Ecuador

Seis obstáculos a la inversión identifica Estados Unidos en Ecuador

La corrupción es uno de los más importantes, además de la reputación como país de alto riesgo y la complejidad legal

Banderas de Ecuador y Estados Unidos.
08 de agosto, 2022 | 07:16 AM
Tiempo de lectura: 4 minutos

QUITO — El Departamento de Estado de Estados Unidos realizó una evaluación sobre el clima de inversiones en Ecuador, y si bien destaca la sostenibilidad fiscal y el intento por mantener un favorable ambiente para la inversión extranjera, también menciona seis desafíos que deben tratarse con urgencia para mejorar el panorama del país y que son:

  • Reputación como país de alto riesgo
  • Políticas inestables y complejidad legal
  • Difícil relación política con el Legislativo
  • Menos inversión pública por la crisis
  • Dificultad para atraer inversión transparente y competitiva
  • Corrupción

LAS FORTALEZAS

En el informe, EE.UU. sostiene que la economía dolarizada del país es una fortaleza debido a los pocos límites a la inversión extranjera y a la repatriación de utilidades. Además, “tiene una población que generalmente ve a los Estados Unidos de manera positiva”, y la administración de Guillermo Lasso ha ampliado los lazos bilaterales y ha aumentado significativamente la cooperación con los Estados Unidos.

Asimismo, el reporte resalta el aumento de optimismo que siguió a la elección en abril de 2021 de Lasso, cuyo principal mensaje ha sido el impulso de su administración para atraer US$30 mil millones en inversión durante su administración de cuatro años.

PUBLICIDAD

De hecho, la inversión está creciendo, “con empresas tanto internacionales como nacionales que buscan oportunidades en este mercado tradicionalmente proteccionista que alguna vez atrajo poca atención en comparación con los vecinos Colombia y Perú”.

Además, el gobierno ecuatoriano está tomando medidas positivas para mejorar la estabilidad fiscal. En septiembre de 2020, el Fondo Monetario Internacional (FM) aprobó un Fondo Ampliado de US$6.500 millones a 27 meses para Ecuador y ya ha desembolsado US$4.800 millones con el fin de ayudar en la estabilización y reforma económica.

“El programa del FMI está en línea con los esfuerzos del gobierno para corregir los desequilibrios fiscales y mejorar la transparencia y la eficiencia de las finanzas públicas”, apunta el reporte.

PUBLICIDAD

Allí mismo se indica que el Banco Central de Ecuador (BCE) reportó “un sólido crecimiento del PIB” del 4,2% en 2021 y proyecta un crecimiento de 2,8% en 2022, lo que demuestra que “el gobierno ecuatoriano sigue comprometido con la sostenibilidad de las finanzas públicas y continúa con el camino de la consolidación fiscal”.

UN PAÍS DE ALTO RIESGO

Pero aunque esos son los aspectos positivos, EE.UU. tiene claro que también existen grandes retos que enfrentar para mejorar la economía y el ambiente de inversiones. Para el Departamento de Estado, la administración de Lasso enfrenta grandes desafíos en su agenda de inversión “dada la reputación a largo plazo del país como un país de alto riesgo”.

En los últimos años, Ecuador tomó medidas para atraer Inversión Extranjera Directa (IED), pero a pesar de ello su clima general de inversión sigue siendo desafiante ya que las políticas económicas, comerciales y de inversión están sujetas a cambios frecuentes. De enero a septiembre de 2021 (última información disponible), los flujos de IED a Ecuador fueron de US$493 millones, una disminución del 50% con respecto a los niveles de 2020 (US$ 986 millones) y un 23% inferior a los niveles de 2019 (US$ 642 millones).

El reporte señala que si bien no existen leyes o prácticas que discriminen a los inversionistas extranjeros, pero la complejidad legal resultante de la aplicación e interpretación inconsistente de las leyes y regulaciones existentes aumenta los riesgos y costos de hacer negocios en Ecuador.

Además, bajo la administración de Rafael Correa (2007-2017), “se politizaron las disputas que involucraban a empresas estadounidenses, especialmente en áreas sensibles como el sector energético”, lo que resultó “en varios casos de disputas de inversiones internacionales de alto perfil, con empresas adjudicadas por daños y perjuicios en fallos arbitrales internacionales contra Ecuador en los últimos años”.

LAS OTRAS DEBILIDADES

La primera dificultad es la relación con la Asamblea Nacional que “complica la aprobación de la necesaria legislación de reforma económica”. Para EE.UU., si bien la reforma tributaria de noviembre de 2021 es un logro a destacar, el Legislativo rechazó “rotundamente” el proyecto de ley de promoción de inversiones propuesto por el presidente Lasso el 24 de marzo, lo             que muestra la débil relación entre ambos poderes del Estado.

PUBLICIDAD

Asimismo, los graves déficits presupuestarios y la recesión económica inducida por el COVID-19 “obligan al Gobierno a emplear medidas de reducción de costos y limitar la inversión pública”.

Respecto a la inversión, el análisis explica que el Ecuador ha tenido dificultades para estructurar licitaciones y alianzas público-privadas que sean financiables, transparentes y competitivas, lo que  “ha desalentado la inversión privada y ha atraído a empresas que carecen de compromiso con la construcción de calidad, la rendición de cuentas y la transparencia, además de la sostenibilidad ambiental e inclusión social”.

EL LASTRE DE LA CORRUPCIÓN

Otro lastre que arrastra el país es que la corrupción sigue siendo generalizada, y Ecuador está clasificado en la mitad inferior de los países encuestados por el Índice de Percepción de la Corrupción de Transparencia International. Ocupó el puesto 105 entre 180 países encuestados y recibió una puntuación de 36 sobre 100.

PUBLICIDAD

Estado Unidos considera que la corrupción “es un problema serio en Ecuador y el gobierno de Lasso lo está enfrentando”. En ese sentido, destaca las condenas a altos funcionarios, incluido el expresidente Rafael Correa, el exvicepresidente Jorge Glas y la exvicepresidenta María Alejandra Vicuña, entre otros.

“Las empresas estadounidenses han mencionado la corrupción como un obstáculo para la inversión, con preocupaciones relacionadas específicamente con las licitaciones públicas no transparentes, la resolución de disputas y el pago de laudos arbitrales”, anota el reporte.

PUBLICIDAD

Asimismo, detalla que a pesar de que la ley ecuatoriana establece sanciones penales por corrupción de funcionarios, el gobierno no ha implementado la ley de manera efectiva y los funcionarios han incurrido en prácticas corruptas.

Para el Departamento de Estado, casos de alto perfil de presunta corrupción oficial que involucran a la empresa petrolera estatal Petroecuador y a la constructora brasileña Odebrecht “ilustran los importantes desafíos que confrontan al Ecuador en materia de corrupción”.

Según se informa, “con frecuencia se producen pagos ilícitos por favores oficiales y robo de fondos públicos”. Además, los procedimientos de solución de controversias se complican por la falta de transparencia y la ineficiencia del sistema judicial.

PUBLICIDAD