Europa

Inflación de Reino Unido acelera y llega a dos dígitos por primera vez en 40 años

En concreto, los precios aumentaron un 10,1% interanual. Tanto el BOE como economistas del sector privado esperaban que la cifra fuera menor

Se acelera la inflación en el Reino Unido
Por Andrew Atkinson y Celia Bergin
17 de agosto, 2022 | 08:30 AM
Tiempo de lectura: 5 minutos

Bloomberg — La inflación del Reino Unido se aceleró por encima de las expectativas en julio, llegando a su nivel más alto en 40 años y poniendo aún más presión sobre los consumidores, así como sobre el gobierno y el Banco de Inglaterra (BOE, por sus siglas en inglés) para que tomen medidas.

En concreto, los precios aumentaron un 10,1% interanual. La cifra del mes anterior había sido del 9,4%, dijo la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS). Tanto el BOE como economistas del sector privado esperaban que la cifra fuera menor.

el BOE está luchando contra las críticas de que ha perdido el control de la inflacióndfd

Los precios de los alimentos representaron la mayor contribución al incremento del mes. Esto indica que las presiones inflacionarias se están extendiendo más allá del sector energético. Los inversores pasaron a incorporar a los precios 2 puntos porcentuales de aumento de la tasa clave del BOE, hasta el 3,75% en mayo del año que viene.

PUBLICIDAD

“Los precios de los alimentos subieron notablemente, sobre todo los productos de panadería, los lácteos, la carne y las verduras, lo que también se reflejó en el aumento de los precios de la comida para llevar”, dijo Grant Fitzner, economista jefe de la ONS. “Las subidas de precios de otros artículos de primera necesidad, como la comida para mascotas, los rollos de papel higiénico, los cepillos de dientes y los desodorantes también hicieron subir la inflación en julio”.

Andrew Sentance, antiguo responsable de la política del Banco de Inglaterra, dijo que la tasa de interés clave podría tener que subir al 3% o al 4% porque los responsables de formular la política monetaria se han “quedado atrás”.

La inflación subyacente -que excluye la energía, los alimentos, el alcohol y el tabaco- se aceleró al 6,2% interanual en julio, más que la lectura del 5,9% que esperaban los economistas.

PUBLICIDAD
El costo de comer en el Reino Unido ha subido casi 13% en el último añodfd

Las cifras suman a una crisis del costo de la vida, donde los salarios caen aún más por detrás de los precios crecientes de los bienes y servicios de todo tipo. El Banco de Inglaterra espera que la inflación supere el 13% en octubre, cuando se restablezca el límite de los precios de la energía, y el Gobernador Andrew Bailey ha señalado que está dispuesto a subir más las tasas de interés. Los inversores prevén otra subida de 50 puntos básicos en septiembre.

Los aspirantes a sustituir a Boris Johnson como primer ministro han prometido más ayudas a quienes tienen dificultades para pagar sus facturas.

El Ministro de Hacienda, Nadhim Zahawi, prometió “no dejar ninguna piedra sin remover” para encontrar opciones de actuación para el próximo gobierno.

“Estaremos preparados para ofrecer más apoyo cuando llegue el nuevo primer ministro”, dijo durante una visita a una escuela en Londres el miércoles.

“El aumento de la inflación está realmente presionando los salarios reales, incluso con un fuerte crecimiento salarial”, dijo Mike Bell, estratega de mercado global de JP Morgan Asset Management (JPM). “Y con el aumento de las facturas de energía que se producirá en octubre, la situación no hará más que empeorar”.

Lo que dice Bloomberg Economics...

PUBLICIDAD

“La inflación del Reino Unido se disparó en julio en medio de un aumento de los precios de los alimentos que ayudó a elevar la tasa por encima de las expectativas del mercado. Es probable que el punto álgido llegue en octubre, cuando los precios de la energía vuelvan a subir: vemos que el IPC anual se situará algo por debajo del 13% en ese momento. Con una inflación que supera en más de cinco veces el objetivo del Banco de Inglaterra, la cuestión no es si el banco central endurecerá su política monetaria, sino en qué medida. La lectura de hoy hace más probable que el Banco de Inglaterra suba los tipos de interés en 50 puntos básicos en septiembre - nuestra línea de base antes de la publicación de los datos era de un movimiento de 25 puntos básicos”.

-Ana Luis Andrade, Bloomberg Economics.

Los economistas son cada vez más pesimistas sobre el Reino Unido, con el riesgo de una recesión ahora visto como mucho más probable que no debido a las crecientes presiones de costes. El Banco de Inglaterra espera que la recesión comience en el cuarto trimestre y se prolongue hasta principios de 2024.

PUBLICIDAD

El banco central espera que la inflación supere el 13% a finales de este año, cuando los reguladores permitan que las facturas de la energía vuelvan a subir. Esto supondría el peor dato desde septiembre de 1980, cuando el gobierno de Margaret Thatcher tenía dificultades para contener la espiral de precios y salarios.

Otros datos mostraron que las presiones sobre los precios primarios parecen estar disminuyendo, ya que los precios de los combustibles y las materias primas sólo subieron un 0,1% en julio, el menor incremento mensual desde diciembre. Esto se debió principalmente a la caída de los precios del crudo durante el mes. Aun así, los precios de los insumos subieron un 22,6% en el año, sólo ligeramente por debajo del ritmo récord registrado en junio.

PUBLICIDAD

Los precios de producción subieron un 1,6% en el mes y un 17,1% respecto al año anterior, la mayor subida anual desde 1977.

Los fabricantes del Reino Unido están aumentando sus precios en un esfuerzo para proteger sus márgenesdfd

“El costo tanto de las materias primas como de los bienes que salen de las fábricas siguió aumentando, impulsado por el precio de los metales y los alimentos, respectivamente”, dijo Fitzner.

Otra medida de la inflación utilizada para fijar las tarifas ferroviarias y los pagos de los bonos del Estado indexados registró el mayor salto desde 1981. El índice de precios al por menor aumentó un 12,3% respecto a hace un año, frente al 11,9% del mes anterior.

PUBLICIDAD

Bailey ha culpado a Rusia de haber cortado el suministro de gas natural, elevando el coste de la electricidad en toda Europa, por el salto de la inflación. Los futuros del gas incluidos en las previsiones del BOE de este mes casi duplicaban su nivel de mayo, y han subido aún más en la última semana.

Energía, alimentos y combustible de motor representan la mayor parte del aumento inflacionariodfd

Estos aumentos se están trasladando al costo de los bienes y servicios, lo que ha llevado a los ciudadanos de todo el país a exigir mayores salarios. Los trabajadores del ferrocarril planean otra ronda de huelgas esta semana, y los profesores, los abogados y las enfermeras están considerando la posibilidad de emprender acciones propias.

Los salarios reales ajustados a la inflación cayeron un 3% en tres meses hasta junio, el ritmo más fuerte desde que se iniciaron los registros en 2001, según datos oficiales publicados el martes. El empleo aumentó en 160.000 personas en el segundo trimestre, un 46% menos que en los tres meses hasta mayo, y las ofertas de empleo cayeron por primera vez desde agosto de 2020.

PUBLICIDAD

“La crisis del costo de la vida es ahora muy real tanto para los hogares como para las empresas, por lo que es necesario que haya una forma concreta de apoyar a los grupos vulnerables con facturas de energía más altas”, dijo Alpesh Paleja, economista principal de la Confederación de la Industria Británica.

--Con la ayuda de Libby Cherry y Harumi Ichikura.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD