Europa

Supermercados británicos están sacando la fecha de vencimiento en ciertos productos

Morrisons inició la tendencia eliminando los indicadores del 90% de su leche de marca propia, y animando a los compradores a utilizar una “prueba de olfato” en su lugar

Una bolsa de patatas en el supermercado británico Morrisons
Por Ryan Hesketh
24 de agosto, 2022 | 10:47 AM
Tiempo de lectura: 1 minuto

Bloomberg — Distintos supermercados británicos están dejando de poner la fecha de vencimiento de ciertos productos perecederos, favoreciendo el juicio de los consumidores.

Y si bien las compañías dicen que esto ahorrará dinero a los clientes y reducirá los desperdicios, también marca medidas cada vez más intensas para lidiar con una inflación galopante.

Asda, Co-Op, Morrisons, Waitrose, Tesco Plc y Marks & Spencer Group Plc han anunciado la supresión total o parcial de sus tradicionales fechas de caducidad y de consumo preferente en determinados productos. En algunos casos pasarán a utilizar códigos escaneables que el personal de la tienda puede controlar para descartar artículos que ya han caducado.

PUBLICIDAD

Morrisons inició la tendencia eliminando los indicadores del 90% de su leche de marca propia, y animando a los compradores a utilizar una “prueba de olfato” en su lugar. El minorista Asda anunció que eliminará las fechas de caducidad en casi 250 de sus productos de frutas y verduras frescas a partir del 1 de septiembre.

La cadena de supermercados Waitrose también eliminará la fecha de caducidad de casi 500 productos frescos, como tubérculos, frutas y plantas de interior, a partir de septiembre, mientras que su rival M&S las eliminará de más de 300 líneas de frutas y verduras en sus tiendas.

Todos los supermercados se comprometieron a reducir el desperdicio de alimentos junto con sus anuncios de cambios en la política de etiquetado, y Co-Op, que eliminó las fechas de caducidad en el yogur de su propia marca, citó el desperdicio como el principal motor.

PUBLICIDAD

Sin embargo, aunque los minoristas han tratado de hacer ver el cambio de política como una medida de conciencia medioambiental, el cambio se produce en un contexto más sombrío en el Reino Unido, donde los medios de comunicación han comenzado a sugerir que los británicos con problemas económicos por la inflación deberían considerar el consumo de alimentos caducados.

--Con la ayuda de Julian Harris.

PUBLICIDAD