Actualidad

Declaran culpable a Credit Suisse en caso histórico de lavado de dinero

La firma ha estado luchando contra una serie de escándalos que han enviado sus acciones casi a precios mínimos récord

Un cartel en el tejado de la sede de Credit Suisse Group AG en Zúrich, Suiza, el viernes 29 de abril de 2022.
Por Myriam Balezou y Hugo Miller
27 de junio, 2022 | 03:14 pm
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — El grupo financiero Credit Suisse Group AG (CSGN) con sede en Zurich, fue declarado culpable de no impedir el lavado de dinero de un traficante de cocaína búlgaro, en la primera condena penal de un gran prestamista local en la historia de Suiza.

La sentencia, en la que también se condenó a una antigua gerente de relaciones con clientes del banco por cargos de blanqueo de capitales, fue dictada por el Tribunal Penal Federal de Suiza el lunes por la tarde. La mujer fue condenada a 20 meses de prisión condicionales, mientras que Credit Suisse deberá pagar una multa de $2 millones de francos suizos (US$2,1 millones). El máximo tribunal penal suizo también le impuso al banco una reclamación de compensación de unos $19 millones de francos, equivalente a la cantidad que permitió que se blanqueara.

PUBLICIDAD

La sentencia es un nuevo golpe para la reputación de Credit Suisse, que había argumentado que los delitos se remontan a una época en la que las reglas de cumplimiento eran menos estrictas. La firma ha estado luchando con una serie de escándalos que han enviado sus acciones a mínimos casi históricos, y podría enfrentarse a una segunda acusación penal en un caso no relacionado a finales de este año.

El banco dijo en un comunicado que apelará la decisión, señalando que la investigación previa al juicio se remonta a más de 14 años.

PUBLICIDAD

“Credit Suisse pone a prueba continuamente su marco contra el blanqueo de capitales y lo ha ido reforzando con el tiempo, de acuerdo con la evolución de las normas reguladoras”, dijo el banco.

Credit Suisse criticó el caso por haberse presentado tantos años después de los hechos en cuestión. El banco expresó su “asombro” a finales de 2020 cuando los fiscales suizos le acusaron públicamente de delitos de blanqueo de dinero, dado que los supuestos delitos tuvieron lugar entre 2004 y 2008.

Pero según la legislación suiza, los fiscales locales pueden presentar cargos penales contra los bancos si consideran que esas instituciones no hicieron lo suficiente para examinar a los clientes y su dinero en efectivo en busca de vínculos evidentes con actividades ilícitas. La exdirectiva de Credit Suisse, cuyo nombre sólo puede figurar como E. en virtud de las restricciones de información de Suiza, aceptaba depósitos de billetes de banco usados que superaban regularmente los $500.000 euros (US$528.650) cada vez, según la acusación de 515 páginas. Los depósitos en efectivo eran muy comunes dado el lamentable estado de los bancos búlgaros en ese momento, dijo en su testimonio.

Otros dos búlgaros fueron condenados en el caso por participación en una organización delictiva y blanqueo de capitales con agravantes. A uno de ellos se le impuso una condena de 36 meses de prisión, con 18 meses condicionales, y al otro se le impuso una condena de 12 meses condicionales

PUBLICIDAD

Mulas de droga

El principal búlgaro en el centro del escándalo, que luego fue condenado a una pena de 20 años por sus delitos vinculados con drogas, organizó la importación de decenas de toneladas de cocaína a Europa entre 2002 y 2012, utilizando barcos, aviones y mulas de drogas dispuestas a tragar pelotas de goma llenas de cocaína.

En el segundo día del juicio, celebrado en febrero, Credit Suisse obtuvo una victoria temprana cuando el juez que presidía el tribunal dijo que cualquier prueba anterior a febrero de 2007 quedaría excluida de la consideración, dado el límite de 15 años para los cargos de blanqueo de capitales con agravantes. Pero el tribunal procedió entonces a escuchar detalles que ponían de manifiesto las deficiencias de cumplimiento del banco.

E. testificó que no tenía “ninguna formación bancaria” y que sólo aprobó su examen inicial de banca para entrar en el sector al tercer intento. Más tarde, dijo que Credit Suisse no congeló ni bloqueó las cuentas del búlgaro tras su detención por cargos de narcotráfico, ya que recibió instrucciones de “esperar a ver si se confirmaba esta información”.

PUBLICIDAD