Negocios

Exclusiva: BP abandona el negocio de exploración de petróleo y gas en México

La compañía europea está en proceso de terminar su participación en contratos petroleros que obtuvo en el sexenio pasado

El logo de la compañía petrolera BP en la entrada del edificio central de BP en Milton Keynes, Reino Unido.
15 de agosto, 2022 | 11:31 AM
Tiempo de lectura: 4 minutos

Ciudad de México — La empresa energética de origen británico BP, una de las más importantes del mundo, está en proceso de salir del negocio de exploración petrolera en México de forma directa, a seis años de su llegada tras la apertura del sector energético a las empresas privadas.

La filial BP Exploration México concluirá su participación en tres contratos de exploración en bloques marinos ubicados en el Golfo de México, dos de ellos como operador y uno más como socio gracias a las subastas del Gobierno mexicano en el marco de la reforma energética de 2013, aprobada durante el sexenio del expresidente Enrique Peña Nieto.

BP comenzó a participar en la subastas en México a partir de 2016.

PUBLICIDAD

En febrero de 2022, la compañía presidida en México por Angélica Ruiz cedió el control corporativo, de gestión y operativo al gigante francés Total E&P México del contrato CNH-R01-L04-A1.CS/2016 en aguas profundas frente a las costas de Veracruz y Tabasco, en sociedad con la empresa francesa Total Energies y la petrolera noruega Equinor.

Más tarde, en agosto de este año, la petrolera británica recibió la autorización para devolver anticipadamente el contrato de producción compartida CNH-R03-L01-G-CS-03/2018 en aguas superficiales frente a la costa de Campeche, en sociedad con la filial Total E&P México, Hokchi Energy y QPI México con fecha efectiva para el 26 de noviembre de 2022.

El área de comunicación de BP explicó a Bloomberg Línea que después de analizar los estudios sísmicos, llegó a la conclusión de que la probabilidad geológica de éxito era muy baja en aquel bloque marino. La viabilidad comercial del prospecto es improbable, señaló la vocera de la compañía, Selene González.

PUBLICIDAD

El tercer contrato CNH-R01-L04-A3.CS/2016 está en aguas profundas donde el gigante europeo participa como socio junto a Total y es operado por Equinor Upstream, la cual pretende salir de México para enfocarse en áreas prioritarias de hidrocarburos y proyectos de energía renovable.

Un vocero de Equinor confirmó a Bloomberg Línea que solicitó la renuncia del campo a la autoridad reguladora, la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), desde el primer semestre de 2021.

El regulador presidido por Rogelio Hernández Cázares fue consultado por Bloomberg Línea sobre el tema, pero no hubo respuesta.

En los dos contratos operados por BP en México, la inversión ejercida fue de US$36 millones, frente a la inversión aprobada por US$219 millones. Esto es solo el 16% de la cifra total, según los datos más recientes de la CNH.

El CEO de BP, Bernard Looney, declaró en abril de 2021 durante una llamada con analistas que la operación de la empresa en México era importante, pero no era el centro de su estrategia de crecimiento.

La situación para las empresas petroleras en el país es desfavorable. El presidente Andrés Manuel López Obrador, conocido como AMLO, canceló dos subastas petroleras programadas al inicio de su Gobierno y fijó a las empresas privadas una meta de producción de 280.000 barriles diarios antes de considerar nuevas rondas.

PUBLICIDAD

Actualmente, las petroleras producen 97.000 barriles por día, equivalente a 5% del total nacional y apenas una tercera parte del objetivo para el cierre del sexenio.

AMLO mencionó en septiembre de 2021 que ya se podrían cancelar algunos de los 110 contratos licitados por la falta de resultados, pero decidió no hacerlo porque causaría “un alboroto” a pesar de la “especulación” con la venta de bloques y la falta de resultados.

Tras la aprobación de la reforma en diciembre de 2013, la administración anterior, a cargo de Peña Nieto, prometió una producción de tres millones de barriles diarios hacia 2018 con la inversión de empresas privadas y asociaciones, pero el objetivo fracasó y la extracción cayó de 2,5 millones que producía el gigante estatal Pemex hasta 1,6 millones diarios con una aportación marginal del sector privado menor al 5% del total.

PUBLICIDAD

Permanencia indirecta y otros negocios

BP en México también mencionó a Bloomberg Línea que mantiene una “participación indirecta” en algunos bloques de Exploración y Producción, específicamente en los de Hokchi Energy a través de Pan American Energy Group, su accionista principal.

Hokchi Energy es un consorcio que pertenece a la firma argentina Bridas y BP con una participación accionaria de 50% cada una, el cual posee dos contratos en aguas superficiales del Golfo de México.

PUBLICIDAD

El consorcio opera el campo marino Hokchi, uno de los más productivos del sector privado con 20.000 barriles diarios de petróleo, mientras enfrenta problemas en el otro contrato donde está el descubrimiento Xaxamani, en el cual solicitó una prórroga por “graves daños imprevistos en el equipo de perforación en el área de evaluación” no imputables a Hokchi, según la Comisión Nacional de Hidrocarburos.

El gigante europeo que produce 2,2 millones de barriles diarios de petróleo a nivel mundial también posee una red de más de 500 gasolineras en 29 entidades de México, además de que comercializa 300 millones de pies cúbicos diarios de gas natural para clientes industriales.

Esta nota se actualizó a las 13:50 horas en el sexto párrafo.

Lea esta historia en

English
PUBLICIDAD