Bloomberg Green

El agua se vuelve más cara que nunca en California con una sequía que se agrava

El precio promedio al contado del agua en el estado ha subido un 56% desde principios de año

Imagen de un campo de cultivo en California
Por Mark Chediak y Kim Chipman
02 de agosto, 2022 | 11:57 am
Tiempo de lectura: 1 minuto

Bloomberg — Los precios del agua en California están en los nieles más elevados de su historia debido a la grave sequía que asfixia el suministro a las ciudades y granjas de todo el estado.

El precio del agua en el índice Nasdaq Veles California Water alcanzó los US$1.144,14 el acre-pie el 27 de junio, lo que supone un aumento del 56% desde principios de año. El índice sigue el precio promedio de las transacciones de derechos de agua en cinco mercados a nivel estatal.

PUBLICIDAD

En algunas zonas del estado, el agua es aún más cara: ronda los US$2.000 el acre-pie en la región de Westlands, según Sarah Woolf, presidenta de Water Wise, una empresa de corretaje y consultoría de agua con sede en Fresno. La región, que abarca más de 1.000 millas cuadradas de tierras de cultivo en el Valle Central, es el mayor distrito hídrico agrícola de Estados Unidos.

El precio promedio al contado del agua es el más alto registradodfd

Los aumentos reflejan la rapidez con la que se está agravando la crisis del agua en California, con graves consecuencias sobre todo para los cultivos alimentarios que dependen casi por completo del riego.

PUBLICIDAD

La histórica sequía ha cortado el agua de superficie incluso a los que tienen más antigüedad en el complejo sistema de derechos de agua de California, y el gobernador Gavin Newsom ha declarado el estado de emergencia, ordenando restricciones en el uso del agua y algunos recortes para los distritos de riego y los agricultores.

Los precios nunca habían sido tan altos, dijo Woolf en una entrevista telefónica. “Desde el punto de vista de la agricultura, no es sostenible”, dijo. “No conozco ningún cultivo que pueda soportar precios del agua de esta magnitud”.

La nueva regulación del uso de las aguas subterráneas también está complicando el panorama del suministro en el estado, ya que algunas estimaciones indican que en las próximas décadas se dejará de cultivar hasta un millón de acres en el Valle de San Joaquín de California debido a la reducción del acceso a las aguas subterráneas y superficiales.

PUBLICIDAD