Actualidad

Credit Suisse evalúa recortar miles de empleos en plan para recuperar rentabilidad

El grupo financiero recortó puestos en Asia en julio y analiza un plan agresivo para reducir su plantilla global de más de casi 51.500 empleados al cierre del primer semestre

Un cartel sobre la entrada de una sucursal bancaria de Credit Suisse Group AG en Ginebra, Suiza, el lunes 25 de julio de 2022.
Por Ambereen Choudhury, Cathy Chan y Myriam Balezou
04 de agosto, 2022 | 01:39 pm
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — En un intento por disminuir su base de costos en US$1.000 millones adicionales, la firma de servicios financieros europea Credit Suisse Group AG (CS) está analizando la reducción de miles de puestos de trabajo en todo el mundo.

Según personas familiarizadas con el asunto que pidieron no ser identificadas, el grupo, que empezó a recortar puestos de primera línea en Asia el mes pasado, está estudiando un plan agresivo para reducir su plantilla, que era de 51.410 personas a finales de junio.

PUBLICIDAD

Se espera que Credit Suisse finalice sus planes en los próximos meses y examine las ineficiencias en el middle office (formado por los gestores de riesgos y de tecnologías de la información) y back office (empleados que realizan tareas destinadas a gestionar la propia empresa y que no tienen contacto directo con el cliente), además de los esfuerzos para remodelar su banco de inversión, dijeron las personas.

Las estimaciones que se barajan incluyen el recorte de varios miles de puestos a lo largo de varios años, dijeron las personas, añadiendo que los planes son preliminares y no se ha tomado ninguna decisión final.

PUBLICIDAD

“Hemos indicado que informaremos sobre el progreso de nuestra revisión estratégica integral cuando anunciemos nuestros resultados del tercer trimestre; cualquier información sobre los posibles resultados antes de esa fecha es totalmente especulativa”, dijo un portavoz de la entidad de crédito con sede en Zúrich.

Los recortes serán posiblemente los más profundos desde que el anterior CEO, Tidjane Thiam, recortó alrededor de 6.000 puestos en toda la empresa en 2016 a raíz de las pérdidas inesperadas en las posiciones comerciales. Credit Suisse nombró la semana pasada a Ulrich Koerner, jefe de gestión de activos y ex ejecutivo de UBS Group AG, para dirigir el grupo en sustitución de Thomas Gottstein, en un esfuerzo por reconducir la entidad de crédito hacia la rentabilidad tras escándalos y pérdidas.

Koerner fue director de operaciones de UBS durante cuatro años, tras la crisis financiera, un periodo en el que la empresa redujo su plantilla en unas 15.000 personas.

Credit Suisse ha visto una serie de salidas y se ha comprometido a remodelar fundamentalmente su banco de inversión, que no es rentable, por lo que el desgaste y las salidas del negocio podrían reducir el número de empleados, además de los recortes de empleo activos. La plantilla de la empresa ha aumentado en más de 2.000 personas desde finales de 2020, en parte debido a la contratación de más empleados en cumplimiento.

PUBLICIDAD

La compañía ha estado buscando un cambio de rumbo después de que las explosiones de Archegos Capital Management y Greensill Capital socavaran la confianza, debilitaran los negocios clave y estimularan un éxodo de talento. El banco, con sede en Zúrich, ha cambiado todo su equipo ejecutivo y la mitad de su consejo de administración en los últimos 18 meses, en un esfuerzo por superar la crisis.

El mes pasado, el prestamista dijo que pretende recortar su base de costes global por debajo de los $15.500 millones de francos (US$16.100 millones) a mediano plazo, superando ampliamente el objetivo de $16.500 a $17.000 millones de francos establecido a finales de 2021. La empresa declaró $16.600 millones de francos de gastos operativos ajustados en los 12 meses terminados en junio. Incluyendo los costos de litigios y reestructuración, los gastos totales de la empresa en ese periodo fueron de $20.500 millones de francos.

Lea más en Bloomberg .com

PUBLICIDAD