Argentina

Los tres desafíos económicos clave de Sergio Massa, según Bank of America

Sebastián Rondeau, economista de BofA, conversó con Bloomberg Línea sobre los cambios que pueden esperarse tras la llegada de Massa al ministerio económico

Uno de los principales bancos de Estados Unidos Photographer: Scott Eells/Bloomberg
05 de agosto, 2022 | 05:00 am
Tiempo de lectura: 2 minutos

Santiago — Sergio Massa asumió al frente del Ministerio de Economía en un contexto delicado para Argentina. Dificultades sobran: para acumular reservas, para pagar la deuda en pesos, para recortar el déficit, para bajar la inflación.

No obstante, su llegada generó expectativas y tras los anuncios de sus primeras medidas el fallo quedó dividido: hay quiénes creen que es el momento de comprar bonos argentinos, y quienes creen que lo anunciado no es suficiente.

PUBLICIDAD

Lo vemos como un cambio positivo, porque es un ministro que tiene más poder político que la anterior ministra. Tiene aparentemente mayor apoyo de las distintas facciones políticas de la coalición

Sebastián Rondeau

Sebastián Rondeau es economista del Bank of America para Chile, Argentina, Uruguay y Venezuela. Sobre la llegada de Massa, aseguró que es “un cambio positivo”, debido al “poder político” que reúne el elegido.

Rondeau señala una serie de medidas que, al menos en lo anunciado, han sido luego incorporadas en el paquete de Massa. Como por ejemplo, estímulo para las exportaciones y medidas monetarias. De todas formas, aún resta que esas medidas sean llevadas a la práctica.

PUBLICIDAD
El Presidente recibió al flamante ministro en su despachodfd

La siguiente conversación fue editada por motivos de extensión y claridad.

¿Creen que el FMI será flexible ante el evidente incumplimiento de las metas del programa por parte de Argentina?

Esperaríamos que el nuevo ministro de Economía siga dando señales de medidas para poder converger a las metas del FMI. Ayer dio las primeras señales positivas en ese sentido. El FMI mostró cierta flexibilidad con las metas trimestrales del segundo trimestre, pero hasta ahora se han mantenido las metas anuales, incluyendo un déficit primario de 2,5% del PIB. Lo que puedo decir es que el FMI ha sido muy razonable y ha apoyado mucho a Argentina continuamente.

¿Qué perspectivas tienen de Massa?

Lo vemos como un cambio positivo, porque es un ministro que tiene más poder político que la anterior ministra. Tiene aparentemente mayor apoyo de las distintas facciones políticas de la coalición, incluyendo a Cristina Fernández de Kirchner, y tiene un mandato para tomar medidas correctivas, dado que la crisis cambiaria se había profundizado las últimas semanas y ello puede haber llevado al cambio. Esperaríamos medidas en materia cambiaria, en estos días.

¿Cree que podrá el Banco Central acumular más reservas en este contexto?

Si bien el gobierno ha tratado de evitar una devaluación tradicional, se espera por lo menos que haya algún tipo de cambio dual para las importaciones y algún estímulo para las exportaciones que permitan empezar a acumular reservas internacionales que están en niveles bastante bajos.

¿Puede mencionar tres desafíos de Massa?

El desafío principal de Massa es que su programa permita acumular reservas internacionales para calmar el mercado cambiario. El desafío de controlar el gasto público en Argentina, que está creciendo demasiado rápido en el primer semestre y va a tener que caer en el segundo semestre para converger a las metas del FMI, y para bajar la monetización del déficit a un nivel que permita aliviar la demanda de dólares y la inflación. Al mismo tiempo, que este programa integral permita que la economía siga creciendo y, finalmente, que la inflación empiece a bajar como resultado de ese programa. La inflación se ve arriba del 7% en el mes de julio, un nivel igualmente muy alto.

MÁS ENTREVISTAS:

PUBLICIDAD