Startups

Inversores aconsejan a startups que se quedan sin dinero: prueben las fusiones

Hash, una fintech que se estaba abriendo camino para ser un unicornio, ahora no descarta la posibilidad de ser vendida, dice una fuente

Con el dinero escaseando, algunas nuevas empresas exploran la negociación de fusiones.
12 de agosto, 2022 | 01:28 PM
Tiempo de lectura: 5 minutos

Bloomberg Línea — En un momento en que la ventana para las ofertas públicas iniciales es “compleja”, los principales capitalistas de riesgo de América Latina, como Eric Acher, fundador de Monashees, sugieren que puede ser interesante tener M&A (fusiones y adquisiciones) en cartera. Kaszek está alentando las fusiones y adquisiciones para que los empresarios puedan “volver e intentarlo de nuevo” y llevar a una empresa a la OPI.

Sin embargo, no es el ideal. Santiago Fossatti, socio de Kaszek, dijo que la firma no quiere invertir en una empresa y venderla.

“Lo que nos mueve es ayudar a construir algunas de las pocas empresas que serán líderes en América Latina. Queremos soñar con una empresa que valga US$ 10 mil millones. Queremos que todos salgan a bolsa en Nasdaq”, dijo Fossatti, aunque reconoce que el 90% de los emprendedores no llegarán.

PUBLICIDAD

Por lo tanto, dice que también es importante tener el camino de la salida a bolsa en Brasil, además de las fusiones y adquisiciones para “volver e intentarlo de nuevo”, afirmó en un evento de la Asociación Brasileña de Private Equity y Venture Capital (ABVCAP) esta semana.

La fintech brasileña de pagos Hash reveló la semana pasada a los clientes que “debido a las condiciones adversas del mercado” está cerrando operaciones con algunas empresas clientes. Sin pista, Hash simplificó las operaciones, finalizó los proyectos iniciales y despidió a unos 55 empleados.

La compañía ahora está considerando ser adquirida, según una persona familiarizada con el asunto, que prefirió no ser identificada porque las discusiones son privadas.

PUBLICIDAD

Hash recibió una financiación de la Serie C de US$ 40 millones liderada por QED Investors y Kaszek en octubre de 2021. Ahora, con un panorama más complejo para la recaudación de fondos en la última etapa, la empresa conserva solo unos pocos clientes (como Leo Madeiras y Banco Neon), dijo una persona que sabe del tema.

Para los clientes que Hash está suspendiendo operaciones, no se colocarán nuevas máquinas de pago en la calle, pero se continuará con las transacciones con los POS (puntos de venta) existentes, según esta persona con conocimiento de los hechos.

João Miranda, director general de Hash, fundó la empresa en 2017. Anteriormente había sido empleado de Pagar.me, que se vendió a Stone en 2016. Escalando la empresa, Hash realizó transacciones por R$ 150 millones (US$26 millones) en 2019. Y el año pasado, la empresa había sido seleccionada entre las 250 mejores fintechs de 2021, según CB Insights.

Ahora en modo de supervivencia, la startup mantiene las operaciones a un nivel mínimo, con proyectos clave para tratar de cambiar las cosas mientras no obtiene una nueva ronda. Hash está considerando ambos: una nueva contribución y ser adquirido.

Kaszek, un inversionista, no comenta sobre el caso.

Para los capitalistas de riesgo, el problema no son las empresas que salieron mal

Con la brasileña Monashees, Kaszek, una firma argentina de capital de riesgo, también está invirtiendo en la empresa mexicana Casai. Pero con el dinero escaseando, la startup de estancias cortas está negociando una fusión con Nomah, como anticipó Bloomberg Línea.

PUBLICIDAD

Monashees también inverte en ZAK, una empresa emergente para la administración de restaurantes, que incluso estaba considerando una “ronda a la baja” para salvar las operaciones. La empresa realizó despidos en un momento en que no podía obtener nuevas rondas.

Incluso aquellos que ya son unicornios están recortando costos. Ambas firmas de capital de riesgo también son inversionistas en MadeiraMadeira, una startup de comercio electrónico con una valoración de mil millones de dólares, que el martes se unió a la lista de unicornios brasileños que despidieron este año y despidieron a alrededor del 3% de sus empleados.

“La decisión es parte de un movimiento de la compañía para revisar estructuras con un enfoque en ganancias de eficiencia y priorización de proyectos, continuando con su estrategia de crecimiento y ganancia de escala”, dijo MadeiraMadeira en un comunicado de prensa.

PUBLICIDAD

Fossatti dijo que la compañía siempre se ha comunicado de manera proactiva con los socios limitados (LP), fondos de pensiones y oficinas familiares, cuyos activos son administrados por capitalistas de riesgo, sobre cualquier problema con las empresas en las que invierte.

“No nos llaman porque nosotros llamamos primero. Así como llamamos al inicio de la pandemia, nos ajustamos mucho con los LP y sobre todo con los emprendedores”, dijo Fossatti.

PUBLICIDAD

Kaszek comunicó a los empresarios ya en diciembre de 2021 que los vientos estaban cambiando. Y, más aún para América Latina, si los empresarios tenían una forma de recaudar dinero, les aconsejó que recauden, porque podría haber escasez de dinero. “Todas las compañías más grandes en las que hemos invertido están muy bien capitalizadas y, además del crecimiento, se enfocan en generar ganancias a corto plazo”.

Para el socio fundador de Monashees, Eric Acher, vivir con una empresa que no funcionó es algo normal para los capitalistas de riesgo. “Las empresas no funcionan por muchas razones diferentes. Es muy único. Tratamos de entender lo que aprendemos de él, pero lo más importante para nosotros es que no nos perdemos la próxima gran empresa que será muy grande”, dijo Acher en el evento.

Fossatti dijo que el mayor error que comete una empresa de Venture Capital no es invertir en una empresa que salió mal, sino no invertir en una empresa que lo hizo muy bien. “Cometimos algunos de esos errores, pero un caso claro fue dLocal (DLO)”, dijo sobre la empresa uruguaya de pagos transfronterizos.

PUBLICIDAD

dLocal, con un modelo de negocio similar a Stripe, tiene a Ebanx de Brasil como uno de sus principales competidores en el procesamiento de pagos en América Latina. La fintech realizó su salida a bolsa en Nasdaq en junio de 2021, con una valoración de U$6.000 millones. Hoy en día, la empresa tiene una capitalización de mercado de 9210 millones de dólares.

“Hablamos con ellos en 2012, 2013, 2014 y 2015 y no invertimos. ¿Cuán tontos fuimos al no entender el potencial que tenía esa empresa? Eso es lo que quita el sueño, dejar pasar buenas empresas”, dijo.

OPI locales

La bolsa de valores brasileña lleva casi un año sin ver una oferta pública inicial. Para Monashees, tanto una oferta pública inicial local como las bolsas estadounidenses son interesantes. Monashees y Kaszek tienen acciones en GetNinjas, que debutó en B3 en mayo de 2021, con un papel a un precio de R$ 20,00. El jueves, la acción de la empresa cotizaba a R$ 3,43.

PUBLICIDAD

A fines de junio, Monashees recaudó aproximadamente R$ 8,3 millones con la venta de 3.239.908 acciones de su participación del 8% y ahora posee 1.076.813 papeles de GetNinjas. Monashees fue uno de los primeros inversores en GetNinjas, junto con Kaszek, en 2011.

“La ventana se ha cerrado como una cuestión de tiempo de ciclo, pero la oportunidad permanece para las OPI tecnológicas. Estamos al comienzo de la historia de las OPI en Brasil. Se ha aprendido mucho de los inversores sobre cómo evaluar estas empresas y de los empresarios sobre lo que es cotizar una empresa. Era importante tener esa primera generación”, dijo Acher.

-- Artículo actualizado para aclarar que Kaszek no es inversor en ZAK, solo Monashees

Lea también:

De Netflix a Disney+: las plataformas de streaming ya no serán lo que prometieron

Lea esta historia en

Portuguese o enEnglish
PUBLICIDAD