Economía

Menor inflación en EE.UU. reduce expectativas de alzas de tasas de la Fed

Gran parte de los funcionarios de la Reserva Federal están de acuerdo en continuar con los aumentos de las tasas de interés descritos antes por el presidente de la entidad, Jerome Powell

Reserva Federal
Por Steve Matthews
10 de agosto, 2022 | 06:12 PM

Bloomberg — Los economistas han dividido sus opiniones en torno a si un incremento menor del esperado en los precios al consumidor de julio en los Estados Unidos implicaría que la Reserva Federal flexibilizará su riguroso plan de alzas de tasas de interés, con lo que los movimientos de tres cuartos de punto porcentual no serían tan definitivos.

El IPC se incrementó en un 8,5% en comparación con julio del año pasado, disminuyendo desde el 9,1% registrado en junio, que según los datos del Departamento de Trabajo fue el nivel más alto de las últimas cuatro décadas. Los precios no variaron respecto al mes previo.

Inflacióndfd

Los mercados consideran ahora para la reunión de septiembre la posibilidad de una subida de medio punto porcentual, en vez de tres cuartos de punto porcentual, y un aumento de menos de 100 puntos básicos durante las próximas dos reuniones.

PUBLICIDAD

El Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) de la Fed, que fija la política monetaria del banco central, subió en julio su tasa de referencia en tres cuartos de punto porcentual por segundo mes consecutivo en busca de llevar la inflación de regreso a su meta del 2%. La próxima reunión del FOMC se realizará el 20 y 21 de septiembre.

Ahora mismo, yo daría una mayor importancia a la creciente rigidez del mercado laboral que aviva la preocupación por los catalizadores salariales de la futura inflación frente al último dato del índice de precios del consumidor, aun así, es precipitado juzgar el movimiento del próximo mes”, dijo Derek Holt, economista de Scotiabank (BNS), afirma que

Lo que dice Bloomberg Economics...

“Tanto la inflación general como la subyacente del IPC fueron sorprendentemente suaves en julio, pero con los datos recientes de salarios y productividad que indican presiones de precios en el futuro, es poco probable que la Reserva Federal se aleje de la lucha contra la inflación todavía. Es probable que haya otra impresión suave en agosto, ya que los precios de la gasolina han seguido cayendo. La percepción del mercado de un inminente giro moderado de la Fed ha relajado las condiciones financieras, complicando la tarea del banco central de controlar la inflación y aumentando el riesgo de que tenga que reajustar las expectativas del mercado”.

PUBLICIDAD

Anna Wong y Andrew Husby, economistas estadounidenses

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, dijo tras la decisión del 27 de julio que los funcionarios podrían aumentar las tasas en la misma magnitud en la próxima reunión, dependiendo de las cifras económicas que se divulgaran hasta entonces, aunque el ritmo se desaceleraría en algún momento.

Los banqueros de la Fed que han hablado en los últimos días han rechazado la narrativa de los mercados financieros sobre que los banqueros centrales prevén un cambio en la tendencia restrictiva en medio de la evidencia de un giro en la economía, y han dicho que llevar de regreso la inflación a la meta del 2% sigue siendo una prioridad.

El IPC de julio “hace que sea más probable que nuestra apuesta sea la correcta para el FOMC de septiembre: un aumento de medio punto porcentual”, dijo Michael Pond, jefe de estrategia de inflación de Barclays Capital Inc., en una entrevista en Bloomberg Television. Miércoles.

Para Diane Swonk, economista jefe de KPMG LLP, la Reserva Federal ahora se está protegiendo contra el riesgo de futuros choques de oferta, además de combatir la inflación actual y probablemente favorecerá un aumento tres cuartos de punto porcentual.

“La Fed ya no está dispuesta a dormirse en sus laureles en un movimiento de un mes”, dijo. “El mayor riesgo para la Fed es detenerse demasiado pronto que detenerse demasiado tarde. Se necesitará mucho más enfriamiento que este para que la Fed cambie su regla de decisión, aunque en esta economía, septiembre parece estar a una eternidad de distancia”.

PUBLICIDAD

El IPC subyacente, que excluye los componentes alimentarios y energéticos más volátiles, subió en julio un 0,3% desde junio y un 5,9% con respecto al año anterior. Si bien esas cifras fueron mejores de lo esperado, es probable que los funcionarios de la Fed estén preocupados por lo lejos que están del objetivo de inflación del 2%.

“La inflación subyacente sigue en una trayectoria ascendente debido al aumento de los costos de alquiler de viviendas y las presiones inflacionarias del sector de servicios”, dijo James Knightley, economista internacional jefe de ING Financial Markets LLC. “El argumento para un tercer aumento consecutivo de la tasa de tres cuartos de punto porcentual en septiembre sigue siendo sólido y probablemente se recuperará si tenemos razón en que la inflación subyacente subirá en agosto”.

Lee más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD