Economía de los influencers: cuánto ganan y por qué es el trabajo soñado de la Gen Z

Según una encuesta, alrededor del 45% de los creadores de esa edad dicen que aspiran a tener un negocio y ganar dinero con los contenidos que comparten en internet

Barker dejó su trabajo de recursos humanos en Londres para dedicarse a tiempo completo a su canal.
Por Jo Constantz
25 de agosto, 2022 | 11:55 AM
Tiempo de lectura: 5 minutos

Bloomberg — Los trabajadores más jóvenes de Estados Unidos quieren tener sus propios negocios, pero no los que sus padres podrían imaginar.

La búsqueda de convertir las publicaciones en las redes sociales en ingresos sostenibles es mayor entre los miembros la generación más joven de trabajadores, según un nuevo estudio de Adobe Inc. Alrededor del 45% de los creadores de la Generación Z encuestados por la compañía dijeron que aspiran a tener un negocio y ganar dinero con el contenido compartido en internet. La encuesta se realizó en mayo y alcanzó a más de 9.000 influencers y creadores en nueve países.

Adobe define a los creadores como las personas que publican contenido social con el objetivo de hacer crecer su presencia en línea o promocionar su trabajo creativo. Esto puede ser cualquier cosa, desde la fotografía hasta la música o NFTs. Los influencers encuestados declararon tener más de 5.000 seguidores en su principal red social y ganar dinero mediante la publicación de contenido.

PUBLICIDAD

Los creadores de contenidos y los influencers de la Generación Z forman parte de la ola de emprendimiento que ha acompañado a la sacudida del mercado laboral durante los últimos dos años. Aunque muchos estadounidenses crearon empresas durante el confinamiento de la pandemia por necesidad, la tendencia ha continuado, impulsada por el deseo de flexibilidad y mayor control sobre el propio futuro financiero. El año pasado se crearon un récord de 5,4 millones de nuevas empresas en EE.UU., según datos del Censo. Aunque la tasa mensual se ha estabilizado por debajo de su máximo de 2021, se ha mantenido muy por encima de los niveles anteriores a la pandemia.

Una persona mira su video publicado en TikTokdfd

Aunque se ha especulado mucho sobre si este repunte en la creación de pequeñas empresas era una temporal o el inicio de un cambio de tendencia a largo plazo, “lo que estamos viendo es que esta tendencia no muestra signos de disminuir”, dijo Luke Pardue, economista de la plataforma de servicios de nómina Gusto.

El cambio de dinámica es en parte generacional, dijo. “Específicamente entre los trabajadores más jóvenes, estamos viendo esta tendencia de que, incluso en medio de un mercado laboral ajustado, los trabajadores no están viendo aumentos salariales que se mantengan al día con la inflación, por lo que se están moviendo hacia el autoempleo donde pueden determinar su compensación un poco más independiente”, dijo Pardue. “El empleo de 9 a 5 no permite alcanzar algunos de los hitos que estaban al alcance de las generaciones anteriores”.

PUBLICIDAD

Por qué los trabajos ideales de la generación Z son muy diferentes de los de los millennials

Mientras que los Millennials están experimentando con trabajos paralelos para ganar dinero extra junto a su trabajo diario, la Generación Z se centra más en convertir un proyecto en una carrera, dijo Maria Yap, vicepresidente de aplicaciones de imagen digital en Adobe. “Están pensando, no: mi trabajo podría ser lo que me apasiona”.

Algunas universidades, como la Universidad de Duke, la Universidad del Sur de California y la Universidad de Virginia, han respondido al cambio en la demanda ofreciendo clases sobre cómo crear empresas de éxito en las redes sociales.

La investigación de Adobe sugiere que abandonar la escalera corporativa por la Instagram puede suponer unos ingresos de seis cifras si se hace a tiempo completo, aunque la realidad suele ser más complicada.

Los creadores que monetizan contenidos ganan US$61 por hora de media, según Adobe. Si se hace 40 horas a la semana, Adobe estima que esto se traduciría en un ingreso anual de US$122.000. Los influencers encuestados por Adobe ganan US$81 por hora, lo que se traduciría en unos US$162.000 si lo hicieran a tiempo completo.

Sin embargo, los límites son a menudo borrosos entre los aficionados y los buscavidas, y la mayoría de las personas encuestadas por Adobe no son de tiempo completo. Los creadores de contenidos dedican una media de nueve horas a la semana y los influencers dedican una media de 15 horas a la semana a crear contenidos. En Estados Unidos, seis de cada diez creadores tienen trabajos a tiempo completo, según Adobe. Si los creadores se deshicieran de sus trabajos diarios, no está claro si serían capaces de conseguir suficiente negocio para llenar una semana de trabajo de 40 horas.

La percepción pública suele ser que los creadores de contenidos y las personas influyentes con más de 10.000 seguidores obtienen unos ingresos importantes, pero esto dista mucho de la realidad, según Qianna Smith Bruneteau, fundadora del American Influencer Council, una asociación de profesionales de los contenidos de las redes sociales.

PUBLICIDAD
Katie Feeney, una creadora de TikTok, se prepara para filmardfd

De los que crean contenidos a tiempo completo, sólo un 12% gana más de US$50.000 al año, según una encuesta global de más de 9.500 creadores publicada en abril por Linktree, una plataforma de intercambio de enlaces muy popular entre los influencers. El salario digno en Manhattan es de casi US$53.000 , según la calculadora de salario digno del MIT.

¿La creación de contenidos es un buen trabajo ideal?

Según Bruneteau, mientras que algunos creadores y personas influyentes alcanzan el éxito por casualidad, a otros les puede costar innumerables horas de trabajo duro sin remuneración para conseguir seguidores. “Producir contenido todos los días, en un entorno en el que prima el video, requiere un trabajo tremendo”, afirma. Eso puede significar años de contenido gratuito antes de que un creador vea dividendos. “Cuando se empieza, no se puede esperar ganar dinero inmediatamente. Como cualquier pequeña empresa, se necesitan unos dos años para alcanzar el punto de equilibrio”, explica Bruneteau.

Incluso con una gran audiencia, la monetización de los contenidos no es fácil: se necesita una gran perspicacia comercial para presentarse a las marcas y establecer asociaciones. Y los creadores de éxito deben trabajar para generar tantas fuentes de ingresos como sea posible a través de las plataformas, desde los ingresos por publicidad hasta los productos, pasando por los talleres y las clases.

PUBLICIDAD

Tejas Hullur, de 21 años, es un influencer afincado en Nueva York. Después de empezar a publicar sobre criptomonedas y finanzas durante el verano boreal de 2020, Hullur dijo que alcanzó su punto álgido publicando sobre la propia economía de los creadores. “Es muy irónicamente meta, en el sentido de hacer contenido para otros creadores”, dijo.

Al igual que muchos de sus compañeros, Hullur tuvo que diversificar rápidamente su fuente de ingresos después de que los ingresos de los acuerdos con las marcas resultaran ser irregulares. Sin embargo, la imprevisibilidad de los ingresos dificulta la planificación eficaz, sobre todo cuando la recesión económica amenaza los presupuestos de marketing de las empresas. Y la longevidad de la carrera de los influencers es un problema. A menudo, la fama en Internet (y el dinero que la acompaña) no dura para siempre.

PUBLICIDAD

“Jugamos en este mundo de la exageración. Puede parecer que estás en la cima del mundo”, dice Hullur. “He visto esto una y otra vez: la cantidad de TikTokers que estaban en la cima del mundo en 2020, que todavía tienen un negocio totalmente monetizable y floreciente hoy es, diría, menos del 5%. Sube y luego baja”.

Lea más en Bloomberg.com

PUBLICIDAD