Economía

México compra más gasolina extranjera en la primera mitad de 2022

Las empresas privadas importaron 23% menos gasolina a México en el primer semestre del año

Vehículos pasan frente a una gasolinera de Petróleos Mexicanos (Pemex) San Luis Potosí, México.
11 de agosto, 2022 | 04:00 AM
Tiempo de lectura: 1 minuto

Ciudad de México — México compró más gasolina del extranjero durante la primera mitad de 2022, impulsado por mayores importaciones de la empresa estatal Pemex, de acuerdo con las cifras más recientes de la Secretaría de Energía (Sener).

El país importó 501.100 barriles diarios de gasolina de enero a junio de este año, 1,5% o 7.500 barriles por día por encima del mismo periodo de 2021.

La petrolera mexicana, dirigida por Octavio Romero Oropeza, concentró la mayoría de las importaciones de gasolina con 378.600 barriles diarios, un incremento de 13% frente al mismo semestre del año pasado, mientras que las empresas privadas las redujeron en 23% hasta 122.500 unidades por día.

PUBLICIDAD

Este año Pemex tomó el control de la refinería de Deer Park en Texas, pero las estadísticas del Gobierno no reflejan su producción.

Las importaciones de diésel subieron 4% a casi 220.000 barriles diarios impulsadas por Pemex que compró 28% más en el extranjero. La turbosina tuvo un salto de 82% hasta 55.500 toneles por día.

El total de importaciones en combustibles —gasolina, diésel, gas licuado, naftas y otros— creció 4% hasta 970.000 barriles diarios.

PUBLICIDAD

El presidente Andrés Manuel López Obrador persigue la autosuficiencia en gasolina y diésel del país como eje central de su política energética. Para lograrlo encargó a la titular de Sener, Rocío Nahle, la rehabilitación de las seis refinerías de la petrolera mexicana y la construcción de la refinería Olmeca en Tabasco.

Aunque la importación de algunos combustibles se ha reducido, la funcionaria intenta año con año la meta de refinar al menos un millón de barriles diarios en el Sistema Nacional de Refinación, mientras que la empresa subsidiaria encargada de producir la gasolina y diésel, Pemex TRI, reporta pérdidas multimillonarias a pesar de los altos precios del petróleo.

El Gobierno mexicano incluso ha tenido que subsidiar la gasolina ante el crecimiento de la inflación que actualmente se ubica en 8.15%, como parte de la promesa presidencial de mantener el precio de los combustibles al margen de la inflación.

Mientras que la demanda de gasolina este año se ha ubicado entre los 700.000 y 800.000 barriles diarios, la producción del combustible no ha podido rebasar la frontera de los 350.000 barriles diarios.

López Obrador y su equipo energético pretenden que la empresa estatal cierre el año con una producción de 600.000 barriles diarios de gasolina y alcanzar la autosuficiencia en 2023.

PUBLICIDAD