Europa

Centro-izquierda de Italia forma alianza contra la derecha rumbo a las elecciones

Los demócratas y los centristas acordaron no presentar candidatos divisivos que pudieran desviar los votos a favor de la derecha

Enrico Letta.
Por Alessandra Migliaccio y Alberto Brambilla
02 de agosto, 2022 | 02:31 PM

Bloomberg — El Partido Democrático y los centristas de Italia han creado una alianza con vistas a las elecciones generales del próximo mes en busca de hacer frente a una posible victoria aplastante de la derecha.

El Partido Democrático, de izquierda, y los partidos centristas +Europa y Azione acordaron combinar sus fuerzas de cara a la votación prevista para el 25 de septiembre, según dijeron sus líderes en una rueda de prensa el martes. Entre otras cosas, acordaron no nombrar a candidatos divisivos que pudieran dispersar los votos a favor de la derecha y proseguir con la agenda de reformas del actual gobierno.

“Es una cuestión de dignidad. La elección es entre un país que se queda con Europa o con Orban o Putin”, dijo Carlo Calenda, líder de la coalición centrista. Le secundó el líder del PD, Enrico Letta, quien dijo que era “inimaginable” pasar del actual gobierno de unidad nacional liderado por el primer ministro Mario Draghi a una coalición de derechas dirigida por la líder de los Hermanos de Italia, Giorgia Meloni.

PUBLICIDAD

El movimiento se produce tras la divulgación de encuestas que muestran que si los partidos de centro-izquierda no se unen, entonces una alianza de Hermanos de Italia con la Liga de Matteo Salvini y Forza Italia de Silvio Berlusconi podría llevar a una mayoría de casi dos tercios en ambas cámaras del Parlamento. Esto recordaría al líder húngaro Viktor Orban, que obtuvo una amplia mayoría en 2010, y despierta el temor de que se intente cambiar la Constitución.

Se prevé que la coalición de derechas gane la Cámara Baja italiana, pero la cuestión es por cuánto.dfd

Se han convocado elecciones anticipadas para el próximo mes tras la dimisión de Draghi, provocada por la caída de su coalición. Aunque se mantiene como interino hasta que un nuevo gobierno asuma el poder, su inminente salida ha dejado a los inversores preocupados por las finanzas públicas de Italia. También preocupa la capacidad de Italia para cumplir los objetivos del Fondo de Recuperación de la Unión Europea (UE), que exige reformas para desbloquear unos $200.000 millones de euros de subvenciones y préstamos destinados a impulsar permanentemente el crecimiento del país.

Con la asistencia de Flavia Rotondi y Giovanni Salzano.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD