la oferta y la demanda (externa e interna), así como al deterioro del sentimiento. El sector de los servicios -que tiene más terreno que recuperar en la recuperación- vio cómo su repunte perdía fuerza, a pesar de un impulso político que reforzó la actividad de la construcción.

PUBLICIDAD

Chang Shu y David Qu

La economía china creció en el segundo trimestre al ritmo más lento desde el brote inicial de Covid-19 en Wuhan, y los economistas prevén que el crecimiento de todo el año podría alcanzar sólo el 4% o menos, ya que los brotes y las restricciones por el Covid-19, así como el actual desplome del mercado inmobiliario, siguen pesando sobre la actividad.

PUBLICIDAD

“El hecho de que el índice de gestores de compras del sector manufacturero esté por debajo de 50 muestra que la recuperación económica de China es todavía inestable”, declaró el domingo Bruce Pang, economista jefe de Jones Lang LaSalle Inc. “Los retos para el crecimiento del PIB de China en el tercer trimestre podrían ser mayores de lo que se esperaba anteriormente”.

Los nuevos pedidos y los nuevos pedidos de exportación, tanto en el sector manufacturero como en el no manufacturero, se contrajeron en julio. Los nuevos pedidos de exportación para el sector manufacturero habían estado por debajo de 50 durante más de un año, pero el índice de nuevos pedidos estuvo por encima de 50 en junio.

--Con la ayuda de Karoline Kan y Stanley James.

PUBLICIDAD