Economía

México no cubre costo de subsidio a gasolinas y recorta proyección de excedentes petroleros

Los ingresos petroleros excedentes sumaron MXN$53,442 millones en primer semestre del 2022, pero los estímulos fiscales al IEPS costaron MXN$163,441 millones

El Gobierno mexicano recortó su proyección de ingresos petroleros excedentes a MXN$368,710 millones para cierre de 2022.
02 de agosto, 2022 | 04:00 AM
Tiempo de lectura: 5 minutos

Ciudad de México — El presidente Andrés Manuel López Obrador lanzó una nueva cruzada por la austeridad a mitad de año cuando los ingresos petroleros excedentes registrados al primer semestre no cubrieron por sí solos la totalidad del costo de los estímulos fiscales a gasolinas y Hacienda recortó la proyección de ingresos petroleros hacia cierre de 2022.

La guerra entre Rusia y Ucrania detonó precios altos del petróleo, por arriba de los US$100 por barril, lo que benefició el precio de la Mezcla Mexicana de Exportación, pero al mismo tiempo encareció las gasolinas.

AMLO, como se le conoce al presidente, prometió usar los excedentes petroleros en estímulos fiscales y subsidios a las gasolinas para evitar una afectación en el bolsillo de los mexicanos en medio de la inflación más alta en 21 años, sin embargo, el informe de finanzas públicas al segundo trimestre del año muestra que los excedentes petroleros se están quedando cortos.

PUBLICIDAD

Los ingresos petroleros del sector público se ubicaron en MXN$594,194 millones, monto que implicó un excedente de MXN$53,442 millones respecto de lo programado y 29,4% anual real mayor a lo observado en igual periodo de 2021.

Los recursos petroleros adicionales se explican, principalmente, por un mayor precio del petróleo, que pasó de US$55,1 por barril aprobado en la Ley de Ingresos de la Federación (LIF) 2022 a US$90,2 por barril a junio.

Sin embargo, los excedentes petroleros observados se quedaron por debajo del costo de los estímulos fiscales a las gasolinas.

PUBLICIDAD

Al mes de junio de 2022 el costo fiscal de los estímulos ascendió a MXN$163,441 millones, monto que implica una renuncia recaudatoria del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) que se cobra por la compra de un litro de gasolina o diésel.

Pero aun con excedentes petroleros insuficientes, el Gobierno logró un balance general favorable al primer semestre del año. Gracias a la recaudación proveniente de impuestos como el IVA y el ISR, que fueron impulsados por la actividad económica, el hueco del IEPS fue compensado por el IVA e ISR en los ingresos tributarios.

Los ingresos presupuestarios del sector público sumaron MXN$3.3 billones entre enero y junio de 2022, cifra que implicó un monto excedente de casi MXN160,000 millones respecto de lo programado en la LIF.

“No hay falta de ingresos petroleros, al contrario, si el precio está más alto tenemos más ingresos del petróleo tanto en Pemex como en el Gobierno federal. Sin embargo, en el agregado, los ingresos totales están arriba en 160 mil millones de pesos, entonces, no hay una falta de ingresos petroleros”

Gabriel Yorio, subsecretario de Hacienda, durante conferencia de prensa virtual del viernes 29 de julio

Excedentes petroleros a la baja

El Gobierno mexicano recortó su proyección de ingresos petroleros excedentes para cierre de 2022.

En la LIF 2022 se aprobaron ingresos petroleros por MXN$1.087 billones de pesos, pero en el informe de finanzas públicas del primer trimestre del año (29 de abril), Hacienda ajustó al alza la cifra al proyectar MXN$535,509 millones adicionales para cerrar el año con MXN$1.622 billones de petroleros.

No obstante, en el informe al segundo trimestre del año (29 de julio) la dependencia recortó su proyección de excedentes petroleros a MXN$368,710 millones, por lo que ahora se prevé terminar el año con un total de ingresos petroleros de MXN$1.455 billones.

PUBLICIDAD

La revisión a la estimación de ingresos petroleros para cierre de 2022 considera un precio promedio anual del petróleo en US$98,4 por barril, cifra mayor a los US$55,1 por barril previsto en la LIF, asimismo, se prevé una plataforma de producción petrolera en 1,805 millones de barriles diarios en lugar de los 1,826 millones de barriles diarios originales.

Hacienda envió al Congreso el 30 de junio pasado su informe anual “Renuncias Recaudatorias” en el que informó su proyección del costo anual del estímulo fiscal en materia de IEPS aplicable a los combustibles automotrices, el cual ascendería a MXN$328,393 millones al cierre del año.

Lo anterior significa que la nueva proyección de excedentes petroleros para cierre de año cubriría el costo anual de los estímulos fiscales al IEPS, sin embargo, el monto estimado en el informe de Renuncias Recaudatorias no incluye la pérdida de ingresos tributarios que resulten del estímulo fiscal complementario al IEPS que el Gobierno activó en marzo ante la guerra Rusia-Ucrania.

PUBLICIDAD

Austeridad, ¿el salvavidas?

Víctor Gómez Ayala, académico del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), dijo que, ante las calificadoras e inversionistas, y dentro del propio balance del sector público, no hay un deterioro explícito en los ingresos y el Gobierno ha contenido el déficit, sin embargo, el punto es que el Gobierno federal está capturando las necesidades del financiamiento de los estímulos.

Es decir -señaló el también exfuncionario de Hacienda- la parte positiva de los mayores precios de petróleo la recibe el Gobierno federal y Pemex, pero la parte negativa del costo del estímulo la absorbe enteramente el Gobierno y es quien toma el sacrificio.

PUBLICIDAD

“El tema central está en que, en el caso de los ingresos petroleros, el efecto positivo que captura el Gobierno es solo una parte de los ingresos petroleros adicionales, esa es la parte que se puede destinar a compensar la falta de recaudación en IEPS porque el beneficio de mayor precio del petróleo que recibe Pemex es un beneficio que no se traslada al Gobierno”

Víctor Gómez Ayala, académico del ITAM y exfuncionario SHCP

Apuntó que los ingresos petroleros del Gobierno federal son enteramente ingresos por petróleo, pero los ingresos petroleros propios de Pemex incluyen petróleo y otros ingresos por gasolinas, derivados de petróleo, el uso productivo de cierta infraestructura, venta de activos, etcétera.

Explicó que los ingresos para Pemex se contabilizan en su balance financiero y se utilizan para pagar sus vencimientos de deuda y obligaciones con proveedores. “Pemex tiene suficientes necesidades de gasto y difícilmente le va a pasar dinero al Gobierno”.

Alejandra Macías, directora ejecutiva del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), afirmó que el Gobierno debe aclarar si los ingresos petroleros van a una bolsa común o no, esto porque, en teoría, los ingresos petroleros que entran a Pemex primero pagan deuda de la empresa.

PUBLICIDAD

“Por sí solos los excedentes petroleros me parece que no son suficientes y tendríamos que tomar como de otros lados, pero como están siendo buenos los números de ISR y el IVA, no se nota tanto el hueco que podría dejar (la renuncia recaudatoria del IEPS)”

Alejandra Macías, directora ejecutiva del CIEP

Apuntó que, en el informe de finanzas públicas del segundo trimestre, Hacienda ajustó al alza los Requerimientos Financieros del Sector Público (RFSP), la medida más amplia del déficit, para cierre de 2022 a un nivel de 3,8% del PIB desde uno previo de 3,5%, lo que puede ser una señal de que no serán suficientes los excedentes petroleros.

Macías cuestionó el hecho de que el Gobierno hable de excedentes petroleros y al mismo tiempo el presidente anuncie una nueva fase de austeridad en el gasto público. “¿Por qué nos ponemos a anunciar una pobreza franciscana o medidas de austeridad?, no tendría como mucho sentido”.

Dijo que el alza en las tasas de interés está poniendo nervioso al Gobierno y probablemente ese factor motive parte de la austeridad ante el aumento en el costo financiero de la deuda, asimismo, la elaboración del Paquete Económico 2023 es otro factor que influye en la política de austeridad porque se tiene que ir cuadrando las cifras.

PUBLICIDAD

Hacienda presentó algunas de medidas de austeridad en una conferencia de prensa virtual realizada el viernes 29 de julio, un día después de que AMLO se reunió con su gabinete en el salón Tesorería de Palacio Nacional.

Entre las medidas se encuentran la administración de vacancias, cancelación de viajes al extranjero, revisión del gasto no esencial en diversos sectores, reasignación de subejercicios no subsanados, revisión del presupuesto de proyectos de inversión con rezago en su ejecución, revisión de fideicomisos y mantener la fiscalización para evitar evasión.

Yorio dijo en la conferencia que no habrá recortes en el gasto prioritario, gasto estratégico, gasto en programas sociales y el gasto asociado a inversión pública.

PUBLICIDAD