EE.UU.

Senado de EE.UU. aprueba proyecto demócrata sobre impuestos, clima y medicamentos

Los senadores aceleran así una versión reducida de la agenda interna del presidente Joe Biden, que se convertirá en ley tras un año de luchas internas demócratas que la Casa Blanca no ha podido controlar.

“Le dije a mi caucus todo el tiempo, incluyendo a la gente más pro-ambiental, que vamos a tener que tragar algunas cosas malas para conseguir cosas buenas”, dijo el líder de la mayoría del Senado de EE.UU.
Por Erik Wasson, Steven T. Dennis y Laura Davison
07 de agosto, 2022 | 05:43 PM
Tiempo de lectura: 4 minutos
Últimascotizaciones

Bloomberg — El Senado de EE.UU. aprobó un histórico proyecto de ley sobre impuestos, clima y sanidad, acelerando una versión reducida de la agenda doméstica del presidente Joe Biden en vías de convertirse en ley tras un año de luchas internas demócratas que la Casa Blanca se vio incapaz de controlar.

La votación del proyecto de ley fue de 51 demócratas a favor y 50 republicanos en contra, y la vicepresidenta Kamala Harris emitió el voto de desempate tras una maratón de votaciones sobre las enmiendas. Ahora pasa a la Cámara, donde se espera que la mayoría demócrata lo apruebe el viernes.

Los demócratas calificaron el proyecto de ley como la mayor inversión en la lucha contra el cambio climático jamás realizada en EE.UU., y se prevé que ayude a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 40% respecto a los niveles de 2005 para finales de la década. Los demócratas aplaudieron y se abrazaron durante la votación de la aprobación final.

PUBLICIDAD

“Le dije a mi caucus todo el tiempo, incluyendo a la gente más pro-ambiental, que vamos a tener que tragar algunas cosas malas para conseguir cosas buenas”, dijo el líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer, después de la votación. “Pero mi bandera siempre fue la reducción del 40% de la cantidad de carbono que va a la atmósfera”.

La legislación pretende además evitar que las grandes empresas se aprovechen de rebajas fiscales para pagar pocos o ningún impuesto, y permitiría a Medicare negociar los precios de los medicamentos por primera vez. Se prevé que suponga el primer recorte sustancial del déficit presupuestario en más de 10 años.

Biden aplaudió a los demócratas del Senado por haber impulsado su aprobación.

PUBLICIDAD

“Esto ha requerido muchos compromisos. Hacer cosas importantes casi siempre lo requiere”, dijo Biden en una declaración en la que celebraba la votación.

Los republicanos, unidos en la oposición, argumentaron que esta medida no detendría los niveles históricos de inflación e impondría impuestos que podrían llevar a la economía estadounidense a la recesión.

El líder republicano del Senado, Mitch McConnell, afirmó que “cientos de miles de millones de dólares en aumentos de impuestos durante una recesión acabarán con el empleo”.

La votación en el Senado fue la culminación de un año y medio de disputas entre los demócratas sobre el alcance del proyecto de ley, que Biden había esperado que fuera tan amplio como el New Deal de Franklin Delano Roosevelt. Al final se redujo a dos demócratas moderados, los senadores Joe Manchin y Kyrsten Sinema, cuyos votos eran esenciales en el Senado, que está dividido al 50%, y que se opusieron a un mayor aumento de los impuestos y del gasto. Biden negoció con Manchin y Sinema al principio, pero el acuerdo que revivió el proyecto de ley quedó resuelto por completo en el Capitolio.

La legislación se aprobó por conciliación, un procedimiento del Senado que exime del filibusterismo a ciertas medidas fiscales y de gasto y que sólo requiere una mayoría simple para su aprobación.

El proyecto de ley, cuyo costo original era de US$6 billones, se redujo a unos US$437 mil millones, sin embargo, será uno de los logros más importantes del primer mandato de Biden y uno con el que los demócratas están dispuestos a hacer campaña antes de las elecciones de noviembre, en las que luchan por mantener el control del Congreso.

PUBLICIDAD

Elementos clave de la nueva normativa:

  • Medicare podría negociar los precios de los medicamentos, empezando por 10 fármacos de alto precio a mediados de esta década y ampliando a partir de ahí. Se limitaría el costo de los medicamentos para los adultos mayores inscritos en la Parte D a US$2.000 por año. El Senado evitó que los fabricantes de medicamentos fueran penalizados por aumentar los precios en el mercado comercial. El ahorro para Medicare se utilizará para pagar tres años de primas subvencionadas de Obamacare.
  • El proyecto de ley permite destinar unos US$374.000 millones al gasto climático y energético, como la ampliación de los créditos fiscales para proyectos de energías renovables. Se pone fin a los límites por fabricante para el crédito fiscal de US$7.500 para la compra de vehículos eléctricos, un impulso para los fabricantes de vehículos eléctricos como Tesla Inc. (TSLA) Pero los vehículos tendrán que construirse en Norteamérica y los fabricantes de automóviles tendrán que acabar rápidamente con la dependencia de China para la cadena de suministro de baterías. Algunos fabricantes de automóviles como Ford Motor Co. (F) y General Motors Co. (GM) presionaron para que se hicieran cambios en el crédito.
  • Los ingresos públicos se obtendrán mediante el establecimiento de un impuesto mínimo corporativo del 15% para las grandes empresas, un impuesto especial del 1% sobre el valor de las recompras de acciones y un aumento de US$80.000 millones para el Servicio de Impuestos Internos (IRS) para su aplicación.
  • El impuesto mínimo corporativo afectaría a menos de 150 empresas en un año determinado. Tecnológicas como Google, de Alphabet Inc. (GOOG) y Facebook, de Meta Inc. (META) podrían sufrir el gravamen. Los cambios de última hora redujeron su alcance en un esfuerzo por proteger el capital privado, así como las empresas que invierten fuertemente en equipos e instalaciones, como los fabricantes.
  • Los analistas de Wall Street apenas han tenido en cuenta el impuesto sobre la recompra de acciones, aunque algunos han señalado que podría incitar a las empresas a emitir dividendos en lugar de recomprar acciones para impulsar los precios de las acciones. Apple Inc. (AAPL), JP Morgan Chase & Co. (JPM) y Microsoft Corp. (MSFT) han recurrido a la recompra de acciones como estrategia para impulsar los precios de las acciones en los últimos años.

Los incrementos fiscales llaman la atención por quiénes no se ven afectados. Los demócratas y Biden se postularon para revertir los recortes de impuestos del expresidente Donald Trump en 2017, incluyendo la tasa corporativa, que se mantiene intacta. Las personas con altos ingresos, incluidos los millonarios y multimillonarios, tampoco sufrirán una subida de impuestos.

Sinema exigió que el proyecto de ley mantuviera la exención fiscal de intereses para el capital privado. Esa petición irritó a muchos de sus compañeros demócratas, que dicen que no se justifica proporcionar beneficios fiscales a los administradores de inversiones muy bien pagados.

El proyecto de ley tampoco aborda dos prioridades clave para muchos demócratas: la aplicación de un acuerdo sobre el impuesto mínimo global del 15% que la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, negoció con casi 140 países el año pasado y el aumento del tope de US$10.000 en la deducción de impuestos estatales y locales, o SALT. Dado que es probable que los demócratas pierdan la mayoría en al menos una de las cámaras del Congreso el año que viene, no está claro que ninguna de las dos propuestas pueda aprobarse.

PUBLICIDAD

Aun así, los demócratas indicaron estar satisfechos con el resultado. Para Schumer, el partido llevaba años hablando de bajar los precios de los medicamentos y de frenar el cambio climático, pero sin éxito.

“Este es el primer impulso real de EE.UU. para luchar contra la crisis climática. Es la primera vez abrimos la puerta para que Medicare pueda negociar con las empresas de medicamentos con receta”, dijo la demócrata de Massachusetts Elizabeth Warren tras la votación. “Y es la primera vez que hemos dicho que las empresas de más de mil millones de dólares van a tener que pagar un impuesto mínimo. Las tres cosas son históricas”.

PUBLICIDAD