Europa

Rusia demora acceso de la ONU a bombardeada planta nuclear ucraniana

El Organismo Internacional de la Energía Atómica, de la ONU, advirtió sobre un riesgo “real” de una catástrofe nuclear en la central de Zaporizhzhia

La planta nuclear de Zaporizhzhya, en Ucrania
Por Bloomberg News
12 de agosto, 2022 | 09:15 AM
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — Rusia está desafiando la creciente presión internacional para permitir el acceso de inspectores de la ONU a la mayor planta nuclear de Europa, en medio de temores de que haya ocurrido una catástrofe como consecuencia del bombardeo de la zona ocupada por fuerzas del Kremlin.

El Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), de la ONU, advirtió sobre un riesgo “real” de una catástrofe nuclear en la central de Zaporizhzhia, en el sureste de Ucrania, debido a los repetidos ataques que se han producido cerca de la instalación en los últimos días.

Las fuerzas de invasión rusas tomaron el control de la central en marzo, aunque esta sigue siendo operada por trabajadores ucranianos. Cada parte involucrada en la guerra acusa a la otra de tenerla como objetivo.

PUBLICIDAD

En una entrevista con el periódico Izvestia publicada el viernes, el enviado ruso para las organizaciones internacionales en Viena, Mikhail Ulyanov, dijo que una misión a Zaporizhzhia encabezada por el jefe del OIEA, Rafael Grossi, no puede tener lugar antes de “finales de agosto o principios de septiembre”.

El representante de Rusia ante la ONU en Nueva York, Vassily Nebenzia, también dijo el jueves al Consejo de Seguridad que ninguna visita puede seguir adelante a menos que Ucrania ofrezca garantías de seguridad para el personal internacional.

La única manera de eliminar el riesgo nuclear es devolver la planta al control legítimo del gobierno de Kiev, dijo en la reunión Sergiy Kyslytsya, representante de Ucrania ante la ONU. “A pesar de sus declaraciones públicas, los ocupantes han recurrido a manipulaciones y condiciones injustificadas para la visita a la planta”, dijo.

PUBLICIDAD

En una rara ruptura con Moscú, China se unió a EE.UU. para instar a que se permita a los inspectores externos entrar en la planta “sin demora” en una reunión del Consejo de Seguridad. Rusia rechazó un llamamiento del Secretario General de la ONU, António Guterres, para que retire sus fuerzas armadas de la central.

“Pido que cesen inmediatamente todas las actividades militares en las inmediaciones de la central y que no apunten a sus instalaciones o alrededores”, dijo Guterres. “Insto a las partes a que proporcionen a la misión del OIEA un acceso inmediato, seguro y sin restricciones al lugar”.

La guerra amenaza la mayor planta nuclear de Europadfd

El OIEA lleva cuatro meses solicitando permiso para visitar la planta, sin éxito, según Grossi, que ha descrito la situación en Zaporizhzhia como “muy alarmante”. Rusia dice que estuvo a punto de permitir que una misión visitara la planta en junio, pero que la ONU la canceló por razones de seguridad.

El Reino Unido ha acusado a los militares rusos de utilizar el “estatus de protección” de la instalación para lanzar ataques en las zonas circundantes sin temor a represalias.

Rusia parece estar utilizando su control de la planta “para jugar con los temores occidentales de un desastre nuclear en Ucrania, probablemente en un esfuerzo por degradar la voluntad occidental de proporcionar apoyo militar a una contraofensiva ucraniana”, dijeron los analistas del Instituto para el Estudio de la Guerra, con sede en Estados Unidos, en un informe del 3 de agosto.

PUBLICIDAD